Review de Grendel, de Matt Wagner - Volumen 4: Prime
Análisis

Review de Grendel, de Matt Wagner - Volumen 4: Prime

Por Jesús Delgado Manzano

Grendel, de Matt Wagner toca a su fin con el volumen 4 titulado Prime y que versa sobre el destino del último Grendel, el cyborg conocido como Grendel Prime.

Grendel se acaba. Planeta Comic ha editado finalmente el último tomo de la serie recopilatoria del cómic más personal de Matt Wagner. Con el tomo 4 de la serie, titulado Grendel: Prime, se concluye la larga línea sucesoria de grendels desde el siglo XX hasta el lejano XXV. Lo que en el volumen 1, titulado Grendel: Hunter Rose, comenzó como la carrera de un atípico criminal, se convierte en un devastado y salvaje futuro distópico, regido por un despótico gobierno totalitario, el khanato de los grendels. 

Si te gustan los cómics, no te querrás perder nuestro especial de The Defenders, la serie de Netflis sobre los héroes de Marvel

En pleno auge del khanato, el heredero al trono es raptado por un misterioro Grendel, un cyborg, un guerrero perfecto creado por el anterior Khan, Orión Assante con el fin de proteger a su prole. El paladín, conocido como el Grendel Prime debido a que supone el pináculo del arte de la guerra y de la ciencia del khanato, recorrerá la Tierra futura con su protegido, tratando de huir tanto de los agentes de la regente como de los opositores del régimen. Del éxito o fracaso de su misión depende el futuro del mundo. 

Y así arranca Grendel: Prime, quizá el tomo más convencional de todos los que hemos leído hasta el momento, conteniendo el material original americano de Grendel War Child, Grendel Past Prime, Grendel Devil Quest, Grendel Tales: The Devil in Our Midst # 1-5, Devils and Deaths #1-2, Homecoming #1-3, Devil's Choices #1Grendel Cycle.

En la siguiente review analizaremos el tomo conclusivo de este título del cómic independiente americano, fuertemente en la obra italiana Diabolik

El Wagner más Miller

El cómo de Grendel siempre ha tenido un montón de influencias. Como ya hemos dicho antes, originalmente el cómic italiano Diabolk fue la inspiración para crear al primer Grendel, el sofisticado diletante Hunter Rose. Literato de éxito de día, señor del crimen y asesino de noche. Posteriormente, el resto de la obra contaría con otro tipo de influencias, al tiempo que iba desarrollando los sucesivos grendels en distintos escenarios: las calles de los EEUU del siglo XXI, el yermo postapocalíptico, el corrompido papado del Medio Oeste que estaba dominado por vampiros...

En general, toda la obra de Wagner, aunque muy personal, ha bebido de numerosas fuentes. En este sentido, la cuarta entrega que recopila el material final de la colección, no es muy diferente, siendo su fuente más clara Frank Miller y los magazines de 2000 AD, la revista del Juez Dredd

Cuando hablamos de Miller, tenemos que entender que tanto a nivel estético como discursivo las principales fuentes que encontramos son su Ronin y su Martha Washington, siendo una inspiración clara para el futuro dominado por gobiernos pseudofascistasy corporaciones, con fuertes tendencias estéticas y culturales japonesas. En conjunto, podríamos decir que la construcción del mundo de Grendel Prime es muy deudo de estas obras. Pero también del Robocop de Miller, del que bebe para relatar y retratar la existencia del cybor, su dualidad como ser de carne y metal y la lucha entre las dos partes, que acabará ganando tarde o temprano la mitad cibernética. 

También en cuanto al discurso viril y pro-guerrero, con moralinas sobre el honor y el deber, encontramos bastante del poso argumental de Miller, y el retrato de este sobre ciertos valores, atribuidos a hombres y mujeres de manera muy estereotípica. Por ejemplo, cómo la mujer, salvo si es guerrera, suele ser representada como una manipuladora y traicionera. En este sentido, la feminidad puede ser interpretada como una característica monstruosa, aunque realmente la intención del autor no vaya por estos senderos misóginos. Más bien, podemos entender que su ideal femenino pasa por el acercamiento neutro de hombres y mujeres al rol del guerrero, estableciendo una gruesa línea moral entre los cortesanos y los soldados, siendo los segundos el ejemplo de moral. 

Paralelamente, hemos de entender que algo de esto también se filtra desde la lectura de los magazines de 2000 AD. con la ultraviolencia y los humanos grotescamente alterados (por cirugia o mutación) como un elemento común. Aunado a la idea del "héroe invencible", encontramos ciertas coincidencias con la publicación británica. 

Más allá de esto, señalamos también que Grendel: Prime se trata del tomo mejor cohesionado y de más fácil lectura hasta el momento. Quizá su única lacra sea la dependencia argumental del crossover de Batman vs. Grendel, en donde se explica el destino del Prime durante un lapso de tiempo. Eso y la conclusión, sujeta a ciertas especulaciones, pueden dejar al lector algo tibio. 

Además, el hecho de que la obra sea tan diametralmente opuesta y lejana a la premisa original del cómic, hace que este último tomo parezca un título alejado del origen del personaje, pudiendose encuadrar más como una colección al margen, que parte de la saga completa. 

Por cierto, detallito: la novela corta que incluye el tomo, Prime Superado, es una obra escrita por Greg Rucka. Los fans del autor disfrutarán como enanos de este relato, que destila el estilo propio del escritor. Posiblemente, de lo mejor del tomo completo. 

Grendel Prime

Grendel, de Matt Wagner Volumen 4: Prime ya se encuentra disponible desde julio en librerias especializadas, tiendas on-line y grandes superficies. Su precio recomendado es de 45,00 euros. 

Valoración

Conclusión de la saga de los Grendel. Una etapa muy influenciada por Frank Miller y su obra, así como por las publicaciones de 2000 AD. Distopía apocalíptica que culmina la obra más personal del autor.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

El toque de Ciencia Ficción de distopía futura. La cohesión narrativa, centrada en un único individuo. Las influencias de Miller y de 2000 AD.

Lo peor

La pérdida de la esencia del Grendel original. La dependencia argumental del crossover Batman vs. Grendel II.