Xbox One X - Microsoft perderá dinero con cada consola vendida

Xbox One X fue presentada oficialmente durante la conferencia de Microsoft en el E3 2017, dando a conocer que se pondrá a la venta el 7 de noviembre por 499 €. Este precio ha abierto un debate sobre si está bien ajustado o no con las características técnicas de Xbox One X, anteriormente conocida como Project Scorpio, y para que nos hagamos una idea mejor de ello, Microsoft ha confirmado que perderá dinero por cada Xbox One X. Y es que, la compañía venderá la consola por debajo de su coste de producción.

"No generaremos beneficios con la venta de Xbox One X", explicaba Phil Spencer, jefe de la división Xbox de Microsoft, en una entrevista concedida al medio BusinessInsider. "No quiero entrar en cuestiones de cifras, pero se debe pensar en el hardware como una parte del negocio de las consolas, no como medio para hacer dinero de una empresa. La parte de hacer dinero está en la venta de juegos".

Como veis, pese a que Microsoft ha venido avisando de que Xbox One X sería un producto premium con un precio elevado, éste podría haber sido mucho más alto si la compañía hubiera decidido venderla por encima de su precio de fabricación y obtener beneficios con cada unidad vendida. Y ésta es una política que ya hemos visto con anterioridad ya que muchas veces las compañías pierden dinero con cada consola vendida durante los primeros años de vida de éstas.

Ahora habrá que ver si Microsoft consigue vender unidades suficientes de Xbox One X para que aumenten las ventas de los juegos de Xbox One y así conseguir compensar los costes de la consola y obtener beneficios. Será el 7 de noviembre cuando comencemos a ver los resultados de la nueva máquina con su llegada al mercado. Mientras tanto, os invitamos a conocer nuestras impresiones sobre Xbox One X tras verla de cerca en el E3 2017.

Lecturas recomendadas