Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Resumen y crítica de La casa del dragón 2x04 - Fuego en el cielo y bajas dramáticas

La casa del dragón 2x04
Foto del redactor Raquel Hernández LujánFoto del redactor Raquel Hernández Luján

Resumen y crítica de La casa del dragón 2x04, escrito por Ryan Condal y dirigido por Alan Taylor. Estreno en Max el 8 de julio.

Si las espadas quedaban en alto en el episodio 2x03 de La casa del dragón, ahora ya se baten contra los enemigos. Todos los males que temían nuestras protagonistas, se han consumado en un episodio de 56 minutos escrito por Ryan Condal y dirigido por Alan Taylor en el que la acción se relega al último y vibrante tercio de metraje.

Podemos, ahora ya sí, dar por iniciada la trágica Danza de dragones con el episodio 2x04 de La casa del dragón. Como os anunciábamos la semana pasada es de los que hacen Historia de la televisión: la calidad de los efectos especiales, la entrega del reparto y los valores de producción hacen que la acción luzca de maravilla, sin descuidar las estrategias de los jinetes y sus propios intereses.

Resumen del episodio 2x04 de La casa del dragón

Daemon sueña con el trono de hierro y con la joven Rhaenyra, a la que decapita con su espada arrebatándole la corona. Cuando despierta tiene la sensación de que sus manos están cubiertas de sangre.

Conduce a Damon frente a Oscar Tully, nieto de Grover Tully, heredero de Aguasdulces y futuro señor de las Tierras de los Ríos. Le explica que su abuelo sigue incapacitado, aunque vivo. Daemon le dice que necesita un ejército y que debe acelerar su herencia asesinando a su abuelo. Oscar se muestra desconcertado, le dice que lo ama como a un padre y no puede tomar decisiones mientras viva.

Daemon se cerciora de que los Bracken se situaron en el bando de los Verdes y a continuación pide que los Blackwood se unan a él para llegar a Aguasdulces.

En Marcaderiva Rhaenys habla con el joven Alyn. Le agradece que le salvara la vida a su marido. Luego habla con Corlys y le recrimina que lo esconda en lugar de condecorarlo. Su pasado no es culpa suya (es un bastardo de Corlys). 

La casa del dragón 2x04

Max

Entre tanto, en Rocadragón todos están preocupados por la ausencia de Rhaenyra. Lleva un tiempo ausente (recordemos que se infiltró en Desembarco del Rey para tratar de evitar la guerra hablando directamente con Alident Hightower, sin éxito).

La reina Alicent tiene nuevas preocupaciones: recibe la visita del Gran Maestre que le lleva una poción abortiva... aunque se supone que es para una de sus doncellas. Aprovechando su presencia, le pregunta si cree de verdad que Viserys quería que Aegon le sucediera. Pero él dice que nunca habló de ese tema con él. Tan pronto como sale de sus aposentos, se toma la poción.

En Rocadragón están preocupados por los movimientos de Criston Cole, la falta de noticias de Daemon y la desaparición de Rhaenyra. Justo cuando parte del consejo parece rebelarse, aparece Corlys para apaciguar los ánimos.

Cole sigue librando batallas y consiguiendo adeptos: el siguiente en caer es lord Darklyn a quien decapita por traidor por no jurar lealtad a Aegon. Luego decide poner rumbo al este, en lugar de ir al oeste, a Harrenhal, como todos esperan.

La casa del dragón 2x04

Max

En Desembarco del Rey lidian con la noticia de que Daemon está en Harrenhal. Cole va hacia Reposo del Grajo, si toma ese lugar tendrá asediado Rocadragón por tierra. Aemond le explica a Aegon que la guerra no se ganará solo con dragones, sino con dragones volando detrás de ejércitos de hombres.

Cole y Aemond han estado en contacto, lo que irrita a Aegon. Han planificado como estrategia dejar Harrenhal, de momento, en manos de Daemon, para mantenerlo entretenido mientras fortalecen su ejército y debilitan el apoyo a Rhaenyra en la zona. Consideran Reposo del Grajo un hito sencillo antes de enfrentarse por las Tierras de los Ríos.

Larys va a ver a Alicent, que está débil y pone como excusa para haberse ausentado del consejo una indigestión, pero la vasija de la poción la delata. Larys le cuenta que han renunciado a Harrenhal, lo que considera una pérdida por un bien mayor.

Cole ha ido ganando cada pequeña batalla, lo que imagina que estará encolerizando a Rhaneyra. Larys le dice que no es ella misma, Alicent repone que todo está patas arriba. Discuten sobre las últimas palabras de Viserys. Alicent sabe de la guerra que se avecina y los miles de personas que morirán: ya no tiene sentido pensar en lo que dijo Viserys.

Daemon persigue a una sombra en Harrenhal, se figura que es Aemond. Llega a las cocinas donde se encuentra con Alys Ríos, una bastarda de la casa Strong. Le cuenta que el castillo está maldito desde que se puso la primera piedra porque Harren mandó talar árboles arcianos imbuidos de los espíritus de los moradores anteriores a su llegada.

Y que aún se oyen sus susurros, incluso su cama está hecha de madera de arciano. Alys provoca  a Daemon diciéndole que sabe que ha reñido con su esposa y que debe ser difícil claudicar ante quien le ha quitado su derecho al trono. Luego le da una bebida que sigue manteniéndolo en las nubes.

Willem Blackwood acude a presentarse y aportar su ejército siempre y cuando él y su dragón lleven la justicia de la reina a los Bracken. Mientras mantienen ese encuentro, Daemon sigue. sufriendo visiones.

 

En Desembarco del Rey el bloqueo causa estragos. Aunque Cole se está desempeñando a las mil maravillas la demanda a los herreros es cada vez mayor y el apetito de los dragones hace menguar los rebaños. Aegon abandona el consejo, aburrido, y va a ver a Alicent, que está consultando los libros de Viserys.

Se queja de que nadie quiere su opinión, a pesar de ser rey. Alicent le pregunta si cree que llevar corona lo hace más sabio. Le aconseja que aprenda de quienes se han ganado su puesto en el consejo y que sea más inteligente buscando la ayuda de personas preparadas como Otto. Le dice que haga lo que se espera de él: nada.

Cole ordena moverse para atacar de día, en el Reposo del Grajo, algo que nadie espera. Es una maniobra muy arriesgada porque al otro lado de la bahía está Rocadragón, pero han ampliado su fuerza haciendo caer Duskendale y quiere aprovechar el factor sorpresa.

Entre tanto Rhaenyra regresa al fin a Rocadragón y le explica a Jace y al resto del consejo que estuvo en Desembarco del Rey tratando de conseguir la paz. Cuando le dicen que Cole está marchando hacia Reposo del Grajo, Jace insiste en que deben enviar un dragón.

Rhaenyra quiere ir ella misma, Jace le dice que irá él pero son dos candidatos imposibles: ella no puede morir y él no tiene experiencia. Rhaenys se ofrece voluntaria como mejor opción: Meleys conoce la batalla y ella es una jinete experimentada.

Rhaneyra le cuenta a Jace el secreto que le confió Viserys: el Targaryen que se sienta en el trono de hierro no es solo un rey sino un protector que debe cuidar el reino y unirlos contra un enemigo común. La escogió como heredera porque creía que era la única que podría ser la protectora. El sueño de Aegon el Conquistador: la canción de hielo y fuego.

La casa del dragón 2x04

Max

Mientras, se ponen en marcha los dragones, pero Cole tienen un plan. Rhaenys ataca con Meleys. Pero no sabe que Aemond se ha desplazado con Vhagar entre los árboles para sorprenderla. Además el impulsivo Aegon vuela hacie ellos montando a Fuegosol poniendo en peligro toda la estrategia de los Verdes.

Cuando Vhagar entre en escena es para atacar a Fuegosol y derribar a Aegon. Aunque es una batalla perdida (Vhagar es muchísimo más grande que Meleys), Rhaenys se enfrenta a Aemond. Meleys y Vhagar caen a tierra sembrando el caos y Criston se cae del caballo, quedando inconsciente durante unos minutos. 

Los dragones vuelven a alzar el vuelo y Aemond finalmente ataca por sorpresa: Vhagar muerde en el cuello a Meleys y la mata. Rhaenys cae al vacío desde las alturas.

Una vez Criston recupera la consciencia, Aemond está portando una daga a pocos metros del lugar donde yacen Fuegosol y Aegon, con graves quemaduras. ¿Estaba dispuesto a rematar a su hermano? Nos quedamos por la intriga, así como sin saber el estado del rey.

Una triste despedida de un personaje sensacional

Hemos tenido ocasión de hablar en una entrevista especial in-season con la actriz londinense Eve Best antes de la emisión del episodio 2x04 de La casa del dragón, un verdadero placer porque así hemos conocido de primera mano cómo se sintió leyendo el guión y el desenlace de su personaje en la serie.

Nos avanza que "muy triste" pero que sintió de Rhaenys se despedía en paz, haciendo un sacrificio por un bien mayor.

La mayor atracción de este episodio es la que produce ver hasta tres dragones peleando en el aire, bestias enormes como Vhagar, que luce las heridas de muchos encontronazos anteriores frente a Meleys o Fuegosol, mucho más pequeños. Pero la serie no sacrifica la emotividad primando el espectáculo: el vínculo entre jinetes y dragones, también se hace notar.

La progresión de La casa del dragón hasta ahora es ascendente: el reto está en que no decaiga ahora el ritmo, máxime teniendo en cuenta que ha alcanzado su ecuador y es el momento de tirar la casa por la ventana.

Muchos espectadores consideraron una afrenta no mostrar la Batalla del Molino Quemado que enfrentaba de forma sangrienta a los Bracken y los Blackwood si bien ese ahorro de costes se ha podido invertir ahora en el espectacular encontronazo aéreo.

La casa del dragón se puede permitir una elipsis narrativa pero no prescindir de la Danza de dragones, así que se entiende la decisión, por más que no sea idóneo. Merecía la pena ahorrar recursos para mostrar en todo su esplendor la Batalla del Reposo del Grajo. ¿Hasta qué punto se distanciará la serie del libro? Lo sabremos la próxima semana.

Conoce cómo trabajamos en HobbyConsolas.

Etiquetas: Max,

VALORACIÓN:

Llegamos al ecuador de la segunda temporada de La casa del dragón con toda la tensión estallando en mil pedazos: la acción prometida llega y se despliega con enorme crudeza: ahora sí que podemos decir que ha arrancado la trágica Danza de dragones.

LO MEJOR:

Evidentemente, la batalla aérea entre los dragones, con tres jinetes implicados y una muerte dolorisísima.

LO PEOR:

Aunque las ensoñaciones de Daemon nos devuelven a la parte más fantástica del relato, es un arco argumental más secundario y menos interesante.
Hobby

93

Excelente