La jugabilidad de Uncharted 4: El desenlace del ladrón

Nathan Drake contará con nuevas herramientas en Uncharted 4: El desenlace del ladrón, y todas ellas prometen tener sus momentos de gloria para poder avanzar por los espectaculares escenarios. Un gancho, un cuchillo o una linterna serán sólo algunos de los objetos que le harán la vida más fácil.

Uncharted 4: El desenlace del ladrón seguirá la senda jugable marcada por las anteriores entregas, con una combinación muy equilibrada de plataformas, disparos y exploración. Sin embargo, Nathan Drake contará con nuevas habilidades y herramientas que le permitirán solventar la papeleta más de una vez. A veces, el desarrollo será muy frenético y vertical, mientras que, en otras ocasiones, será necesario pararse a pensar.

Gracias a la mayor potencia de PS4, una de las novedades de U4 será la mayor verticalidad de los entornos. Como siempre, el protagonista podrá saltar y escalar enganchándose a cualquier guijarro, aunque, a menudo, éstos se vendrán abajo, por lo que habrá que estar pendiente de los QTE que saltarán. Al mismo tiempo, los escenarios serán más amplios, por lo que habrá diferentes rutas, todas igual de válidas, para avanzar por ellos.

Aunque en Naughty Dog aseguran que no se han inspirado en ningún otro juego, dos de las nuevas herramientas recordarán mucho al último Tomb Raider. Nathan Drake contará con un gancho y un cuchillo que le servirán para enfrentarse a lo salvaje. Dado que los escenarios serán más intrincados, el gancho será imprescindible para salvar grandes distancias, descolgarse por precipicios o incluso correr por las paredes mientras huye de los disparos de algún enemigo. Por su parte, el cuchillo, que será muy similar al piolet que usaba Lara Croft, se podrá clavar en superficies porosas para poder escalar. Moviendo el joystick derecho, podremos elegir en qué punto exacto clavar el filo, sin animaciones predefinidas.

Los mejorados escenarios auspiciarán aún más cambios. La vegetación será muy frondosa, de modo que el sigilo ganará relevancia, hasta el punto de que muchas zonas se podrán atravesar sin necesidad de disparar ni una sola bala, pues el follaje nos ocultará de ojos curiosos. Como en The Last of Us, habrá una linterna que servirá para avanzar por áreas oscuras y para resolver algún que otro puzle. A priori, las mecánicas de nado también ganarán en importancia.

En cuanto a los tiroteos, las armas de fuego tendrán un control más pulido, de modo que el apuntado será más ágil: se podrá disparar en carrera e, incluso, mientras se está cayendo de culo por una pendiente. Paralelamente, las coberturas condicionarán las refriegas, pues muchas serán destructibles, para evitar que nos quedemos anclados en un sitio y abatamos a todos los enemigos desde ahí. En ese sentido, como en The Last of Us, la IA se mostrará muy avispada, aprovechando el entorno en su beneficio y tratando de tendernos emboscadas. Aunque no habrá modo cooperativo, Sam, el hermano de Drake, estará muchas veces en pantalla prestando su ayuda. Finalmente, las luchas cuerpo a cuerpo se verán favorecidas por un sistema de animaciones más orgánico y creíble.

Si queréis conocer más detalles sobre las nuevas mecánicas jugables de Uncharted 4: El desenlace del ladrón, no os perdáis la entrevista que hemos publicado hoy al director del juego, Bruce Straley, y a tres de sus diseñadores, Ricky Cambier, Kurt Margenau y Emilia Schatz. Y recordad que, durante esta semana, estamos publicando muchos otros contenidos del juego, indexados en este enlace.

Ir a la ficha Escribe tu análisis