Shadow of the Colossus - 01. VALUS, MINOTAURUS COLOSSUS

Dónde hay que ir 

Después de la bonita introducción tomas el control del personaje, a quien debes guiar al encuentro del primer coloso. Para ello tienes que desenvainar la espada pulsando las direcciones o ó k de la cruceta y, cuando la tengas seleccionada, pulsa circulo. Con ella en tus manos, sal del templo en el que te encuentras y pulsa de nuevo el botón circulo para levantar la espada (1).

Verás cómo los rayos del sol se reflejan vivamente en su filo metálico, indicándote la posición exacta del coloso al que tengas que eliminar en cada momento. Si vas girando al personaje sobre sí mismo con la espada en alto conseguirás que los haces de luz se vayan juntando cada vez más hasta que converjan en uno solo (además, notarás cómo el mando emite una pequeña vibración), momento en el que ya sabrás la dirección a la que has de desplazarte (2). Como ya habrás visto, el lugar al que tienes que ir se encuentra justo enfrente del templo, al sur.


 Cómo llegar 

Está muy lejos como para ir a pie, pero tienes a tu caballo Agro, así que súbete a él y no tardarás más de 30 segundos en llegar a la zona (3).

Cuando lo hagas, saltará una cortita escena de vídeo y, cuando termine, baja del caballo pulsando triángulo y dirígete a unas densas enredaderas que encontrarás en la pared de la derecha. Para agarrarte a ellas pulsa y mantén presionado R1 para evitar soltarte (4), y trepa hasta que llegues a una cornisa. Si quieres puedes trepar más rápido si vas dando pequeños saltos, pulsando triángulo mientras mantienes presionado R1. Cuanto más tiempo mantengas pulsado triángulo antes de soltarlo, más grande será el salto. 

Cuando llegues al filo de la cornisa, sigue por el camino que verás allí y que te llevará directamente a la parte de arriba de la colina en la que te encuentras (5). Una vez arriba, saltará otra pequeña secuencia de vídeo en la que por fin aparecerá el primer coloso, una especie de minotauro con un mazo (6). 


 Cómo acabar con él 

Ve hacia él, utiliza L1 para fijar su posición y, con la espada en mano, sitúate enfrente de él a una distancia prudente. Alza la espada y verás cómo te indica sus dos puntos vulnerables (7), que aparecerán reflejados en el gigante como símbolos azules: ahí debes clavar la espada para restarle energía. Dichos puntos están localizados detrás de su pierna izquierda y en la cabeza, así que ponte manos a la obra y ve hacia su pierna. 

Salta hacia su extremidad, agárrate y trepa un poco hasta su gemelo (8). Una vez allí, clávale la espada un par de veces hasta que el coloso se arrodille, momento que debes aprovechar para empezar a trepar por su cuerpo. Hazlo y llega hasta una especie de plataforma que la bestia porta en la parte trasera de su cuerpo, donde podrás descansar (9). Después es hora de que sigas subiendo por su espalda hasta llegar a la parte superior de la cabeza. Una vez allí, ya sabes lo que debes hacer: dáñale con la espada y acaba con el primer coloso. Cuando lo consigas aparecerá una secuencia de vídeo, luego tendrás opción de guardar la partida y acto seguido serás transportado como por arte de magia al templo. Este hecho se sucederá siempre de ahora en adelante cada vez que elimines a un adversario.

Guía y trucos de Shadow of the Colossus