Expomanga 2014: Éxito rotundo de asistencia

Expomanga 2014 ha vuelto a tener un aforo completo.  La convención del manga de Madrid ha superado las espectactivas de asistencia, muy a pesar de los problemas de acceso al registro, generados debido a las regulaciones impuestas por el Ayuntamiento de Madrid. 

ACTUALIZADO: 20/05/2014: A pesar de los problemas de acceso a Expomanga 2014, narrados en este artículo, datos facilitados por la AEAC  a través de un comunicado abalan que la edición de este año ha sido la más concurrida de la historia de esta convención.

La AEAC ha cifrado en 40412 visitantes el número total de asistentes, 10000 más que en pasadas ediciones. Así mismo, se ha señalado que este volúmen supera las previsiones para los que están habilitados los 12000 metros cuadrados de Pabellón de Cristal, lugar en donde se celebra actualmente estos eventos. Así, parece ser que la actual sede de la convención podría quedarse pequeña a pesar de ser el mayor espacio de la capital destinado a estos eventos.

A este respecto, Emilio Gonzalo, director del Salón ha señalado en dicho comunicado que:

"Más allá de dar las gracias a todos los que han formado parte de este triunfo de la cultura y el Noveno Arte,  en esta ocasión quiero enfatizar la necesidad que esta ciudad tiene de mejorar aún más las condiciones en las que se celebra. Doce mil metros cuadrados de fiesta parecen muchos ─lo son, de hecho─, pero espero que las autoridades acepten su responsabilidad con los ciudadanos y se den cuenta de que necesitamos su ayuda para seguir creciendo".

Parejamente, desde la AEAC ha hecho pública también su voluntad para mejorar las condiciones de acceso y alojamiento de la convención, de cara a futuras ediciones. Ahora sólo resta esperar la respuesta del Ayuntamiento de Madrid sobre esta cuestión. 


Artículo original, publicado el  17/05/2014: 

Expomanga 2014, la gran convención del manga de Madrid ha arrancado con fuerza este fin de semana. Y una vez más, el Pabellón de Cristal de la Casa Campo ha reunido a los forofos de la producción audiovisual nipona, hasta casi colmar su capacidad. De hecho, el aforo se ha completado del todo y ya desde el viernes por la tarde era imposible comprar entradas a través de Internet. ¿Cómo se traduce ésto? Pues en cientos de personas acudiendo al recinto, muchas de ellas pertrechadas como sus personajes preferidos de videojuegos, cómics, manga y películas, lo cual bien podría parecer un rotundo éxito para la convención. 

Desgraciadamente, este lleno tiene una parte negativa. Y es que un año más, una buena parte de todos estos asistentes se quedaron "compuestas/os y sin novio/a". Esto es, sin entrada y sin la posibilidad de entrar a disfrutar de su pasión por el manga y el anime en una de las más importantes convenciones nacionales. 

Debido a las regulaciones establecidas por el gobierno de Madrid y de su Ayuntamiento, como resultado del trágico suceso del Madrid Arena, la Asociación Española de Amigos del Cómic (AEAC), la organizadora del evento, ha tenido que ceñirse por segundo año consectuivo a unas limitaciones especialmente severas. Por eso mismo, el acceso al recinto, así como el tráfico de personas a las áreas de Expomanga ha sido restringido hasta niveles impensables de ediciones anteriores a 2012. 

Por un lado, el recinto del Expomanga no permitía superar un aforo determinado. Esto ha obligado a que el control verjas y en la entrada del edificio haya sido controlado de una manera, según algunos asistentes, desproporcionada. No en vano, incluso agentes de policia municipal de Madrid debieron controlar los accesos a ciertos puntos, prohibiendo el paso a todos los visitantes sin entrada, incluyendo a prensa que no contara con acreditación. 

A este férreo control del tráfico de asistentes se ha sumado el hecho de que la organización tuvo que cerrar las taquillas durante la mañana del sábado 17, al superar rápidamente el número de personas estimado que podían deambular por el recinto. Aunado a la suspensión de venta por Internet, entonces es fácil entender que aquellos rezagados que acudieron a Expomanga 2014 poco antes del mediodía, se encontraran con la imposibilidad de entrar al recinto ferial. Por desgracia, estos "rezagados" no fueron casos contados, sino fácilmente un par de cientos de personas, las cuales se encontraron con la imposibilidad de entrar en el Pabellón de Cristal incluso por la tarde, otro año más.

Más aún, incluso los asistentes con entrada (o pase) debían esperar larguísimas colas antes de poder acceder al edificio o atravesar las vallas. ¿El motivo? Una vez más el control de masas impuesto por el Ayuntamiento. 

Ante esta situación, los responsables de la AEAC emitieron un comunicado a través de sus redes sociales en el cual se pedían disculpas a los afectados y se comunicaba que ya se negociaba con Madrid Destino, empresa municipal que gestiona los eventos en el recinfo ferial, para reabrir taquillas y facilitar el acceso a todos aquellos que no hubieran podido comprar entradas aún. Sin embargo, una vez más, las taquillas solo abrieron un tiempo limitado.

Aunque tanto en las redes sociales, como entre el público asistente, parece existir cierta comprensión hacia los responsables de Expomanga 2014 debido las limitaciones impuestas por el Ayuntamiento de Madrid, lo cierto es que el número de quejas sigue en aumento. Desgraciamente, mientras desde las instituciones públicas no se busque una solución distinta y se establezca una fórmula más adecuada al caso de Expomanga, y convenciones similares, la cuestión dista mucho de resolverse.