Gran Turismo para PS4 a medio gas

Gran Turismo Sport ya tiene fecha de lanzamiento. El próximo 16 de noviembre disfrutaremos del simulador de velocidad exclusivo, desarrollado por Polyphony Digital. Pero, ¿es suficiente una versión "recortada" de este juego de velocidad? 

Gran Turismo es una de las exclusivas de PS4 más esperadas por todos los usuarios. El juego de Polyphony Digital proviene de una estirpe legendaria: cuando apareció el primer Gran Turismo en PlayStation, se convirtió en un auténtico vendeconsolas (el simulador de 1997, fue el juego más vendido de PSX con casi 11 millones de copias en todo e mundo). Gran Turismo 3 A-Spec fue el primer juego que demostró la potencia gráfica de PS2 (15 millones de copias vendidas desde 2001) y en Gran Turismo 5 se incluyó el circuito urbano de Madrid. Se encuentran entre los mejores juegos de coches de la historia.   

La responsabilidad de cada nueva entrega se ha ido acrecentando. Por un lado, los usuarios se volvían más exigentes: había que retocar la física para evitar ese efecto "coches de choque" en las colisiones y mejorar la inteligencia artificial de los pilotos rivales. La potencia de las nuevas consolas, además, iba aumentando el listón de lo que queríamos ver en pantalla: coches con más polígonos, efectos de iluminación más reales y un mayor número de pruebas.

De modo que Polyphony Digital, con Kazunori Yamauchi a la cabeza se embarcó en un viaje imposible: viajar por circuitos de todo el mundo tratando de captar la esencia de sus curvas, y sobre todo aumentar hasta números ridículos el garaje de vehículos disponibles. Probar cada coche, escanear los modelos, grabar el sonido de los motores. Una tarea que tuvo resultados irregulares en las últimas entregas. Hablo, por supuesto, de la inclusión de coches de dos tipos: el modelo básico, con menos detalles, y los coches premium, que tenían la perspectiva interior disponible y una ejecución más perfecta. 

Por si eso fuera poco, el simulador de conducción de Sony también arrancó el programa GT Academy, para esponsorizar pilotos en la competición real. Esto hubiera sido una excelente promoción de Gran Turismo, pero se convirtió en un arma de doble filo por la implicación de los desarrolladores en el programa. Más tiempo para pilotar, pero menos para trabajar en el juego.  

Esta urgencia de tiempo ha motivado que Polyphony lanzase experimentos, como Gran Turismo Prologue, Gran Turismo Concept o Gran Turismo HD (descargable gratis para PS3). Se trataba de juegos "a medias" para conseguir tiempo e ingresos extra, mientras se desarrollaban las entregas "de verdad". Pero nunca llegaron a satisfacer las ansias de velocidad (toma guiño) de los jugadores.

Ahora tenemos el anuncio de Gran Turismo Sport para PS4, y sentimos la amenaza de que este juego de carreras también se quede a medias.  Aunque Yamauchi ha dicho que será un juego "grande" a la altura de un Gran Turismo 7, la verdad es que tenemos motivos para dudar. Los 137 coches modelados de nuevo -no aprovechados de Gran Turismo 6- y divididos en 4 clases, funciones sociales, centrado en la competición... parece que faltan modos de juego en el anuncio (sólo hay campaña, arcade y competición). Y además, 27 circuitos en 19 localizaciones no son un número demasiado impresionante. Entre ellos, sólo habrás dos circuitos de rally

Hay dos factores más que se suman a nuestra preocupación por el destino de GT Sport. El primero es la sequía de juegos de carreras exclusivos en PS4. Sólo Driveclub (y eso que tuvo un lanzamiento muy accidentado) ha conseguido mantener el tipo. Eso hace que los usuarios de la consola estén más hambrientos por un simulador AAA.  El segundo bache en la carretera de Gran Turismo es la competencia. Con una entrega anual, los juegos de carreras de Xbox One, Forza Horizon 2 y Forza Motorsport 6 se han convertido en el referente del género. Y eso sin tener en cuenta multiplataforma como Project Cars o Asetto Corsa que le han ganado terreno a un juego que antes parecía intocable. 

Gran Turismo Sport también será compatible con PSVR, lo que podría ser un factor añadido para que se haya precipitado su desarrollo. Dicen que las imágenes que se han mostrado pertenecen a una versión al 50% de su desarrollo. Otro motivo para meterle prisa a Polyphony Digital