Review de Borderlands: Tannis y la Cámara, el cómic del juego
Análisis

Review de Borderlands: Tannis y la Cámara, el cómic del juego

Por Jesús Delgado Manzano

Borderlands: Tannis y la Cámara es el tercer tomo de la serie de cómics de Borderlands, que adapta el primer videojuego de la franquicia y que edita Fandogamia en nuestro país. Esta es su review.

Borderlands: Tannis y la Cámara llega a nuestro país de manos de Fandogamia editorial, distribuidora responsable de los anteriores cómics de Borderlands: Borderlands Orígenes y Borderlands: La caída de Fyrestone. Como estos títulos citados, Borderlands: Tannis y la Cámara se postula como una adaptación o dramatización de las misiones del primer juego de la serie de GearBox, mostrando un desarrollo novelado de la trama principal.

Siguiendo la narración de los anteriores tomos, esta tercera entrega firmada por Mikey Neumann (guionista), Agustín Padilla (dibujo) y Esther Sanz (color y tintas), se centra en las misiones de los Buscadores de Cámaras originales: Mordecai, Brick, Lilith y Roland. De esta manera, el tomo sigue sus andanzas por Pandora, enfrentándose a tres de los jefes dela questline principal: Sledge Hammer, Baron Flint (sí, el hermano del Capitán Flint) y la colmena viviente de Rakks

De esta manera, el cuarteto se queda a las puertas de la lucha final, contra la comandante Steele y el despertado Destructor que se dispone a arrasar el Universo si nuestros "héroes" le dejan.

Divorcio respecto al juego

El principal problema que presenta Borderlands: Tannis y la Cámara es el flagrante acto de ignoracia respecto a la trama del juego. Si bien en los anteriores cómics veíamos que, efectivamente, la trama del "Ángel" y otros detalles propios de la mitología de Borderlands quedaban sobreseídos o en suspenso, este tercer tomo ya parece pasar del tema completamente. Hasta el punto que elementos como la Lanza Carmesí, la caída de Old Haven y demás hechos importantes de la trama quedan completamente omitidos. 

Esto, claro, no debería ser un problema y parece completamente delibertado, ya que Mikey Neumann fue uno de los guionistas del juego original de Borderlands. Esto nos hace pensar que Neumann solo toma la parte que le interesa de la trama, descartando el resto y obviando su desenlace futuro en Borderlands: Una Colección Muy Guapa.

En ese sentido, no deberíamos pensar que la falta de fidelidad es un rasgo negativo por sí solo. Es una decisión libre y creativa, pero en honor a la verdad Neumann no la acaba de llevar del todo bien, creando una historia demasiado seria, y pasando por alto el humor bestia y exacerbado de Borderlands, una de las marcas personales de la casa y también uno de los principales atractivos de la franquicia.

Esto hace que la historia parezca que se llama Borderlands únicamente porque está firmado por el co-autor de la trama del juego, pero en esencia ni siquiera podemos decir eso. La puesta en escena de los personajes también chirría, ya que no encontramos personalidades bien definidas, sino que pasa a centrarse sobre todo en los detalles que el autor ha querido hacer sobresalir como es la excesivo dramatismo del trasfondo de ciertos personajes, destinado a pulir lo que parecen líneas del juego que no llegaron a utilizarse. Este ejercicio de autoindulgencia creativa deja muy de lado al público objetivo del cómic, los fans de Borderlands, que se sentirán posiblemente algo frustrados con la trama. 

Si acaso, como algo positivo de esta libertad del autor, destacamos la inserción de un personaje (aún no canónico), Asha, la quinta sirena, cuya introducción en la línea de los juegos podría dar mucha vidilla a las partidas, debido precisamente al campo en el que funcionan sus poderes.

En el apartado artístico cabe señalar que si bien el dibujo de Agustín Padilla no ofrece ningún problema muy destacable, con una narrativa y composiciones dentro de la media, el color de Esther Sanz no ayuda mucho, ya que (nuevamente) rompe la línea de identificación con el juego. La atmósfera, las luces y los colores se alejan de la idea del juego. Quizá en otro tipo de publicación la pareja de ilustradores hubiera podido sobresalir, pero en Borderlands no encontramos su mejor trabajo. 

Estos son los mejores cómics de videojuegos

Todo esto, por desgracia, no tiene visos de apuntar mucho más alto. Y es que el destino de la serie queda pendiente de un hilo, ya que recordemos que Mike Neumann se ha retirado de Gearbox y de Borderlands 3 por motivos de salud y que IDW (editorial estadounidense del cómic) no ha publicado más títulos después de este.

En conjunto, no se trata del mejor cómic para gamers que hemos leído. Si acaso, lo que más nos ha gustado han sido las portadas e lustraciones, destacando la de la edición española, realizada por Pedro R.M. Andreo y Xavi Gaztelua, un trabajo que se echa en falta en páginas interiores y que hubiera mejorado ostensiblemente el tomo. Como cómic o relato de ciencia ficción a secas cumple, pero tampoco le pidáis peras al olmo. 

Borderlands cómic portada

Borderlands: Tannis y la Cámara está ya disponible en tiendas y grandes superficies. su precio es de 10,00 euros. 

Valoración

Adaptación de la mitad del primer juego de Borderlands. Carecer del humor negro de la historia original, tratando de ser más épica sacrifica la frescura del juego.

Hobby

59

Regular

Lo mejor

El intento de dramatización de la historia original. La introducción de la quinta sirena, Asha.

Lo peor

La falta de fidelidad a la historia en cuanto a fondo, tono y personalidad de los personajes. Carece de la mala baba de los juegos. El color.

Lecturas recomendadas