Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Reseña de El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol 4, final de la saga

El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol 4
El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol 4 es el final de la saga cósmica de DC en la que se redefinió los grandes poderes espaciales del universo de Superman y Batman. Darkseid y Orión, sus principales ejes, alcanzan su destino ya escrito.

Hoy finiquitamos un ciclo de reseñas. La serie de El Cuarto Mundo de Jack Kirby toca a su final, con la publicación de esta reseña dedicada a su tomo 4. Con ella, acabamos el ciclo iniciado en la reseña de El Cuarto Mundo de Jack Kirby Volumen 1, que suponía el inicio de la saga que el dibujante y guionista Jack Kirby (co-creador de Los 4 Fantásticos y Pantera Negra, entre otros, para la editorial Marvel) dedicó a DC Comics. 

El tomo de El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol 4 recoge la conclusión de la obra original firmada por Kirby hasta 1974, que son el grueso de las cuatro colecciones que juntas forman El Cuarto Mundo. Esto es, Jimmy Olsen, el amigo de SupermanLos Jóvenes Eternos (The Forever People), Los Nuevos Dioses (The New Gods) y Mr. Milagro (Mister Miracle). En el volumen que nos ocupa únicamente se cuentan números de las tres últimas.

Además, a modo de colofón, este cuarto tomo recopila la novela gráfica Los perros hambrientos (Hunger Dogs), el final de la saga que se publicó en 1984, junto a extractos de la colección Who´s Who: The definitive directory of the DC Universe, referidos al Cuarto Mundo. Todo ello sirve de lazo para una serie que recomendamos a los comicófilos de pro. 

El final... ¿del principio?

El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol 4 sirve para concluir una etapa, pero a su vez abrió el camino para un desarrollo posterior de los personajes presentados en dicha obra, cuyas últimas versiones tuvimos en El Nuevo Universo DC y en el crossover de La guerra de Darkseid. Pero no nos vayamos tan cerca de nuestro tiempo, volvamos al cómic que nos ocupa en esta ocasión. 

¿Quieres saber más de Jack Kirby? En este blog te hablamos del creador apodado "El Rey"

Si el volumen 3 de El Cuarto Mundo revelaba tramas ocultas, descubría verdades incómodas de la mitología propuesta por Kirby y preparaba el escenario para el duelo final, el cuarto tomo que hoy reseñamos es la conclusión de la cosmogonía con tintes de titanomaquia que Kirby tenía en mente. Esto es, decide el final de la guerra entre las fuerzas del mal (encarnadas por Darkseid y sus secuaces) y las fuerzas del bien (los Nuevos Dioses Nueva Génesis, liderados por Highfather).

Como todo relato mitológico que se precie, el clímax de nuestro cuento se fundamenta en un duelo, que recurre a un tropo habitual de las mitologías de todo el globo: el enfrentamiento entre padre e hijo. Este episodio es el eje de toda la trama, que se ha ido construyendo a lo largo de más de medio centenar de número, contando las distintas colecciones de El Cuarto Mundo. Y Kirby lo narra fiel a su estilo, grandilocuente y propio de los bardos de tiempos antiguos.

Sin embargo, junto a esta epicidad, el relato arrastra tras de sí cierto anacronismo que ya en 1984, fecha de publicación de la conclusión de la obra, evidenciaba. Al publicarse Los perros hambrientos, Jack Kirby era ya un dinosaurio de la industria. Seguía siendo un autor respetado y un referente, pero sus códigos narrativos, su estética e incluso sus presupuestos eran algo arcaicos. ¡Y eso, a pesar de sus continuos intentos de mantenerse fresco! Aun en su buena intención, cae en ciertos pecadillos que a otros autores se les criticarían vorazmente, tachándolos de misóginos o retrógrados. ¡Nada más lejos, en verdad, de la mentalidad progresista del dibujante/guionista!

Esta puntualización se traduce en una enorme barrera que separa a un actual público novel del contexto de la obra, ya que esta requiere cierto filtro, ojo crítico y contextualización, para no caer en la crítica facilona. El lector arrogante y pretencioso, que acabe de llegar al mundo del cómic y ya crea saberlo todo de él, encontrará que la ausencia de una estética hiperrealista y de un discurso transgresor son taras. De ahí que crea erróneamente que el cómic que hoy reseñamos sea una antigualla indigna, y no la obra clave de su tiempo que es.

Recordemos que Kirby fue un autor que se fraguó en los años 40 del pasado siglo, y por tanto obedecía a las reglas de una escuela determinada. Su lápiz  no necesitaba dibujar "realista", porque su dibujo iba sobrado de fuerza y de una intencionalidad clara. De la misma manera, no necesitaba ser transgresor o polémico, ya que a través de una inteligente metáfora denunciaba las inequidades del sistema, haciéndose oídos de los jóvenes de los que solía rodearse, para conocer cuáles eran los temas que les preocupaban. Esto es, a través de un relato mitológico, cocinado por él mismo, realizaba una fábula moderna sobre el bien y el mal, y la lucha de ideologías. 

Por todo ello, podemos concluir que aunque, a veces, se nos olvide, Jack Kirby se ganó con honores, sangre, sudor y lágrimas, los galones y la corona que aún le señalan como auténtico Rey de los Cómics. 

El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol 4

El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol, 4 puede encontrarse ya en librerías especializadas, grandes superficies y tiendas on-line al precio de 37 euros. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una obra a tener muy en cuenta por todo fan de Kirby o del cómic clásico, que muestra una transición entre dos etapas muy diferentes.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El desenlace de la trama y ver a un Kirby crepuscular pero aún fiel a su genio.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La narrativa y presupuestos de Jack Kirby hacia 1984 demuestran un cierto anacronismo. Requiere cierta formación para leerse como merece.
Hobby

80

Muy bueno

Y además

Más artículos