El Guantelete del Infinito, el gran crossover de Marvel
Análisis

Reseña de El Guantelete del Infinito, el gran crossover de Marvel

Por Jesús Delgado Manzano

El Guantelete del Infinito es uno de los grandes cómics de Marvel que inspiran Vengadores: Infinity War. En esta reseña analizamos el crossover clásico firmado por Jim Starlin y George Pérez, que enfrenta al Universo Marvel contra Thanos.

La espera se ha acabado. Esta semana llega a nuestros cines Vengadores: Infinity War. Aprovechando la proximidad del estreno de esta tan anhelada película de Marvel Studios, finalmente nos disponemos a reseñar uno de los cómics que inspiran la cinta de los hermanos Russo: El Guantelete del Infinito.

El Guantelete del Infinito es el tomo 3 de la Colección Jim Starlin y el eje central de la llamada Saga del Infinito. Es un crossover dividido en seis capítulos que realizaron Jim Starlin (como guionista) y George Perez (como dibujante principal) a lo largo de 1991. Os hemos ido contando su premisa tanto en El Renacimiento de Thanos como en El Guantelete del Infinito: Prólogo. El Titán Loco Thanos es resucitado por la Muerte para acabar con el problema de sobrepoblación mundial, y este no tarda en ponerse manos a la obra.

En un intento de impresionar a su amada Muerte, el villano reúne seis artefactos de poder descomunal, las seis gemas alma, o gemas del Infinito. Estas le dan el poder de controlar el tiempo, el alma, la realidad, el tiempo, la mente... Vamos, que con las seis en su poder y engarzadas en único guantelete, Thanos es un dios omnipotente, decidido a extinguir la mitad de la población del universo.

¿Será lo mismo Infinity War que los cómics? En este reportaje os lo contamos en detalle. 

El Guantelete del Infinito arranca con Thanos en la cúspide de su poder, mientras el héroe cósmico Estela Plateada llega a la Tierra en busca de ayuda. Con la ayuda del Docto Extraño y de un inesperado aliado, el surfista cósmico tratará de reclutar a los héroes más poderosos del planeta para detener la amenaza cósmica.

¡Todos contra Thanos!

En el Marvel del pasado siglo XX existen dos crossovers que destacan enormemente, por encima de todos y que, a su manera, son los que mayor precedente han sentado para la línea editorial de la Casa de las Ideas. Uno de ellos es, claramente, Secret Wars. El combate entre héroes y villanos en el Mundo de Batalla fue la madre de todos los crossovers y, a nivel editorial, sentó un precedente en cuanto a modelo, argumento y desarrollo.

Otro es, obviamente, El Guantelete del Infinito. Esta saga irrumpió a principios de los noventa, cuando la enorme crisis del mundo del cómic no estaba muy lejos. Podemos decir que, en esencia, esta saga mantuvo temporalmente el interés de los lectores antes de la debacle noventera que sumiría la industria (y en especial a Marvel) en uno de sus periodos más oscuros tanto a nivel creativo como a nivel de ventas. 

El Guantelete del Infinito

El Guantelete del Infinito es, ante todo, épica clásica, con un principio de drama griego. Starlin convierte al antagonista principal de este relato, Thanos, en el verdadero protagonista. Este es un ser con el poder de un dios, pero sus propias complejidades internas, sus mezquindades e inseguridades, lo convierten un ídolo con pies de barro. En este contexto, el autor nos presenta a un villano cuyas puras intenciones acaban malogradas por sus propias perversiones y su deseo subconsciente de fracasar. ¿Por qué? Porque inconscientemente su corazón no anhela la destrucción que está causando. Solo desea ser amado por algo que no le puede corresponder: La Muerte. 

Esta construcción de personaje principal, en torno al cual se articula toda la acción, permite al guionista parir una historia muy rica y compleja, en donde se permite aprovechar todo el Universo Marvel. Desde Spider-man y algún X-men destacado, hasta héroes de segunda como Quasar o la versión temporal de Thor que militaba entonces en los Vengadores. Si bien todos son secundarios, ejercen una labor brillante como ayudantes del contrapunto.

La Colección Jim Starlin cuenta el ascenso y caída de Thanos durante los años 90. Es un relato imprescindible de Marvel. ¡Consigue todos los tomos en Amazon!

Este contrapunto del que hablamos nace de la genialidad de reciclar el arco argumental de La Saga de Thanos, publicado en los años 70, haciendo referencias a esta y trayendo de vuelta a Adam Warlock, el gran personaje cósmico de Marvel en los 90. Gracias a esta saga, Warlock se erigiría como el compañero kármico de Thanos, y posiblemente su único amigo, en los sucesivo. Es este mismo personaje quien a la vez se convierte en el antagonista del protagonista, siendo a su vez el conductor de la acción que desarrolla el choque entre los héroes y el Titán Loco.

Toda esta premisa, por cierto, está narrada con un delicioso buen gusto. Starlin nos brinda diálogos increíbles y poéticos, cargados de enorme fuerza y con una lucidez digna de los maestros del cómic de superhéroes. Las propuestas metafísicas y filosóficas que realiza, las metáforas y los discursos que plantean nos hablan el lenguaje de los grandes dramas de la literatura, aunque vistiéndolo con trajes de mallas y capas. Esta mezcla de géneros hace que más que un crossover al uso, de tortas y poderes cósmicos, lo que leemos es uno de los relatos más elaborados, serios y geniales de Marvel en toda su historia.

Que el dibujante sea precisamente George Perez es un valor más a tener en cuenta. Perez es uno de los grandes ilustradores del género. La fuerza y la variedad de expresiones corporales y faciales, el aprovechamiento del plano y de los espacios, su narrativa clara y concisa (incluso en escenas irreales) nos brinda uno de sus mejores trabajos hasta la fecha.

Si contamos también que Ron Lim ejerce de co-ilustrador, compatibilizándose con Perez en ciertas secciones del relato, podemos dar palmas de alegría. Lim, que se había encargado del ascenso de Thanos en la serie de Silver Surfer, regresa para este último asalto. Gracias a esta elección, la transición entre "lápices" es muy limpia. Si bien podemos discernir quién es el autor de qué partes, ambos se intercalan de forma natural y fluida y no rompen la narración.

Si tenemos que echar algo en cara a El Guantelete del Infinito es que dejó el listón muy alto como historia, poniéndoselo difícil a las obras que la siguieron. Su éxito también tuvo otro precio, el de que posteriormente se sobreexplotara la idea original en secuelas como La guerra del Infinito y La cruzada del Infinito, restando fuerza y frescor a la propuesta primitiva de la saga en la que derivaría. 

Además, está el hecho de que tras esto, Thanos se volvió a convertir en un personaje en activo en el Universo Marvel. Y no pasaría mucho tiempo antes de que tanto él como las gemas del Infinito se convirtieran en elementos recurrentes y reiterados hasta la explotación en tramas cada vez más imposibles. Con todo, podemos decir que fue una suerte que una historia tan buena como es El Guantelete del Infinito se llegara a publicar. Posiblemente, sin ella, nunca hubiéramos tenido en cines Vengadores: Infinity War.

El Guantelete del Infinito

El Guantelete del Infinito es el tomo 3 de la Colección Jim Starlin. En este completísimo tomo se incluye TODO el crossover central. Puede encontrarse en librerías especializadas, tiendas on-line y grandes superficies al precio de 19,95 euros.

Valoración

Icónico crossover clásico, en el que Jim Starlin contaría una de las mejores grandes sagas cósmicas de Marvel. Irrepetible y único.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

La narración, el discurso, el uso de los héroes, los lápices de George Perez, cómo reaprovecha cómics clásicos. Thanos como personaje.

Lo peor

Esta influenciada por la incipiente saturación que afectó a la industria en los 90. Puso un listón muy alto.