Marvel Saga El Castigador: El Fin
Análisis

Reseña de The Punisher: El Fin - El final de la etapa Ennis

Por Jesús Delgado Manzano

Marvel Saga El Castigador: El Fin contiene el arco argumental de Valley Forge y el one-shot The Punisher: The End. En esta reseña analizamos el tomo 12 de la colección, que finaliza la etapa de Garth Ennis frente al personaje de Marvel.

Llegamos al final de una colección. Durante más de un año hemos estado analizando la colección Marvel Saga El Castigador, que recopilaba toda la etapa de Garth Ennis frente a The Punisher en la línea MAX, el sello adulto de Marvel. Esta colección proponía un Frank Castle que habitaba en una realidad alternativa sin superhéroes y con un planteamiento realista de presentación.

De este modo, el Castigador de este mundo era un exveterano de Vietnam, que llevaba luchando una guerra eterna contra el crimen de los años 70. En plenos años 2000, este Frank Castle de más de cincuenta años, casi un abuelo, seguía siendo tan peligroso como de costumbre. Aunque la pluma de Ennis lo convertía en una mala bestia, suelta y desaforada. Punisher en estado puro vaya.

A lo largo de la colección y de las distintas reseñas que os hemos ido ofreciendo, el Frank Castle de esta realidad alternativa de Marvel, que comparte espacio con otro Nick Furia paralelo, ha estado cabreando a mucha gente: La mafia italiana, la mafia irlandesa, la CIA, empresarios corruptos, el antiguo KGB, los talibanes, los tratantes de blancas albaneses, mercenarios como el imparable Barracuda... y con todos ha ido ajustando cuentas. Hasta ahora.

El tomo final de la serie Marvel Saga El Castigador: El Fin contiene el arco argumental final de la etapa de Garth Ennis como guionista del personaje: Valley Forge, dibujada por Goran Parlov. Además, también nos brinda en su interior el relato del número único de The Punisher: The End, un one-shot postapocalíptico, en el que Frank Castle emprende un último golpe contra el crimen y que está dibujado por el legendario Richard Corben. 

No dejes de leer toda la colección Marvel Saga El Castigador... ¡es irrepetible!

El primer relato viene siendo un epílogo de la serie original de El Castigador: MAX, comprometiendo a Frank Castle con aquellos contra los que nunca levantaría un arma: los propios militares, sus hermanos de armas. El segundo, en cambio, viene a ser un colofón tremendista, la gamberrada final con la que despedimos a este Punisher tan descarnado que, en cierta manera, ha inspirado la serie de Netflix de Marvel's The Punisher. En esta reseña os hablamos de cada una de estas dos obras. 

Ni un solo cabo suelto

Si algo nos ha dejado Garth Ennis claro desde el principio es su pasión por la historia bélica. Esta misma suele ser su talón de Aquiles, conduciéndolo a este terreno de manera recurrente, independientemente de la historia que nos presente. Sin embargo, en The Punisher esto no ha supuesto una flaqueza, si no un elemento que ha enriquecido el relato desde sus mismos orígenes. Esto debe ser uno de los puntos que hemos de entender a la hora de afrontar la lectura de el tomo de Marvel Saga El Castigador: El Fin.

El segundo detalle que hemos de entender es que desde la historia de Hombre de Piedra, la colección se ha estado replegando sobre sí misma, quemando puentes y atando todos los cabos. Esto es, Garth Ennis presentó en En el Principio un escenario, lo fue desarrollando poco a poco hasta Barracuda y, desde entonces, ha ido dando carpetazo a una historia sobre corrupción política, institucional y corporativa a nivel internacional.

Para su último movimiento, en el que ha ido cerrando tramas, nos devuelve a la localización Valley Forge para recordarnos un detalle que no hemos de olvidar jamás. Este Punisher es fruto de la Guerra de Vietnam y es un hombre de su época. El desastre de la base de Valley Forge fue la cuna del monstruo. Sus oscuras inclinaciones y sus motivaciones provienen de aquel conflicto y su punto de vista y su ideal de justicia provienen precisamente de su formación militar. Para esto, no hace sino volver al mismo origen del personaje, en la mini-serie BORN, que recoge el primer todo de la serie: Nacimiento, que es la referencia constante en todo el relato de despedida.

A su vez, Ennis cierra el círculo y dice adiós a su criatura, su versión de El Punisher, estableciendo una última flaqueza. Desde los últimos números, en el que Frank Castle debía ajustar cuentas con sus fantasmas y con sus acreedores, hemos ido viendo el lado humano del personaje y también las limitaciones que lo constriñen. Esta vez, su propio respeto por los compañeros de armas será su perdición. De esta manera, se establece cómo Frank es cazado por un grupo de soldados, gente como él mismo. Esto es una metáfora de cómo su pasado regresa para patearle en las pelotas ¿O acaso para saldar una vieja deuda?

Estos son los mejores cómics de The Punisher ¿Los has leído todos?

El guionista plantea un relato en el que se realiza una comparativa entre Vietnam, Afganistán e Iraq, estableciendo un retrato de la soldadesca y de sus reglas de honor y compromiso. Unas reglas no compartidas por los oficiales de alta graduación y los Altos Mandos.

En este sentido, Ennis realiza una metáfora, una suerte de fábula, que rinde tributo a los soldados, pero también expone los horrores de la guerra. Uno de ellos la alienación de sus supervivientes y los numerosos casos de desplazamiento social de los veteranos. Si nos atenemos a esto, El Castigador es el máximo exponente negativo de esta idea. Un hombre que necesita librar eternamente una guerra para seguir teniendo sentido después de que su vida civil haya fracasado.

En conjunto, el escritor plantea una despedida correcta, sin ser brillante. Pero sobradamente satisfactoria, ya que logra cerrar del todo su relato, permitiendo que quien venga tras él tenga una tabula rasa para trabajar a su gusto. Un detalle muy elegante a tener en cuenta.

Cabe hablar también del dibujante. Goran Parlov lleva siendo el dibujante oficial de la colección desde casi el ecuador de esta. De ahí que su trabajo a lo largo de los números componen Valley Forge no rompa con el estilo de las ilustraciones que nos ha brindado hasta ahora. Parlov llegados a este punto ha hecho suyo al personaje y ha logrado una calidad narrativa y de ilustración muy óptica, que cuaja y hace honor al tono que el guionista pretende imponer. 

También hay que decir que en estos últimos números que tenemos recogidos en este tomo, Parlov hace un trabajo soberbio, con composiciones, cuadros y un ritmo cinematográfico que se adapta como un guante a la narrativa contrastada con extractos literarios. Posiblemente solo podemos decir que fue una gran elección como ilustrador titular de la serie.

El fin del Castigo

Aparte, hemos de hablar del número especial de El Castigador: El Fin. The Punisher: The End fue pensado originalmente como un on-shot (número único) que cerraba la continuidad de The Punisher: MAX. Sin embargo, años después, la serie cerraría de otro modo, en lugar de con el relato postapocalíptico de castigo que el tándem formado por Garth Ennis y Richard Corben nos plantean en este cómic.

El Castigador: El Fin debe entenderse como una lectura independiente del resto de la serie. Aunque si deseáis tomároslo como un cómic complementario, no os disuadiremos de ello. Sin embargo, tened presente que se trata de un relato que va muy por libre y que no es del todo ortodoxo. De hecho, sus postulados se acercan más a los de revistas anglosajaonas y europeas como Metal Hurlant o 2000 A.D., que a los cómics americanos.

Ennis es salvaje y traza un relato negro, pesimista y sin una pizca de humor, ambientado en El Fin del Mundo. Al más puro estilo de Ciencia Ficción, el autor plantea un Frank Castle moribundo, que lleva a cabo un último acto de castigo. Nuevamente, entrañando una sórdida crítica social.

Por otro lado, hemos de decir que el dibujo de Richard Corben no hace fácil su lectura a lectores neófitos. Debido a la escuela a la que pertenece y al estilo con el que dibuja, el ilustrador no es un artista sencillo para aquellos que solo estén acostumbrados a ciertos estilos hiperrealistas o fotográficos. Corben representa una forma de entender cómic que a día de hoy no se estila mucho. Y este no es uno de sus mejores trabajos, a pesar de todo. Sin embargo, sus fans disfrutarán con sus ilustraciones y con el mundo que recrea. 

Marvel Saga El Castigador: El Fin

Marvel Saga El Castigador: El Fin es el último tomo de la colección Marvel Saga El Castigador, que recopila toda la etapa de Garth Ennis frente a The Punisher de la Línea Max de Marvel durante los años 2000. Podéis encontrar este tomo final en grandes superficies, librerías especializadas y tiendas on-line al precio recomendado de 19,50 euros. 

Valoración

Despedimos al Punisher hiperrealista de Garth Ennis en un relato que ata todos los cabos sueltos. No es un canto de cisne, pero no deja nada más que contar. Es la despedida de este irrepetible Frank Castle.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La historia cierra el relato de toda la colección sin dejar nada en el aire. La premisa de cerrar con otra limitación de Frank Castle.

Lo peor

No es un final por todo lo alto y se echa en falta algo más de fuerza, por lo que acusa desgaste. El número de The End es algo extraño para neófitos.