Reseña de La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección
Análisis

Reseña de La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección

Por Jesús Delgado Manzano

La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección es el tomo décimo de la colección Jim Starlin que recopila toda la Saga del Infinito de Marvel durante los años 90. En él Silver Surfer, Warlock y Quasar vuelven a ser las estrellas.

El final se acerca. La colección Jim Starlin, que reúne toda La Saga del Infinito, los mayores eventos cósmicos de Marvel durante los años 90, está tocando a su final. Con la reseña de su décimo tomo, La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección, nos acercamos al umbral de la conclusión de las pugnas por las gemas del Infinito, que se saldará con La Cruzada del Infinito

La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección es un tomo que contiene los números 41 y 43 de la edición yankee de Quasar, la novela gráfica The Silver Surfer: Homecoming y la mini-serie crossover The Silver Surfer - Warlock: Resurrection. Y añadido a todo ello una serie de ilustraciones con relato, editadas originalmente en el Marvel Swimsuit Special #2, el cual está ambientado en la Isla de los Monstruos. 

De este modo, el presente volumen se centra en los héroes Estela Plateada, Adam Warlock y el heredero del Capitán Marvel, Quasar y sus respectivos destino tras los sucesos de La Guerra del Infinito.Por un lado, descubrimos como Wendell Vaughn logró sobrevivir a los efectos del nulificador cósmico, en tanto que Estela Plateada debe volver a su hogar en el mundo de Zenn-La para reencontrarse con el amor de su vida, la ahora emperatriz Shalla Bal.

Hazte ya con toda la colección Jim Starlin, desde La Resurrección de Thanos hasta La Cruzada del Infinito

La conclusión de este libro, además, contará la misión desesperada que llevarán a cabo el héroe plateado junto a Warlock y su Guardia del Infinito, cuyo viaje les llevará a lo más profundo del Hades. Este relato, por cierto, determinará la relación entre el Ex-Heraldo de Galactus y el anterior poseedor de las Gemas del Infinito. 

Y hasta aquí os contamos. En las siguientes líneas os hablaremos de los pormenores de este tomo, que ya os adelantamos es un bocado recomendado para los amantes del Marvel Cósmico clásico. 

El tres héroes cósmicos

Al hablar de La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección hemos de tener en cuenta que estamos ante un tomo con un target muy concreto y muy claro, los fans de la línea cósmica de Marvel. Una línea que, por cierto, no siempre ha sido la más popular de la Casa de las Ideas, pero sí que ha mantenido un público fiel a lo largo de los años. En este sentido, la trama de las historias que el volumen contiene no tiene un peso determinante en todos los hechos de la colección. Sin embargo, no por ello deja de tener cierto encanto para el devoto de los relatos intergalácticos. Máxime cuando Estrella Plateada protagonizada más de la mitad del contenido del tomo.

Ciertamente, uno de los lastres del presente volumen son los episodios dedicados a Quasar, un héroe de culto, que venía a sustituir al Capitán Marvel como protector del Universo, y que aun contando con cierto peso en la mitología de Marvel, nunca ha sido un clase A de la Casa de las Ideas. Su relato, que viene a atar los cabos sueltos relativos a la implicación del personaje en La Guerra de las Ideas, viene a ser más un compromiso con el lector que busca explicaciones más que un contenido de obligada lectura o recubierto de gran interés.

Sin embargo, salvado este episodio, tenemos dos piezas muy interesantes. La primera de ellas es la novela gráfica Estela Plateada: Vuelta a Casa (The Silver Surfer: Homecoming) que es un relato-paréntesis en el que se cuenta cómo Norrin Radd regresa a su hogar, para encontrárselo desaparecido de nuestro plano de existencia. Con ayuda de Dragón Lunar, de la Guardia del Infinito de Warlock, logrará regresar a su planeta natal y descubrir la interferencia de un ser cósmico en la vida de sus parientes y amigos.

Esta novela gráfica está escrita por Jim Starlin y dibujada por Bill Reinhold, con colores de Linda Lessmann. Se trata de un one-shot muy correcto, con un estilo visual y narrativo clásico, que a día de hoy parece incluso anacrónico. Sin embargo, es también una muestra de uno de los más bellos trabajos artísticos del Marvel de los 90. Aun no siendo un relato rompedor ni revolucionario, es también una obra que no deberían perderse los forofos del Heraldo de Galactus, ya que es un relato que enraiza con sus orígenes y colma la etapa de Jim Starlin y Rom Lim como reformadores del héroe.

Esta es la Jerarquía de poder en Marvel. ¿Quién responde ante quién?

Dicha novela, a su vez, cuenta con una secuela ya firmada por el propio Jim Starlin como guionista y dibujante, titulada Estela Plateada / Warlock: Resurrección (The Silver Surfer - Warlock: Resurrection). Esta mini-serie de cuatro números es un colofón que sirve para cruzar los pasos de Warlock, Gamora y el resto con los de Norrin Radd de manera definitiva. Esta última parte del libro es una mini-serie al uso, típica de Marvel de los 90, con un estilo visual y un acabado muy propio de su momento.

Sin embargo, en ella también se detecta el cariño y el trabajo del propio Starlin, quien nos brinda una muestra de un trabajo muy potable, atractivo y que mezcla conceptos cósmicos como metafísicos, elementos inherentes y reiterados dentro de los relatos del espacio de Marvel. Y todo ello con un trazo firme, una narrativa acorde a su tiempo, pero que resiste bastante bien el paso de los años, y un estilo muy limpio.

Quizá la tara que podamos sacarle a todo ello es precisamente el anquilosado discurso de Starlin, que sigue siendo excepcionalmente grandilocuente, tratando de probar las mieles de la épica. El lector no acostumbrado con esta línea editorial de Marvel, propiciada por Stan Lee y Jack Kirby y alimentada por Roy Thomas, puede encontrarse con un muro contextual, que le haga difícil empatizar o simpatizar con el relato y sus personajes. Una vez sorteado, disfrutará de él como un enano. Sobre todo si ya ha conseguido cierto callo lector.  

En conjunto, pues, planteamos que este tomo es una lectura interesante y recomendada, pero con matices. No es un volumen imprescindible, ni mucho menos, pero sí que resulta interesante echarle un ojo y controlar las historias que contiene. Sobre todo, como ya hemos dicho, si el lector es devoto del Marvel Cósmico.

Reseña de La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección

La Guerra del Infinito. El día después: Resurrección está ya disponible en tiendas y comercios on-line. Su precio de venta recomendado es de 19,95 euros.

Valoración

Compendio de historias que sirven de puente entre La Guerra del Infinito y La Cruzada del Infinito. Un tomo que culmina el camino antes del fin, con una excelente novela gráfica como añadido.

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

La novela Silver Surfer Homecoming, el guión de Jim Starlin en los capítulos de Estela Plateada y Warlock.

Lo peor

La densidad de la propia lectura. Su tono marcadamente cósmico y anacrónico. No apto para lectores cínimos. Los capítulos de Quasar.