Ir al contenido principal
Review de Inhumanos, la mini-serie de Marvel Knights
Análisis

Review de Inhumanos, la mini-serie de Marvel Knights

Marvel Knights: Inhumanos de Paul Jenkins y Jae Lee es una de las mejores obras de Marvel de finales de los 90. Analizamos la mini-serie recopilada en tomo integral por Panini Comics en España.

Con la serie de Marvel's Inhumans ya en antena en Movistar +, aprovechamos para analizar un material que esperábamos que sirviera de referencia a esta serie, aunque en esencia ha pasado de puntillas sobre él. Se trata de la mini-serie de cómics de Marvel Knights: Inhumanos, de Paul Jenkins y Jae Lee, que Marvel Comics editó a finales de los años 90 para su prestigioso sello de MK, destinado a las mejores series de la casa por aquella época. 

Marvel Knights: Inhumanos fue una colección que a lo largo de doce números volvió a avivar el interés de los lectores por este grupo nacido en las páginas de Los 4 Fantásticos, ora como antagonistas ora como aliados. La trama arrancaba en plenos años 90, con los Inhumanos habiendo sido revelados al mundo tras siglos de reclusión, tratando de vivir ocultos de la raza humana debido a sus alteraciones fisiológicas y a su avanzada tecnología, en contraste con una sociedad y cultura basada en castas y en la eugenesia.

Esta es la crítica de los primeros episodios de Inhumans

Bajo esta premisa arrancaba una historia escrita por Paul Jenkins (Hellblazer, El Vigía), que reformulaba las premisas originales de Stan Lee y Jack Kirby para presentar una historia acorde a los gustos del momento y a la demanda de una madurez de historias, protagonizadas por seres fantásticos. Para su ejecución, Jenkins contó con Jae Lee como ilustrador, un dibujante cuyo particular estilo parecía llamado a heredar visualmente a las criaturas de Kirby. 

Los Inhumanos del siglo XXI

Marvel Knights: Inhumanos es una serie en muchos sentidos vanguardista, adelantándose a su tiempo unos pocos años, presentando una premisa que se desarrollaría en la línea MAX con cómics como Alias (el cómic original de Jessica Jones), en la que lo fantástico de Marvel debería lidiar con la cotidianeidad del día a día del mundo real. Para ello, Jenkins partía de las bases que hacían menos populares a este grupo de series marginales, cuya popularidad apenas podía competir con la del grupo de moda en la época, los X-men. Esto es, su anacronismo.

Jenkins desarrolla el concepto de una sociedad lastrada y anacrónica, inmovilista y en donde la eugenesia parecía marcar el destino de sus ciudadanos, abocados a una u otra casta en función del poder o de la apariencia que desarrollasen al llegar a la madurez. En este sentido, esta sociedad tan avanzada científicamente se encontraba con una barrera ideológica respecto al resto del mundo, que los veía como una amenaza. De esta manera, el guionista asentaba una historia en la que proponía qué pasaría si un grupo como el que protagoniza la serie realmente entrara en contacto con la ONU y sus naciones integrantes. 

En tanto, juega también juega con el zoológico de personajes que conforman la familia real, los protagonistas de Inhumanos, que son personajes complejos y llenos de matices. De esta manera, el autor de la historia fabula un relato en el que muestra las fortalezas, pero también las debilidades y particularidades individuales de cada uno de los miembros. Esto se extiende igualmente a su habitual antagonista, Maximus "El Loco", hermano de Rayo Negro, rey de los Inhumanos, y pretendiente recurrente al torno. 

En conjunto, la obra se convierte en un puente para presentar a uno de los personajes más complejos y de más difícil digestión para el público moderno, traduciendo convenciones clásicas y transformándolas al lenguaje del siglo XXI, favoreciendo cierta empatía por parte del lector. No obstante, hemos de seguir teniendo en cuenta que a pesar de la calidad narrativa de Marvel Knights: Inhumanos, seguimos estando ante un grupo no excesivamente atractivo. 

Y es que, en honor a la verdad, muchos de los temas como el de la monarquía, el determinismo genético o incluso la propia estructuración de la sociedad inhumana siguen siendo bastante complicados de aceptar, por mucho que el trabajo del guionista sea de primerísimo nivel. 

Paralelamente, hemos de señalar que si bien el trabajo de Jae Lee en los doce números que componen esta obra es una de las mejores muestras de sus capacidades, también es cierto que su estilo etéreo no es para todos los lectores. Si bien se ajusta como un guante a la premisa estética de Kirby, haciéndola evolucionar a códigos narrativos modernos, se debe atender a que haya quien (erróneamente) le tome por un dibujante "feista", sin atender precisamente que su etereidad busca precisamente reflejar el distanciamiento entre la raza humana y los Inhumanos, al tiempo que ejemplifica la alienación de este grupo respecto a otros de Marvel.

En conjunto, concluimos, Marvel Knights: Inhumanos es una lectura aparte de Marvel, que puede disfrutarse como cómic independiente de las grandes sagas, siendo un relato que se explica por sí solo, postulándose como una historia perfecta para iniciarse en el conocimiento de este peculiar supergrupo. 

Los 10 mejores cómics de septiembre de 2017

Inhumanos: Integral, que recopila la serie completa de Paul Jenkins y Jae Lee, ya puede encontrarse en tiendas especializadas, librerías, grandes superficies y tiendas on-line. Su precio recomendado es de 30,00 euros. Por cierto, que también cuenta con una versión en película animada, titulada Inhumans.

Valoración

Excelente mini-serie sobre los Inhumanos, que volvió a poner a los personajes en la escena pública del cómic a finales de los 90.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

El retrato de los problemas sociales de la sociedad inhumana. La propuesta de la historia y su desarrollo.

Lo peor

Los Inhumanos no son un grupo fácilmente accesible. Jae Lee no es un dibujante apreciable para todos los públicos.

Y además