El pad de Xbox One, un periférico duro de roer

Podemos estar tranquilos, según Microsoft, el pad de Xbox One será capaz de aguantar más de 10 años de 'penurias'.

Actualmente, lo único que podemos comprar, estéticamente, entre PlayStation 4 y Xbox One son sus cámaras y sus pads, al menos hasta que Sony descubra la apariencia de su consola de siguiente generación durante el E3 2013, pero para eso aún quedan unos cuantos días. Como suele decirse, 'para gustos se hicieron los colores', y habrá quienes prefieran el mando más veterano de la compañía japonesa y quienes estén más cómodos con el ergonómico pad de Microsoft, pero una de las cuestiones que también debemos plantearnos es, ¿cuál durará más?

A falta de saber qué tiene que decir Sony al respecto de su mando sí podemos comentar la durabilidad que Microsoft le ha calculado al nuevo pad de Xbox One, pues según Bob Brown, director de hardware y accesorios de la compañía afincada en Redmond, éste "podrá durarnos entre siete o diez años, incluso más".

Microsoft ha elaborado alrededor de 20 prototipos a lo largo de los últimos años y, como suele ser habitual en éste tipo de productos, se han realizado diferentes pruebas de estrés para comprobar su durabilidad. El nuevo mando para Xbox One se ha llevad golpes por todas partes, sus botones han sido pulsados más de dos millones de veces, entre cinco o seis cada segundo, y el periférico ha aguantado como un campeón. ¡Ya podremos jugar a Dark Souls III sin miedo de romper el mando cuando lo estampemos contra la pared!

Lecturas recomendadas