Salyut-7
Crítica de la película basada en hechos reales Salyut-7: héroes en el espacio, en cines a partir del 8 de junio de 2018. Es una película basada en hechos reales que bos cuenta la historia de la misión espacial rusa más arriesgada.

Ha llegado a España con bastante retraso desde que se estrenara en Rusia en octubre del año pasado (y pudiera verse, por cierto, en el Festival de Cine de Sitges)... Pero llega, que es lo importante. Salyut-7: héroes en el espacio es una película de ciencia-ficción basada en hechos reales, que incluye partes dramatizadas acerca de una de las misiones espaciales más arriesgadas de cuantas se recuerdan.

Consigue la película en Blu-Ray a un precio increíble

En el mes de febrero del año 1985, la estación espacial Salyut-7 sufrió un fallo en el sistema eléctrico quedando a la deriva. Llevaba orbitando alrededor de la Tierra cuatro meses sin tripulación, a la espera de nuevos astronautas y cuando dejó de comunicarse, el apagón llevó a pensar en, claro está, un boicot americano. 

Con la enorme presión de la carrera espacial como acicate, y sobre todo, con la esperanza de conseguir salvaguardar su tecnología y su reputación, la Unión Soviética organizó un plan de rescate, enviando a los dos cosmonautas más experimentados a reparar la nave: Viktor Savinykh y Vladimir Dzhanibekov.

VIDEO

Tráiler de Salyut-7: héroes en el espacio

Sin embargo, las dificultades a las que tuvieron que enfrentarse fueron tantas y tan duras que la película no deja de añadir capas a la historia oficial que nos habían contado hasta ahora. Empezando por el problemático acople de la Soyuz T-13 en la que viajaban, que tuvo que realizarse de forma manual al carecer de electricidad en la precursora de la MIR y tener que hacerlo además a la velocidad a la que giraba y posteriormente por las bajísimas temperaturas de su interior. Encontraron la nave congelada (incluyendo los suministros más básicos como el agua o los alimentos) y no tenían ni las herramientas ni los trajes adecuados para enfrentarse a dichas condiciones, a lo que había que sumar el fallo de los sistemas de oxigenación y hasta un fuego, por no hablar del desaliento ante lo que parecía una tarea imposible.

10 viajes espaciales que no olvidarás

Huelga decir que durante décadas se ha considerado la misión más compleja de la astronáutica, y que fue tildada incluso como suicida. La gran duda que podéis tener al ir a ver la película de Salyut T-13 es si os encontraréis un relato patriotero al uso, en el que se glorifique a los héroes como mera herramienta propagandística. Llegados a este punto, tenemos buenas noticias para vosotros: sí, hay orgullo identitario, pero más allá de eso, la cinta ensalza a las personas y a su implicación en la tarea. 

Y lo consigue gracias a la eficiente treta de presentar a dos protagonistas antitéticos: uno de los astronautas tiende a improvisar, es arriesgado y poco cerebral en tanto que su compañero es exactamente lo contrario, un hombre de ciencia que cree en los protocolos y el trabajo en equipo y cuyo perfil es más el de ingeniero que el de cosmonauta como tal.

También añade a la narración de Salyut-7: héroes en el espacio flashbacks que añaden información muy relevante acerca de sus vidas personales y sus motivaciones.

Los ejes sobre los que rota la película son el compromiso, la dedicación y el sacrificio, sobre todo en momentos más dramáticos. En palabras de Klim Shipenko, esta película ha sido su forma "de rendir homenaje a los cosmonautas de mi país, auténticos héroes y grandes desconocidos, en general, de la exploración del cosmos”. Así pues, la narración nunca pretende ser un panfleto (antes al contrario, incluso muestra cómo se trataba de manipular a la opinión pública incluso, aunque sea de forma muy sutil), sino que va más allá, consiguiendo un equilibrio muy interesante entre los dramas personales y el conflicto más general que se aborda.

Espaciofobia: 7 maneras de quedar atrapado en el vacío 

El problema de la película es que hay una gran diferencia entre lo que sucede en el espacio y lo que sucede en tierra. Hay una increíble belleza en todo lo que atañe al cosmos: desde los planos exteriores de la estación espacial con su silueta recortada sobre la Luna o con el perfil de la Tierra hasta, por ejemplo, el de la fuga de agua condensada en gotas sobre las que rebota la luz y se refleja.

Salyut-7

También se busca a toda costa la verosimilitud gracias a una labor de documentación exhaustiva y al propio rodaje: se han rodado 40 minutos de la película en gravedad cero, lo que Shipenko ha considerado un enorme reto tecnológico. Es fácil identificarse con los cosmonautas pero no tanto con sus familias (que desde luego no parecen vivir a mediados de los 80). Es curioso que la película se desenvuelva tan bien con su parte más compleja y de forma tan torpe en la que debería ser más sencilla...

En cualquier caso, el exquisito diseño de producción y la magnífica banda sonora recorren un relato épico y emocionante de principio a fin. Salyut-7: héroes en el espacio no tiene nada que envidiar a otros relatos espaciales: tiene poesía, tiene enjundia y no renuncia a la belleza rescatando del olvido a quienes tanto hicieron a costa de jugarse sus propias vidas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La gesta espacial rusa más recordada de todos los tiempos se lleva a la gran pantalla con tensión y sin renunciar a la belleza que brinda el desafiante espacio.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La banda sonora que le imprime ritmo a la narración, el montaje y la emoción que transmite la historia, completamente universal.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La atmósfera de mediados de los 80 no está demasiado conseguida y la parte que se desarrolla en la Tierra es menos potente.
Hobby

85

Muy bueno

Y además

Salyut-7 (2017)

Lanzamiento: