Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Metal Gear Rising Revengeance, la traición de Kojima

imagen por defecto contenido opinión

Sin que sirva de precedente, escribo esta nueva entrada con el corazón más que con la cabeza. Es obvio que la razón es porque afecta a mi saga favorita. Y porque, como muchos otros incondicionales, me siento traicionado por Kojima.

En este documental, podéis ver todas las explicaciones que tanto el equipo de Kojima Productions, con Hideo a la cabeza, como la gente de Platinum Games, con un Inaba desatado (“somos unos de los mejores equipos de desarrollo del mundo) dan sobre el sorprendente giro que ha dado el desarrollo de este juego.

A continuación os doy mi interpretación, que por supuesto es personalísima y subjetiva, realizada desde el cabreo, y con el condicionante que os comentaba en el primer párrafo.

Yo lo veo así: Kojima andaba a demasiadas cosas en estos últimos años –y algo despistado, todo hay que decirlo-, y deja en manos de su equipo la puesta en marcha de Metal Gear Rising.  Evidentemente Hideo se relajó, no estuvo encima de sus muchachos, y cuando se dio cuenta los tíos estaban tan atascados que no sabían ni por dónde tirar. Por lo que se ve a Kojima no le apetecía meterse en jaleos (los rumores sobre su pereza en los últimos años no son nuevos) y tras buscar alguna solución –sin demasiado entusiasmo, por lo que veo- decidió proponerles a Platinum Games, los de Bayonetta y Vanquish, que se hicieran cargo del proyecto. Estos, faltaría más, no se podían creer la lotería que les había caído, puesto que todo consiste en hacer lo que ellos saben (espadazo limpio y más cortes que en una carnicería en hora punta) pero con una franquicia de infinito mayor prestigio y popularidad que las que ellos tienen. Vamos, que les ha tocado el gordo con reintegro incluido.

Y entonces, como podréis comprobar en el documental (que según va avanzando, cada vez queda más claro que se trata de un “vamos a dar las mejores explicaciones que podamos, antes de que nos linchen)", los efectos colaterales no se han hecho esperar. Para empezar ya no se usará el espectacular Fox Engine, del que tanto había presumido Kojima, sino el motor habitual que usa Platinum. Tampoco se ha seguido con la historia de la idea original, y en vez de desarrollarse entre los acontecimientos de Metal Gear 2 y el 4, el contexto temporal se traslada a después del 4. Aunque las dos partes hablan de intercambio de ideas, e incluso Platinum sugiere que hasta puede que incluyan videos y diálogos, yo no dudo que será un Bayonneta protagonizado por Raiden.

Adiós al sigilo. Adiós a una historia de las que te dejan con los pelos de punta. Adiós a personajes inolvidables. Adiós a los guiños "made in Hideo"... Sí, quizá hasta resulte un juego entretenido, pero desde luego no va a ser un Metal Gear, y a mí que no me vendan burras. Menos mal que –al menos eso espero- no van a meter a Solid Snake en este desaguisado. Y sí, también Hideo habla de un futuro (¿muy lejano?) Metal Gear 5, con todos los elementos de la saga y ambientado en la 2ª Guerra Mundial. Suena genial, amigo, pero después de esta jugarreta… ¿quién te va a creer?

Lecturas recomendadas