Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain - 31 - SAHELANTHROPUS

Localización: Afganistán, Norte de Kabul

Recompensa: 105000 PMB

Objetivos obligatorios:

  • Destruye el Sahelanthropus.

Objetivos opcionales:

  • Destruye la cabeza del Sahelanthropus.
  • Alcanza al chico que flota con un ataque.

¡Llegó el momento! Toca armarse de valor y enfrentarse al eslabón perdido de la cadena Metal Gear, el ST-84, más conocido como Sahelanthropus. El equipo recomendado para esta misión es, como estarás imaginando, tu lanzamisiles más potente y el traje de batalla. El Sahelanthropus dispone de gran variedad de ataques: ametralladoras, misiles, un lanzallamas... Pero su ataque más poderoso es sin duda el que efectúa con su espada-látigo: tras un pequeño aviso, golpeará el suelo con el artefacto, haciendo que unas gigantescas rocas broten de la tierra. Estas rocas explotan a los pocos segundos, causando enormes cantidades de daño. Lo mejor que puedes hacer es huir despavorido en cuanto veas que el enemigo se prepara para utilizar este ataque. Los misiles, por su parte, pueden ser evitados disparando con un arma automática o corriendo entre las piernas de la bestia... Aunque mucho cuidado con está última solución.

Cada vez que te quedes sin munición, te enviarán suministros desde la Base Madre. Sin embargo, es fundamental que aproveches cualquier respiro para hacer pedidos, de forma que nunca te encuentres 'vacío'. Cuando al Metal Gear le quede poca salud, utilizará nuevos ataques: uno de ellos consiste en situarse fuera de tu alcance y disparar un rayo láser letal. Por suerte, es muy fácil de esquivar y sólo tendrás que esperar escondido tras una roca para continuar la batalla. También realizará una embestida a toda velocidad, con la peculiaridad de que el tiempo se ralentizará. Es justo en este momento cuando desvela su verdadero punto débil: el chico que flota. Si le disparas, el Sahelanthropus quedará aturdido y podrás mandarle un par de misilazos de propina. En algunos momentos de la misión también contarás con el apoyo del helicóptero de ataque, pero debes vigilarlo muy de cerca, pues el ST-84 no dudará en atacarlo y derribarlo. Esta misión puede ser especialmente ardua, sobre todo por la enorme cantidad de misiles que es capaz de aguantar la máquina. Pero sigue nuestros consejos y tarde o temprano te alzarás triunfante. ¡Enhorabuena, soldado!

Guía y trucos de Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain