Resident Evil Code Veronica X - 14. Adiós, isleños, adiós

 

Crúzalo hasta el otro lado y pasa por la puerta a otra sala. Registra las taquillas y unos cadáveres que hay en un rincón para encontrar un spray y la llave del aeropuerto. Retrocede ahora hasta (84) y usa la llave en la cerradura de la puerta que lleva a (85). Recoge aquí dos hierbas verdes, unas granadas y un cargador además de usar el baúl y la maquina de escribir si quieres (algo nada descabellado, créenos). Equípate con algo potente (el lanzagranadas es la mejor opción) y coge un par de hierbas verdes antes de empujar (hacia el interior) que atascan la puerta del montacargas y usarlo para llegar hasta (15). En ese momento comenzará una cuenta atrás de 5 minutos y una escena te mostrará como Alfred deja en libertad... a un Tyrant.

Con el miedo recorriendo tu cuerpo, tendrás que llegar otra vez hasta el avión por el camino que ya conoces (usando el submarino), lo malo es que antes de llegar hasta él te encontrarás con ese bichito en la zona que hay antes de llegar a (9). Ármate con el lanzagranadas y dispárale desde cierta distancia para que el no te alcance ya que lo único que hará será golpearte cuando te acerques demasiado. Dispara y retrocede, dispara y retrocede, así de sencillo. Tras hacerle hincar la rodilla 4 o 5 veces se derrumbará y podrás llegar hasta el avión.

Cuando llegues a él, no te relajes. Si has jugado a anteriores capítulos de la saga ya sabrás que las criaturas como el Tyrant nunca mueren a la primera, así que ármate con flechas explosivas y el lanzagranadas y coge una buena cantidad de hierbas curativas. Cuando Steve te diga que cierres la puerta de la bodega, empieza a rezar y cruza la puerta.

TYRANT:

Hay delante tienes a nuestro amigo, pero con un par de afiladas garras de más. Nada más retomes el control y corre y pulsa el interruptor que hay justo a la derecha de la puerta y que podrá en funcionamiento la catapulta. La caja que hay al fondo saldrá disparada y golpeará al Tyrant hasta casi hacerlo caer del avión por la compuerta abierta. Este será el método por el cual podrás librarte de él, pero antes tendrás que ablandarlo un poco a base de flechas explosivas y grandas mientras haces tiempo para que la catapulta termine de prepararse. Tu enemigo se abalanzará contra ti con la garra por delante para luego asestar un zarpazo brutal que te dejará medio muerto. Ten mucho cuidado e intenta esquivarlo en el reducido espacio de la bodega hasta que puedas volver a usar la catapulta. Con unas 12 flechas y 5 o 6 grandas serás capaz de echarlo fuera al segundo intento.

Guía y trucos de Resident Evil Code Veronica X