Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

PS4: Houston, Sony... ¡¡tenemos un problema!!

imagen por defecto contenido opinión

La pasada semana por estas fechas estábamos en capilla todos los gamer del mundo, pendientes de la Gran Manzana y temerosos de lo que Sony nos iba a enseñar. El hype rozaba límites de auténtica locura y los más creyentes en la causa penaban por las esquinas ansiosos por saber cómo Sony iba a convertir su Mesías llamada PS4 en carne.

Y llegó el evento. Y Sony habló a su parroquia de conceptos, esbozos, formas de jugar, de compartir, de ver, de conocer, de sentir y otras ideas más que bien servirían para un anuncio de gafas, perfumes, ropa o pizzas. ¿Estuvo mal lo que dijo Sony? Para nada. Al revés. Creo que sus tiros van bien encaminados y se atisba un futuro bastante bien pensado y, sobre todo, armado de polígonos, texturas y potencia gráfica... (inspirada en el modelo PC) pero eso sí, de la carne ni rastro. Nadie sabe qué forma adoptará PS4 cuando llegue a la Tierra.

Si algo nos quedó claro es que nuestras PS4, cuando las saquemos de la caja y las conectemos a la tele y al Wifi, van a empezar a tirar de conexión como si no costara. Pim, pam, pim, pam. Que si entro en la sistema operativo, que si se actualiza esto en la nube, que si juego en streaming al Uncharted 3, que si paro la partida y me meto a ver cómo se piña el Quesada contra el mismo enemigo de siempre, que si subo a Facebook mi última partida, etc.

Todo esto, así sobre el papel, parece maravilloso. Conceptualmente hablando es irreprochable y seguro que va a funcionar a la perfección... de consola para adentro. Es decir, todo va a ir 'miel sobre hojuelas' mientras lo que haya que hacer lo haga PS4 por dentro de sus tripas pero, ¿alguien es capaz de imaginar cómo acabará nuestra experiencia next-gen con una conexión media de ADSL española?

Y es que Sony, a nivel global, cuando diseñó su máquina seguro que estaba pensando en las conexiones ADSL de USA o JAP, o la de algunos países europeos, creyendo que aquí pertenecíamos a la primera división. ¿Y por qué Sony llegó a imaginar que estaríamos entre los lugares del mundo con las conexiones a Internet más poderosas? Bueno, razones no les faltaban para creerlo, al fin y al cabo  somos los campeones del mundo descargando archivos y ostentamos varios récords mundiales en diferentes disciplinas, como los de la maratón y media maratón de descargas (medidas en MB o GB) en un fin de semana, o el downloadismo ilustrado que destilamos cuando un nuevo servicio como MEGA aparece y corremos todos los españolitos a pillar gigas por si se acaba el mundo.

Lógicamente, cuando Sony ve que estamos a la cabeza de ese mundo civilizado de la descarga viva (que diría el Mota), ha pensado que aquí PS4 podría funcionar sin problemas. Pero no es así.

Y es que el panorama que va a encontrarse Sony cuando lance su flamante consolaza es que España no está preparada para tanto botón 'share', para tanto meterse en consolas ajenas, para tanto jugar en streaming con un juego de PS3 y, mucho menos, para esperar a que la última partida con Nathan Drake llegue a nuestra página de Facebook para que la vea todo el mundo en minutos. ¿Os imagináis lo que puede ocurrir según pulsáis el botón 'share' con una ADSL de 6 o 10 Mb? Pues lo más seguro es que si más de dos usuarios lo hacen a la vez (en el mismo barrio), reseteen o hagan saltar por los aires la centralita telefónica más cercana.

El caso es que si Sony quiere que entendamos (en España) para qué sirven todas esas opciones futuristas del play&share, o el Gaikai, a la vez que habla con las tiendas y centros comerciales para hacer llegar su PS4, le recomendamos que se dé un paseito hasta el Ministerio del ramo para pedirle ADSL digna en todo el país. ¿O acaso creéis que vuestras ADSL (afortunados poseedores de la fibra óptica, vosotros no contestéis, ¡¡malvados!!) podrán soportar con dignidad el chorro de bajadas y subidas que necesita la PS4? Yo en mi casa, y en mi caso, creo que no.

Pero nunca se sabe. Los milagros, si en alguna época pueden producirse, son en Navidad... y para entonces, dicen, que PS4 saldrá a la venta.

Lecturas recomendadas