4 Fantásticos: ¿Quién es el responsable de las malas críticas?

El reboot de los 4 Fantásticos ha cosechado malísimas críticas antes incluso de estrenarse. ¿Pero quién tiene la culpa? Rumores apuntan a que el estudio forzó la mano de Josh Trank, el director y éste a su vez, en una rabieta optó por pagarla con el equipo de rodaje, dando píe a una película hecha a desgana. 

El culebrón del remake de los 4 Fantásticos viene de lejos. Tras el aluvión de durísimas críticas, que llegaron a comparar al Doctor Muerte de Toby Kebbell con el Ecce Homo, han comenzado a circular también rumores acerca de cuáles podrían ser las causas de esta debacle, la cual tiene dos focos como cabeza de turco: Fox, la compañía, y Josh Trank, el director.

Según Collider, a través de uno de los invitados a su última mesa redonda, parece ser que Fox y Trank han tenido un montón de desencuentros a lo largo de la producción de la película. En un principio, ambas partes pactaron tres actos claves, tres escenas pivotales para el desarrollo de la cinta, pero una vez comenzó el proyecto, Fox dio orden de retirar estas escenas y el tercer acto, lo cual ofuscó a Josh Trank de sobremanera, al perder tres de sus principales bases para hacer que la película encajase, ya que no era la película que se había pactado.

Paralelamente, Entertainment Weekly se hace eco de estos rumores y recuerda la supuesta brecha abierta entre Josh Trank y Fox, con la que se especuló hace meses.  Y todo a raiz del tweet que el propio Josh Trank ha publicado, aludiendo a que si le hubieran dejado hacer su película, la crítica la estaría ahora adorando. 

Rápidamente, el medio ha corrido a rescatar todos los rumores sobre el enfrentamiento con Simon Kinberg, el productor, y cómo el comporamiento de Trank le habría podido sacar de la producción del próximo spin-off de Star Wars, lo cual habría conducido a a su vez al deseo del director de desaparecer del cine comercial una temporada.

Y es que, según apuntan las fuentes de EW, la pataleta de Josh Trank ante las imposiciones de Fox habrían sido muy, muy serias. Desde pagarla con el equipo de rodaje y los actores, volcando con ellos su mal humor, hasta destruyendo la casa en la que residía durante el rodajes. Esto a su vez habría conducido a su comportamiento errático y a sus extrañas exigencias, haciendo que Fox poco a poco comenzara a perder la fe en él. De ahí que la web parece creer a pies juntillas que, efectivamente, llegado un momento la compañía retiró a Trank del proyecto y el propio Simon Kinberg hubo de rodar escenas de una película a medio hacer.

Ahora bien, como señalan distintos medios, ¿se ha de culpar pues a Josh Trank del desastre frente a la crítica o a la propia Fox? ¿Acaso el trabajo o la propuesta de Trank era tan desastrosa que la única forma de salvarla fue retirarlo del proyecto, dejándolo en manos de alguien que  compartiera la visión del estudio? En cualquier caso,  es cierto que todo ésto aún son rumores y que no están del todo confirmados, como que el Doctor Muerte se iba a llamar originalmente Doomashiev y Doom iba a ser su apodo hacker. Esto y otros detalles no han sido del todo confirmados, pero quizá con el tiempo se revele la verdad detrás de todos ellos, dando pie a un interesante documental.