Reseña de The Punisher: La larga y fría oscuridad
The Punisher: La larga y fría oscuridad es el tomo 11 de la colección Marvel Saga El Castigador, que recopila la etapa de Garth Ennis al frente de la serie The Punisher de la Línea MAX. En él se narra el duelo final de Barracuda y Castle.

Marvel Saga El Castigador se acerca a su conclusión. El tomo 11 de la colección ya está en librerias especializadas, brindándonos la posibilidad de leer The Punisher: La larga y fría oscuridad, una de las historias finales de la serie The Punisher de la Línea Max, con la que Garth Ennis redefinió al personaje en una versión alternativa de este en un mundo realista y sin superhéroes.

VIDEO

Tráiler oficial de Marvel's The Punisher de Netflix (subtitulado)

Este Frank Castle de The Punisher Max es un sexagenario que, en los años 2000, llevaba en su cruzada contra el crimen más de treinta años, tras la traumática experiencia de Vietnam (que se narró en El Castigador: Nacimiento) y la muerte de su familia durante un tiroteo entre familias mafiosas. Esta versión hiperrealista de Castle ha tocado las narices a mucha gente: la CIA, el antiguo KGB, la mafia italiana, la jamaicana, los talibanes, distintas corporaciones y, por supuesto, a Barracuda.

Presentado durante el tomo 7 de Marvel Saga El Castigador, al cual daba nombre, Barracuda era un hombre afroamericano de proporciones mastodónticas, un enfermizo sentido del humor, una crueldad desproporcionada y una capacidad para resistir e infligir castigo como la de Frank Castle. La relación odio-odio entre ambos no se hizo esperar, y Barracuda se erigió como uno de los pocos tipos que han sido capaces de poner a The Punisher contra las cuerdas. 

Esto le valió al "negro" protagonizar su propia mini-serie spin-off, recogida en el tomo 8 que se tituló El Regreso de Barracuda. En él, se ya se vaticinaba que "B" volvería para ajustar cuentas con Castle, quien le había costado un ojo, varios dientes y unos cuantos dedos (además de cierto orgullo herido).

¡Consigue la colección de Marvel Saga El Castigador al completo en Amazon!

En el presente tomo, durante el arco The Punisher: La larga y fría oscuridad, llega el momento de ajustar cuentas. Y tanto Punisher como Barracuda llegan a las manos. Y esto ocurre durante el número 50 de la serie original, para el cual Ennis reclutó al veterano Howard Chaykin. Autor curtido donde los haya, Chaykin representaba cierta corriente antisistema dentro de Marvel, lo cual resultaba gracioso, teniendo en cuenta el arquetipo de Frank Castle. 

De esta manera, Ennis se preparaba para dar carpetazo a su etapa al frente de El Castigador más realista y cruento hasta entonces, y que en parte inspiró la versión interpretada por Jon Bernthal en The Punisher de Netflix.

Frank Castle, íntimo y personal

Aunque La larga y fría oscuridad pueda presentarse como un "Punisher vs. Barracuda - Segundo Asalto", lo cierto es que estamos ante un tomo con más enjundia, que va más allá del mero intercambio de testosterona, balas, pullas y navajazos. Este escenario que se nos presenta no es sino la excusa para adentrarnos en la mente de Castle, sus miedos y sus taras. Esto no es sino una cuidadosa construcción que se ha ido realizando desde los primeros números de la serie, y que comenzó a culminar en el anterior relato, Las Viudas.

A lo largo de los doce números que componen esta colección de The Punisher Max, Garth Ennis ha estado haciendo un retrato realista y coherente de cómo sería el Castigador si existiera y hubiera estado operando desde el final de Vietnam hasta la década de los 2000. En este escenario, el escritor ha presentado a Castle como un reducto de la Guerra Fría y de la sociedad norteamericana del siglo XX. Y como vestigio anacrónico de su época, el choque no se hizo esperar, teniendo que lidiar con CIA, grandes holdings y algún que otro mafiosete que había visto demasiadas películas.

Sin embargo, la psique de Castle no se había expuesto, sino que más bien se había dejado guardada bajo llave, exponiendo algunos retazos de la torturada alma de este hombre, con principios morales de otra época. En los últimos números de la colección, tras haber construido un mundo en torno a él, el escritor comienza a desmoronar lo que ha construido, a fin de poner al personaje al límite, revelando sus pesadillas, flaquezas y momentos más tiernos. 

En este sentido, el cómic juega con eso, y hace que Barracuda se convierta en una auténtica pesadilla para este hombre de hierro forjado en mil batallas, cuyo negro corazón no conoce la piedad. Sin embargo, el duelo y el detonante de este es precisamente lo que hace que Frank Castle sea algo más que una caricatura oscura del vigilante armado prototípico y se convierta en un ser de carne y hueso, con miedos y debilidades que ha tratado de esconderse a sí mismo.

De esta manera, Garth Ennis logra contarnos una de las historias más íntimas y a la vez crueles para el personaje. Su uso de Barracuda como el ser que pone contra la espada y la pared al anti-héroe es idóneo. Aunque, en verdad, se esperaba un uso más intensivo del villano, que prometía muchos más grandes momentos. Que, además, la propia historia ya vaya presagiando el final de la etapa, también es algo que hace que todo el arco argumental pierda algo de fuerza al final, a pesar de seguir siendo plenamente satisfactorio en su conjunto. 

También hemos de hablar, al margen de la historia, de la adquisición de Howard Chaykin como artista invitado. El clásico artista es una elección muy grata, de la cual únicamente disfrutamos durante un capítulo de todo el tomo. Sin embargo, su presencia en el relato realza la obra, dotándola de una pulcritud narrativa y visual, haciendo honor al número "50" que dibuja. Desgraciadamente, que solo sea una colaboración puntual, resulta un tanto rupturista respecto al resto de la serie, algo que (al final) no deja de ser un poco molesto para los ojos poco entrenados. 

Como punto a su favor, eso sí, tenemos el regreso de Goran Parlov, quien desde hace varios tomos es el dibujante titular de la colección. De ahí que la transición si bien resulta un tanto rupturista, pronto se amolda a la convención visual de toda la serie, dando cierta coherencia artística y estética al conjunto dela historia.  

The Punisher: La larga y fría oscuridad

The Punisher: La larga y fría oscuridad ya está disponible en tiendas especializadas y grandes superficies. Su precio es de 15,00 euros. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Penúltimo episodio de Garth Ennis al frente de la colección The Punisher Max. Este episodio revela los fantasmas de Frank Castle, explicando sus motivaciones. Una historia de cierre, con cierto aire de autohomenaje.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El uso de Barracuda hasta sus últimas consecuencias. La aportación de Howard Chaykin. El retrato psicológico de Frank Castle.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Barracuda podría haber dado un poco más de sí. Cómo se anticipa el cierre de la colección.
Hobby

81

Muy bueno

Y además

The Punisher: Línea MAX (Cómic)

Argumento:

The Punisher es un cómic del Castigador, antihéroe del universo Marvel Comics,de la línea MAX, dedicada a historias para adultos, debido a su alto contenido violento y explícito. En él se presenta una versión de Punisher en un mundo de superhéroes en el que Frank Castle lleva librando una guerra continúa contra la Mafia y el Crimen Organizado desde...