Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Ovación cerrada

imagen por defecto contenido opinión

Cuando lo recuerdo, todavía se me ponen los pelos de punta. El patio de butacas del teatro HMV Hammersmith Apollo a reventar, las luces apagadas, y la orquesta filarmónica de Londres interpretando las épicas melodías de The Legend of Zelda, mientras en una pantalla gigante se proyectaban los mejores momentos de la saga. Y es que lo mejor del concierto 25º Aniversario no eran las piezas en sí mismas, sino los recuerdos que llevábamos con nosotros.

 

Aquella noche de lluvia, cuando nuestro héroe despertaba en A Link to the Past, coincidiendo con mi cumpleaños, o cómo me conmovió el verdadero aspecto de Midna al final de Twilight Princess (una mañana, disfrutando de las vacaciones de Navidad). Y qué decir de mis primeros paseos en el barco de Wind Waker… en la versión japonesa, rodeado por mis compañeros en la redacción. Os aseguro que la gente estaba llorando “a moco tendido” durante el concierto, supongo que porque ellos también llevaban un buen equipaje de recuerdos.

Por si eso fuera poco, también hubo algunos momentos simpáticos durante la Zelda Symphony, como los fans corrigiendo a la espectacular Zelda Williams cuando confundió Kakariko “Village” con “Valley”, el inglés “justito” de Eiji Aonuma o el compositor Koji Kondo interpretando al piano uno de los temas de Wind Waker mientras evitaba las cámaras…

 

Parece que la gira de conciertos de 2012 se limitará a los Estados Unidos, lo que me hace lamentarme. ¿Por qué no se celebra uno en España? Yo fui uno de los afortunados que asistió a Star Wars in Concert, en el palacio de los deportes de Madrid, y os aseguro que estaba a reventar… y no creo que la convocatoria de Zelda sea menor. Al menos nos queda un consuelo, y es que con el juego, tanto la edición normal como la de coleccionista, se incluirá un CD con los mismos temas que pudimos escuchar en el concierto. No es lo mismo que verlo en vivo, pero si cerráis los ojos, seguro que surgen un montón de recuerdos que os conmoverán tanto como a mí.

Lecturas recomendadas