Cave Story 3D sufre un pequeño retraso

A los jugadores no les suele gustar que los juegos que están esperando como agua de mayo, sea el mes que sea, se retrasen y lleguen tarde a su cita. Aunque si lo pensamos fríamente, si el retraso (de Cave Story 3D, por ejemplo) no está ligado a problemas de distribución, significará que desde el estudio de desarrollo se está trabajando para mejorar el producto final, por lo que en muchos casos, bienvenido sea.

Luego salen juegos a medio hacer con miles de bugs que necesitan de parches para ser jugables y pasa lo que pasa.

Los desarrolladores de Cave Story 3D han querido coger el toro por los cuernos, retrasando la salida del remake del título hasta noviembre para poder mejorar la jugabilidad y cambiar pequeños detalles, fruto de digerir las críticas recibidas después de su salida en DSiWare y WiiWare.

Así que ya sabéis, por mucho que lo esperábamos para verano, Cave Story 3D llegará a la última portátil de Nintendo casi a finales de año. Habrá que esperar, pero el pensar en las posibles mejoras respecto a sus otras versiones puede aligerar un tanto la espera, ¿no creéis?