Bloodborne: La muerte del Sueño
Análisis

Reseña de Bloodborne: La muerte del Sueño - El cómic del juego

Por Jesús Delgado

Bloodborne: La muerte del Sueño es el cómic del juego exclusivo de From Software para PS4. Ales Kot y Piotr Kowalski recrean una aventura protagonizada por un cazador anónimo que busca la sangre pálida para superar de una vez la cacería.

Los cómics de videojuegos están cambiando mucho. Hasta hace poco, eran (habitualmente) productos espúreos, de nula calidad, llamados a engatusar a jugadores incautos, deseosos de picar con cualquier tipo de merchandise de su juego favorito. Sin embargo, de un tiempo para acá, los títulos se han ido sofisticando más y más. Y, aunque no siempre se guarda fidelidad respecto al título digital, los cómics basados en ellos están alcanzando un grado de calidad bastante óptimo.

Consigue ya el artbook de Bloodborne

Sirva como ejemplo el que nos disponemos a a analizar hoy. Se trata de Bloodborne: La muerte del Sueño, el primer volumen que recoge los cuatro números iniciales de la colección de Bloodborne de Titan Comics. Esto es, una colección que desarrolla el mundo de Yharnam más allá del videojuego. Para ello, se cuenta la historia de distintos pobladores de la ciudad, de forma paralela (sino independiente) a los del juego de Bloodborne y su DLC/Expansión, Los Viejos Cazadores

De este modo, este primer volumen nos narra la historia de un cazador anónimo. Tras reunirse con Los Polvorillas (The Powder Keg Hunters) y su líder, Djura, en Viejo Yharman, durante el incendio del barrio, el protagonista de la historia comienza un viaje por las regiones de pesadilla de la ciudad. ¿Su objetivo? Huir de la cacería mientras trata de proteger a un extraño niño, que supuestamente porta la Sangre Pálida.

A través de su viaje, el cazador y el Sangre Pálida recorrerán distintas áreas del juego, en un intento de despertar y dejar atrás el infierno de la ciudad, asolada por la enfermedad, la maldición y la locura. ¿Lo conseguirán? ¿Y si es así, a qué precio?

Bienvenido a Yharnam. Para empezar, ¡Has muerto!

Lo primero de todo, se debe decir que Bloodborne: La muerte del Sueño es un cómic eficiente y dedicado, con mucho cariño, a los fans del título de FromSoftware. Su guionista, Ales Kot se ha cuidado en documentarse para ofrecer una historia que bien puede leerse de manera independiente o utilizarla como tie-in de los eventos principales del juego. En muchos sentidos, no desdice nada de la continuidad del juego (ni de la expansión), pero tampoco arroja luz sobre su mitología. En esta línea es tremendamente respetuoso con la premisa de misterio y desconocimiento que rodea el trasfondo de descubrimiento del lore del mundo. 

Por otro lado, Kot es muy inteligente y adapta las mecánicas del juego para contar la historia. Esto es, el uso de farolillos, la entrada al sueño, la recurrencia y resurrecciones de los cazadores, los eventos del background de la historia (como el saqueo de la aldea de los pescadores de The Old Hunters, el pogromo del barrio viejo de la ciudad o el papel de la verdadera Iosefka como doctora de los necesitados). Gracias a ello, el cómic parece que, efectivamente, es una historia ambientada en el mundo del videojuego.  Algo que, por ejemplo, no ocurre con los cómics de Darksouls, por ejemplo, a pesar de sus muchos puntos fuertes.

Que, además, su dibujante, Piotr Kowalski, haya realizado una encomiable labor artística, es otro valor. El ilustrador respeta el estilo, la arquitectura y la estética visual del juego. Y se vuelca en ellos, reflejando todo tipo de elementos. Desde tontunas como el atuendo del cazador y los polvorillas, hasta el uso y diseño del armamento (el trabuco, la lanza dentada y la sierra giratoria, para más señas), pasando por los monstruos como las amygdalas o las grandes bestias. 

Ciertamente, hay alguna libertad creativa, que podemos perdonar, ya que no deja de ser un trabajo artístico que puede distanciarse ligeramente del juego para darle algo de gracia a la historia. Y, en honor a la verdad, no son libertades que rompan mucho con la premisa original. De ahí que hasta podamos aprobarlas y alabarlas. Aunque eso implique un tono más ligeramente optimista del que recordábamos haber sufrido durante nuestras muertes y renacimientos en las partidas. 

En contraprestación, eso sí, tenemos que decir que la historia es algo predecible (sobre todo si conoces la mitología del juego) y que hay un par de cabos sueltos que hacen que el relato chirríe. No es una aventura especialmente emocionante que nos provoque las sensaciones de terror, repulsa y adrenalina del juego original. Con todo, hay que admitir que es una trama correcta, apta para el fandom. De forma paralela, Kowalski se lo curra como ilustrador, pero tampoco esperéis un estilo especialmente elaborado, espectacular o sensacional. Es sobrio, pero eficiente. Y eso debería bastarnos.

En resumen, si os gusta Bloodborne, quedaréis satisfechos con este título, que debería figurar en nuestro listado de mejores cómics basados en videojuegos

Bloodborne: La muerte del sueño

Bloodborne: La muerte del Sueño es un tomo en formato de tapa dura, a todo color. Su precio recomendado es de 17,50 euros.

Valoración

Atractivo aproximación al videojuego a través de una historia original que pudo (o no) suceder en paralelo a los hechos del juego.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

El uso de las localizaciones, del vestuario, de la mitología y de los enemigos del juego original. Se solapa muy bien con la trama principal.

Lo peor

El argumento no es nada imaginativo y, quizá, más optimista que el juego. El dibujo es correcto sin ser espectacular.