Mew-Genics retrasa a Super Meat Boy

Mew-Genics comenzó siendo un pequeño juego flash hecho en tres días, pero a estas alturas es un proyecto con vida propia que ha absorbido tanto al Team Meat que se han visto obligados a pausar otros proyectos, como el port a Android e iOS de Super Meat Boy.

Si pertenecéis al grupo de fanáticos de la palabra del Team Meat, os importa bastante poco Mew-Genics y aún estáis esperando ansiosos a que su ambiciosa versión de Super Meat Boy para Android e iOS haga acto de presencia en dichos dispositivos, aún tendréis que esperar una temporada hasta que vuestros deseos se hagan realidad. Es lo que se puede entender tras las últimas declaraciones de Edmund McMillen y compañía, que apuntan al juego de los trillones de gatos como principal responsable del retraso que sufrirá la versión portátil de nuestro trozo de carne favorito.

Según explican en su blog de desarrollo (en el que han confirmado que llegará a Steam), a partir de la tercera semana de desarrollo de Mew-Genics empezaron a darse cuenta de que el título se estaba empezando a convertir en un auténtico monstruo en el que convergían múltiples géneros diferentes de una forma que nunca antes habían vivido, por lo que decidieron pausar temporalmente cualquier otro desarrollo para aunar todos sus esfuerzos en sacarlo adelante.

A estas alturas, en sus propias palabras, han descubierto cosas realmente raras e increíbles que 'ocurren' (sí, las comillas también son suyas) más allá de lo que está programado. En otras palabras, el juego comienza a tener vida propia en cierta manera. ¿Aparecerán maullidos en los comentarios del código? ¿Olerá a atún los teclados de la oficina? Misterios que no sabremos, si es que llegamos a conocerlos algún día, hasta que no le echemos el guante.

Bromas a parte, tenemos suerte, visto lo visto, de que The Binding of Isaac Rebirth esté siendo desarrollado por NiCALIST para ahorrarnos otro retraso, ¿no? Eso sí, no podemos quejarnos de ello, ya que no todos los estudios demuestran la misma pasión y sentido de la responsabilidad de los que parece que hacen gala Tommy Refenes y Edmund McMillen en el Team Meat, sin contar con su grado de locura permanente que tanto nos gusta.

Dicho esto, parece que tendremos que hacer un ejercicio de paciencia en lo que respecta a la versión portátil de Super Meat Boy hasta que el extraño título de genética gatuna haga acto de presencia, cuya fecha todavía está en el aire.