Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Medidas contra las crisis (la económica y la mental)

imagen por defecto contenido opinión

Aunque cuando me pongo depre me hundo en la más profundas de las miserias, la verdad es que se me pasa rápido (casi siempre) y busco soluciones a mi triste estado de ánimo. A veces no son más que ideas tontas que se pierden en la niebla del absurdo, pero en ocasiones también se me ocurre algo interesante.

En este caso he decido pensar qué puedo hacer para animarme. Jugar siempre me funciona, pero no está el horno para bollos de 70 pavos que además te comes en tres sentadas… Y es que no sé porqué tanto empeño en hacer los juegos tan fáciles y tan cortos…

Lo primero que he pensando ha sido en sacarme todos los trofeos de los juegos que me gustan. Y es que, aunque me da vergüenza reconocerlo,  no tengo ni un solo Platinum. Me suelo cansar antes de lanzarme al asalto definitivo, pero hay que reconocer que si te picas, lo de los trofeos consigue que el juego te dure el doble… (o hasta el infinito si lo que quieres es el Platinim de Gran Turismo 5, ese debería valer por 20).

Aquí os dejo el vídeode mi héroe (que no sé quién es, pero es mi héroe)

Es verdad que a mucha la gente le va el rollo de los Trofeos por demostrar quien la tiene más grande… La puntuación, se entiende. Pero a mí simplemente me supone un reto personal. Aunque reconozco que a un amigo (el de la historieta de los 50 pavos), le he restregado por las narices los trofeos de GT5 alguna que otra vez… Niñerías :-)

Si me canso de los trofeos (o soy incapaz de conseguir más, que una ha perdido muchos reflejos y mucha paciencia con los años), me lanzaré de lleno a por Skyrim. No lo he querido empezar en serio, porque sé que no voy a hacer otra cosas en muchos meses (como me ocurrió el año pasado con GT5). La verdad es que esos 70 pavos sí que están bien pagados.

No sé si os lo he dicho alguna vez, pero soy un poco obsesiva compulsiva. Mis perros preferidos son los sabuesos (tengo un beagle) y hago lo mismo que ellos: agarro un rastro y no lo suelto hasta que reviento…

Miedo me da que Skyrim se convierta en mi otra vida, aunque por otro lado, con el frío que hace fuera, quedarse en casita matando dragones a lo mejor no es tan mala idea… Eso siempre y cuando no me haga un lío con la Hibernalia de Skyrim y la Invernalia de Juego de Tronos (estoy durmiendo poco y leyendo mucho, si os gusta la literatura fantástica, no lo dudéis). A lo mejor me termino primero los libros (voy por el tercero) y luego me embarco en el juego… En cualquier caso, ahorro y diversión garantizadas.

Otra buena ideas es tirar de Store. Sólo con las demos gratuitas sé que tengo juego para rato. Y encima, si me gusta algo, no va a salirme muy caro (siempre que sea descargable, claro). Ya lo hice un verano que no sabía a qué jugar y me divertí mucho con las demos que encontré, desde juegos de tablero a puzzles, pasando por originales juegos de estrategia o simples pero divertidos arcades de habilidad. De hecho, alguno cayó después… Siempre buscaba cosas raras, que al final son las más divertidas.

Los reestrenos también me van… Cuando una peli o un libro me gustan mucho no me importante disfrutarlos varias veces (sí, soy de las que me trago Pretty Woman cada vez que la echan por la tele, lo reconozco). Y ahora puedo hacer lo mismo con los juegos. Revivir juegazos en HD mola y Metal Gear HD tiene todas las papeletas para pasar a la cabeza de mi lista… Y no, Silent Hill no. A mí el que me gusta es el primero y hace poco me lo rejugué en PSP (descargado del Store, se entiende) y pasé el mismo miedo que en su día. Y no fue poco… (es que para esto del “miedo” soy público agradecido).

Con esto de los HD te llevas juegos de calidad por poca pasta… Y como aquí no hay pase online, la segunda mano también es una opción. Los que me sigáis desde el principio a lo mejor os acordáis uno de mis primeros post, que viene muy a cuento.

Es que estoy ahorrando para una Vita (y su correspondiente tarjeta de memoria). Me gustaría que fuera de colores, que el negro es demasiado serio, pero me tendré que conformar (ya personalizaré el menú). No sé lo que tardaré en reunir la pasta, que últimamente he tenido gastos inesperados y el coche me hace un ruido muy raro, pero os aseguro que mientras tanto no me pienso aburrir… Ni deprimir otra vez. Ahora hago caso al principio del 90/100

Lecturas recomendadas