Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

¿Los videojuegos más vendidos?

imagen por defecto contenido opinión

aDeSe presentó el pasado martes su informe anual sobre la industria del videojuego en nuestro país. Por cierto, siempre me ha parecido curioso que se le llame industria cuando aquí ni se fabrica ni apenas se produce… Cosas del idioma.

Siguiendo la tendencia de los últimos años, el mercado en nuestro país sigue bajando,  por mucho que nos queramos consolar diciendo que sigue siendo la primera industria de ocio audiovisual e interactivo en España. Ya sabéis, mal de muchos... Cómo estarán las industrias del cine, la música y el vídeo si la de videojuegos factura más…

Este año la caída ha sido en un 15% en software (en juegos, vamos) y de un 22% en el hardware (consolas para los amigos). aDeSe justifica el descenso en la venta de máquinas porque nos encontramos al final del ciclo de la actual generación, pero no deja de ser llamativo que haya sido tan fuerte si tenemos en cuenta que se lanzaron dos consolas en 2012. PS Vita y Wii U no han servido para frenar el descalabro y, por lo que parece, este año tampoco van a servir de mucho, porque ni las ventas de una ni las de la otra levantan cabeza…

Además, la excusa de “final de ciclo” pierde fuelle si tenemos en cuenta que en 2006, también un año previo al relevo generacional, los datos no coincidían en nada. La venta de consolas aumentó un 10% respecto a 2005. La caída del 22% actual frente a un incremento del 10% en 2006 no parecen, a priori, corresponder al mismo ciclo… Pero yo no entiendo de economía.

Obviamente, la crisis económica mundial que machaca a todos los sectores también afecta a los videojuegos. No podíamos esperar menos. Sería del género tonto pensar que la gente va a mantener actualmente su inversión en ocio en el mismo nivel de 2006 o de 2008. Si hay que recortar, las personas con sentido común recortan de lo menos importante…

Sin embargo, no todo es tan negro como podría parecer. En todos los datos presentados, no hay nada relativo a compra digital. Los 822 millones de euros de facturación sólo se refieren a lo que en el informe se denomina “juegos empaquetados”. Y es que, pese a sus esfuerzos, aDeSe no consigue que se le faciliten datos económicos de lo que suponen los distintos bazares, stores o cómo queráis llamar a las plataformas de venta digital.

En la comida que siguió a la presentación de este anuario (que podéis leer en la web de aDeSe), tuve ocasión de preguntar a Carlos Iglesias (secretario de la asociación) sobre el tema de la distribución digital. Me capeó magistralmente, remitiéndome a los datos de consumo incluidos en el informe. Es decir, sabemos que España se ha integrado en el informe sobre el perfil del jugador europeo que realiza IPSOS para ISFE, la patronal europea del videojuego. Vale. Sabemos hábitos de consumo (o lo que los encuestados quieren contar), pero no sabemos cifras reales.

Según este informe el 48% de los europeos confiesa haber jugado en los últimos meses y el 31% se declara un gran aficionado. Sabemos el 51% de los jugadores son menores de 35 años y que 55% son hombres. Y toda esta gente ha optado en un 21% por “juegos empaquetados”… Es decir, un 79% han optado por otras formas de juego. Y en los 822 millones de euros en facturación de videojuegos en España durante 2012 sólo se incluyen los juegos físicos, no los digitales. ¿Habría una caída tan grande si se incluyeran los datos de los juegos no-empaquetados?

De todas maneras, estoy confusa, porque en otra parte del anuario se indica que los juegos tradicionales siguen siendo líderes del mercado en España y suponen 79,8% de todas las unidades vendidas… Entonces ¿sí se sabe cuántas unidades digitales se venden? Ojo, que más abajo, en la misma página pone que los juegos empaquetados son el 34% de las unidades vendidas. Por favor, si alguien lo entiende, que me lo explique…

En cualquier caso, sea cual sea finalmente el porcentaje de juego físico o juego digital que la gente dice jugar, lo cierto es que en los resultados no aparece reflejada la facturación de los juegos no-físicos, ni las unidades vendidas. Al final del anuario, como todos los años, hay un listado con los 50 juegos más vendidos en 2012, entre los que no hay, por supuesto, ningún juego de ninguna tienda digital… Me pregunto si aparecería alguno si se tuvieran en cuenta estos datos, porque la lista se me hace un poco triste. Parece un calco, año atrás año.

Y, no os lo voy a negar, tengo una enorme curiosidad por saber cómo está funcionando la cosa. Cuántos juegos se descargan en total, cuántas unidades se descargan de los juegos que también se venden en físico y cuántas de los que sólo son de venta digital. Esos datos nos podrían dar una pista muy importante de hacia dónde va a evolucionar el mercado, de hasta cuándo seguiremos pegándonos con el plástico del paquete y si realmente el futuro está en eso del alquiler celestial, perdón, la nube. Pero esos datos se resisten a llegar… ¿Porqué?

Durante la comida comenté esta idea con gente de compañías de videojuegos: “Yo sí tengo datos de mis juegos”. “¿Por qué no me los das?” “Cuando los den los otros.” Vaya por dios… Y Sony (que es a quien yo pregunto, porque Microsoft y Nintendo me pillan lejos) me dice que es que es difícil conocer esos datos, porque claro, es todo el mercado europeo, es difícil saber sólo los de España, eso lo llevan desde Londres… Yo hago como que me lo creo aunque sé que es más sencillo que todo eso: no me lo quieren decir. O no pueden, pero para el caso es lo mismo. ¿Porqué?

Ya he pensado en 1001 teorías de la conspiración, pero ninguna tiene una base sólida, creíble o que me parezca medianamente razonable. A lo mejor es que mi sentido de la razón es rarito… No podéis negarme que son unos datos que probablemente podrían explicar muchas cosas. Por ejemplo, podrían ser la clave para comprender porqué Disney ha abandonado prácticamente del todo la distribución de juego físico para centrarse en el digital… para dispositivos móviles. O a lo mejor tampoco lo explicaría. Hoy día todo es posible, especialmente lo impensable. Yo no recuerdo haber visto nevar en Madrid a 29 de abril…

Lecturas recomendadas