La abadía del crimen - Un juego inspirado en Umberto Eco

El nombre de la Rosa, la inmortal novela histórica de Umberto Eco, tuvo su adaptación al mundo de los videojuegos con La abadía del crimen. Os hablamos del videojuego español que mejor ha sabido adaptar una obra literaria. 

Umberto Eco, escritor, filosofo y humanista italiano, fallecía el 19 de febrero de 2016 a los 84 años. Autor de multitud de relatos, su obra más conocida y vendida es El nombre de la rosa. La novela histórica fue adaptada al cine con Sean Connery y Christian Slater en sus papeles principales, pero también tuvo su propio videojuego, La abadía del crimen. Para homenajear al autor italiano repasamos la historia del videojuego español. 

La Novela

El nombre de la rosa nos traslada hasta una abadía religiosa del siglo XIV en la que fray Guillermo de Baskerville y su aprendiz, Adso de Melk, investigan una serie de extraños crímenes que están sucediendo. La novela se publicó en 1980 y fue tal su éxito de crítica y público que Jean-Jacque Annard la llevó al cine. 

 

La abadía del crimen

En el año 1987, una de las más importantes compañías de videojuegos de la Edad de Oro del la industria española, Opera Soft, decidió desarrollar una aventura basada en El nombre de la rosa. Su mayor mérito fue lograr mantener la esencia de la novela en formato de videojuego y, eso, muy pocos juegos basados en libros lo han logrado. Los diseñadores de La abadía del crimen fueron Paco Menéndez y Juan Delcán. El título se lanzó en Amstrad CPC, Spectrum, MSX y PC. 

 

Al igual que en la novela histórica, los personajes principales son el fraile Guillermo de Baskerville y Adso de Melk que tienen que averiguar quién es el autor de los asesinatos que se están cometiendo en una abadía benedictina. La acción se desarrolla durante 7 días en los que nos metemos en la piel de un monje del siglo XIV para realizar sus labores y en nuestros ratos libres investigar. La abadía del crimen se diseñó con la idea de que no fuera un juego sencillo. No nos podíamos mover con total libertad y si éramos descubiertos en nuestra investigación o no cumplimos nuestras tareas, nos jugábamos la expulsión del abadía. Había que andarse con mucho ojo. 

 

 

En el videojuego el verdadero protagonista es Guillermo de Baskerville, aunque en ocasiones muy puntuales utilizabamos a Adso. Los puzles y tareas que teníamos que realizar, junto con su magnífico apartado artístico le convirtieron en un juego de culto y único para la época. 

 

En el año 2008, la compañía Alcachofa Soft lanzó The Abbey, una aventura gráfica en la que Fray Leonardo de Toledo y el joven hermano Bruno tenían que investigar una serie de asesinatos. Esta vez, todos los misterios tienen lugar en una abadía española y con este juego quisieron rendir tributo a La abadía del Crimen.

 

No sabemos que pensaría Umberto Eco de la adaptación de su novela al mundo de los videojuegos o si le gustó la película, pero debemos hacer caso a una de sus frases más memorables: "Quien no lee, a los setenta años habrá vivido una sola vida. Quien lee, habrá vivido cinco mil años. La lectura es una inmortalidad hacia atrás.”