Quentin Tarantino - Su retirada y su mejor personaje

Tarantino palmas

Ay Quentin, si supieras cuántas veces nos has hecho suspirar a más de uno mientras negábamos la posibilidad de que lo hubieras vuelto a hacer. Esa brillantez en los diálogos que dejará para la posteridad escenas como el masaje de pies entre Vincent y Jules, o la capacidad para convertir en cómico el momento Ku Klux en Django. En realidad, el realizador de Reservoir Dogs o Kill Bill, entre otras muchas obras de arte, es buen conocedor del impacto que tienen todos los elementos que envuelven sus películas sobre los espectadores. Un estilo único, tan personal que es casi palpable, con un balance entre la genialidad y el histrionismo que han llegado a convertirlo en un director de culto. Es por ello que cuando Quentin Tarantino habla acerca de su retirada, a más de uno se nos escapa una lagrimita. Durante toda la promoción que realizó de Los odiosos ocho, el director ha mantenido su intención de rodar sólo otros dos títulos más, al menos como director.

La noticia viene cuando en una entrevista que ha concedido a Screen Daily, el director ha anunciado que planea "parar en la décima película, pero a los 75 puede que decida que tengo otra historia por hacer". Algo que tampoco nos pilla de sorpresa conociendo el carácter de Tarantino. Además, ha confesado el personaje que él considera que es su mejor creación hasta la fecha: "[Hans] Landa es el mejor personaje que he escrito y, probablemente, que escriba nunca. No me di cuenta mientras escribía que él era un genio de la lingüística". Para Tarantino, Hans Landa es "uno de los pocos nazis en la historia que podía hablar un perfecto yiddish".

Christoph Waltz como Hans Landa

Conocemos a Hans Landa por ser el Coronel nazi protagonista de Malditos Bastardos, en una de las maravillosas actuaciónes de Christoph Waltz. Lo cierto es que, probablemente, Tarantino llegó a esta conclusión gracias tanto a su trabajo en la escritura como por la soberbia encarnación de la que hizo gala, una vez más, el grandioso Waltz, que conseguiría su primer Oscar al Mejor Actor de Reparto por dicho personaje. Más tarde llegaría el segundo tras su papel como el Dr. King Schultz en Django Desencadenado. Una conjunción perfecta la que forman Quentin y el bueno de Christoph, sin duda. ¿Y tú? ¿Cuál crees que es el mejor personaje de la filmografía de Tarantino?