Ir al contenido principal
La Noche Más Oscura
Análisis

Reseña de La Noche Más Oscura - La gran prueba de Green Lantern

Por Jesús Delgado

Green Lantern revivió como franquicia en los años 2000 gracias al guionista Geoff Johns. La Noche más Oscura es la historia que validó a Hal Jordan como personaje tras su regreso del Más Allá, redimiendo a esta versión del héroe en el cómic.

Todos conocemos el juramento de Green Lantern... ¿O no? Ya sabéis: En en el día más brillante, en la noche más oscura, ningún mal podrá escapar de mi vigía. Que aquellos que adoran al mal teman mi poder... ¡La luz de Green Lantern! Resulta gracioso y acertado que una de las estrofas del juramento que carga de poder el anillo de el GL Corps de también nombre a una de sus historias más terribles en cuanto a impacto y más grandiosa dentro de su bibliografía.

Hacia 2009, Geoff Johns era el guionista de Green Lantern, pero también uno de los escritores más distinguidos de DC Comics. A él le debimos series como 52 y otros títulos petones de dicha década. El autor había demostrado cómo manipular la "historia antigua" de sus personajes, darles una vuelta de tuerca, redimirlos y regenerarlos, entendiendo el tinte mitológico de los personajes de DC y ese vicio propio de la "Distinguida Competencia" y de la industria del cómic, que haceque todo cambie para que todo siga igual. 

En estas, Johns se encontró precisamente en 2004, trayendo de vuelta a Hal Jordan de entre los muertos. Jordan, el Green Lantern de la Edad de Plata (y segundo en aparecer si nos atenemos a la historia editorial de DC) era un apestado. En los 90, poco después de la muerte de Barry Allen (Flash) y en la época que concurrió la Muerte de Superman, su ciudad Coast City fue destruida y en medio del pesar, Hal dejó que la entidad Parallax, encarnación elemental del Miedo y de la Luz Amarilla, le poseyera. Esto provocó que, al final los héroes le tuvieran que dar boleto y lo eliminaran. 

Podéis encontrar los detalles de la trágica muerte de Hal Jordan en el tomo La Muerte de Green Lantern

Luego, Jordan pasaría a convertirse en el otro Espectro, y etc, etc... Luego resucitaría, como hiciera (por ejemplo) el citado Barry Allen. Pero donde Barry había muerto como un héroe, Hal había muerto como un traidor y un villano. De ahí que tuviera que desandar mucho camino para volver a ganarse el cariño y la confianza de sus antiguos aliados y sus jefes, los Guardianes del Planeta Oa.

En este escenario, estallaba en el Universo la Guerra de la Luz, un conflicto entre los distintos cuerpos de Lanterns. Los Zafiros Estelares, representantes del amor; los Sinestro, del Miedo, los Red Lantern de la Ira, los Blue Lanterns, de la Esperanza y el Agente Naranja (o Agente Orange), de la Codicia. Y en medio, los Green Lantern, representantes de la Voluntad y el Valor. Esta guerra, sin embargo, no sería si no una cortina de humo, urdida por el ente Nekron, encarnación de la Muerte y Entropía, para dar salida a sus Black Lanterns, un cuerpo de No Muertos, que se alimentaban de la saturación de la luz de los anillos de poder y de los restos de los caídos. 

De este modo, con los muertos levantándose, comenzaba La Noche más Oscura, una odisea galáctica y una cruzada cósmica contra zombies que amenazaba con consumir la creación. Luego, claro, vendría El Día más Brillante. Pero eso, amigos, es otra historia.

La noche de los súpers vivientes

Cuando hablamos de La Noche más Oscura debemos de entender que se trata de un carnaval cósmico. Como historia es tremendamente entretenida y nos mantiene en vilo de principio al final, nos emociona y nos toca allá donde la cosmología y los temas de los superhéroes de sabe que somos más sensibles. En este sentido, Geoff Johns ejecuta una epopeya con sumo tino y puntería, dando en el blanco. Pero, además, todo esto, sirve de excusa para redimir a ojos del lector (y dentro del propio Universo DC) a Hal Jordan, uno de esos héroes que murió en los 90, quedando defenestrado para el recuerdo. 

De este modo, Johns conjura una fiesta de Halloween con superhéroes de todo el cosmos, con la Tierra como escenario de la contienda que nos plantea. Johns recurre a los que se fueron y los que están aún vivos para contar su propia "Noche de los Muertos" de manera colorida y épica, dando un giro de tuerca a la mitología de Green Lantern, principal eje de la trama. 

De esta manera, Geoff Johns se confabula con las propias convenciones del Universo DC y plantea una lucha por el bien, la vida y la justicia, que hace que amigos y enemigos se deban de unir y de "hacer las paces" de manera temporal, para darle caña al enemigo más gordo. Dicho de otro modo, recurre a un recurso narrativo manido y clásico para plantear y desarrollar un relato híbrido entre el terror y lo épico que gesta un mojón en el camino de la trayectoria de los héroes.

Aprovechando el vacío dejado por Batman en Crisis Final, Johns convierte a Green y a Flash, personajes que murieron y resucitaron, en los protagonistas de la historia. Plantea cómo uno es opuesto al otro, debido a sus respectivas muertos y cómo se erigen como arquetipos de la muerte y resurrección del superhéroe. Esto, por cierto, no es sino el tema central de la historia, que el guionista maquilla ligeramente y solo nos deja entrever a medida que avanza la historia. 

Estos son 11 cómics de DC Comics y Vértigo que deberías leer

Sin embargo, este discurso y esta gran epopeya mitológica sobre la resurrección de los dioses tiene su propio precio: la recurrencia. Debido al tema que trata, muertos que vuelven de la tumba, redención, etc... una segunda lectura nos revela cierta trampa implícita en la propia finalidad del relato. Esto es, servir de excusa para volver a caer en el gatopardismo propio de los cómics. Dicho de otro modo, para ofrecer algo nuevo a los lectores, se vuelve una vez más a lo de siempre. Y quien estaba muerto ya no lo está y quien vivía, sale de escena (temporalmente). 

Si a esto aunamos el hecho de que para sacarle chicha al asunto y entender muchos elementos, motivaciones de los personajes y conflictos planteados es necesaria cierta formación en DC, la historia se inclina por su propio peso. ¿El motivo? Su target no resulta ser el lector neófito, sino aquel que tiene ya cierta trayectoria en el mundillo. 

Salvados estos peros, hemos de alabar otros aspectos, que convierten el crossover en un gustazo. Por un lado, el dibujo de Ivan Reis, cuyos planos y composiciones nos arrancan una sonrisa y nos parecen sencillamente espectaculares. Algo que gana muchísimo con los colores de Alex Sinclair y las tintas de Oclair Albert. En conjunto, visualmente estamos ante uno de los paradigmas visuales de la estética del cómic de finales de la década pasada, ofreciendo uno de los cómics llamativos de su momento. Su única pega en este campo son las splashpages verticales, que son debidas a concepciones de su época. 

Concluimos señalando que el crossover de La Noche Más Oscura es un grandísimo cómic de Green Lantern y uno de los mejores ejemplos de la producción editorial de DC previa a Flashpoint y al Nuevo Universo DC (The New 52). Se trata de una lectura muy recomendada para todo aquel que desee acercarse más al Gladiador Esmeralda del universo de Superman y Batman, ya que también redefine la mitología del personaje y su papel en el cosmos de DC. 

La noche mas oscura cover

Actualmente, La Noche más Oscura se puede encontrar en una formato Deluxe al precio de 60 euros. Esta lujosa edición no solo recopila toda la colección completa del evento original, sino que incluye jugosos y sustanciosos extras que convierte este tomo un obligado residente de la biblioteca de cualquier comicófilo de pro. 

Valoración

Macrocrossver moderno de Green Lantern que finalizó la Guerra de la Luz. Estamos ante una serie que sirvió para reintaurar a Green Lantern como un héroe de primera línea, pero que también resucitó muchos personajes clásicos que se daban por muertos para siempre.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Demuestra el lado molón del cosmos de DC. La explotación y renovación de la mitología Green Lantern.

Lo peor

El efecto gatopardo de sus consecuencias. Requiere cierto conocimiento de la mitología de DC para explotarlo.

Y además