Los 'millennials' españoles prefieren los smartphones para jugar

Smartphones millenials

Los smartphones son, hoy en día, un dispositivo fundamental en la vida de casi cualquier persona. Estamos permanentemente conectados a internet, nos comunicamos con el mundo entero a las redes sociales y, por supuesto, jugamos.

Cada año salen teléfonos y tablets que multiplican su capacidad de cálculo respecto al año anterior, lo que se traduce en nuevas oportunidades para mostrar videojuegos más pesados, con mejores gráficos y que usan tecnologías vanguardistas, como la realidad virtual, una tendencia que abandera Samsung en este tipo de dispositivos gracias a sus gafas creadas en colaboración con Oculus, las Gear VR. Ademas, los últimos modelos de Galaxy incluso incorporan un 'modo juego' que permite sacar capturas de pantalla de forma fácil y alargar la autonomía del teléfono cuando estamos jugando.

Samsung lanza un nuevo paquete de contenidos para Samsung Gear VR

Un reciente estudio llevado a cabo por The Cocktail Analysis con una muestra de más de 820 personas entre 18 y 40 años demuestra que se está cambiando la tendencia de juego de las consolas y el PC hacia los teléfonos móviles, dispositivos que nos acompañan a diario allá donde vamos.

Entre los llamados millennials españoles, el móvil destaca como plataforma principal de juego, siendo utilizado por un 83% de los mismos frente al 67% de las videoconsolas y el 62% del PC. Algo muy curioso es que, el 100% de los encuestados coinciden en que el móvil les permite tener experiencias más inmersivas e intensas, gracias tanto a esa portabilidad como a la realidad virtual.

De hecho, las compañías de videojuegos miran cada vez más al mercado de los móviles. Gameloft, hermana de Ubisoft, es una gran desarrolladora para teléfonos y tabletas que ofrece juegos con un apartado visual alucinante. Otros estudios, como los españoles Pantumaca, ofrecen experiencias en realidad virtual como Annie Amber. Y, como no, encontramos versiones de bolsillo de Minecraft, un clásico.

Está claro que los móviles siempre han sido una buena manera de acercar los videojuegos a otro público, desde el clásico Snake de los Nokia irrompibles hasta Candy Crush Saga que, guste más o menos, ha iniciado en el mundo de los videojuegos a millones de personas que no se imaginaban nunca jugando a un juego digital. El futuro es prometedor en cuanto al apartado visual y la interconexión, la principal duda es si las compañías seguirán estancadas en un sistema de control convencional en pantallas táctiles.