La crisis también alcanza a LucasArts

Sin cifras oficiales, parece ser que unos 60 trabajadores de LucasArts han sido despedidos en el departamento de desarrollo, y más de 25 personas de otros lugares. La compañía ha reconocido que necesitaba ajustar el personal y, por ello, han tenido que deshacerse de los empleados que no consideraba imprescindibles.

Todo esto ha ocurrido después de finalizar el desarrollo de Star Wars El Poder de la Fuerza II. Y es que según han declarado "necesitamos reorganizas nuestros equipos para afrontar mejor las necesidades de un estudio interno".

Sin duda, una mala noticia que, esperemos, no influya en futuros proyectos de la compañía estadounidense.