Reportaje

Avance de Beyond Good & Evil HD

Por Óscar Díaz
-

Ubisoft tiene, en Beyond Good & Evil, una de esas joyas que han marcado a miles de jugadores. El proyecto inicial, que fue la niña mimada de Michel Ancel, supuso cierto fracaso para la compañía que lo produjo. Años de producción y mucha ambición se transformaron en unas ventas más bien discretas, a pesar de alcanzar varias plataformas de la anterior generación.

Quizá para recuperar parte de esa inversión inicial o con la intención de llegar a los usuarios que se lo perdieron en 2003, dentro de poco podremos disfrutar, de nuevo, de Beyond Good & Evil. Sin embargo, no hablamos de la segunda parte que se anunció hace casi tres años. Lo que va a traernos Ubisoft es una versión actualizada a nivel gráfico, compatible con Xbox 360 y PS3.

Vamos, lo que se ha puesto tan de moda últimamente en la consola de Sony y que nos va a dar la oportunidad de revivir otros clásicos modernos. Algo muy similar a la compatibilidad que Xbox 360 tiene con su antecesora y, posiblemente, el motivo por el que Microsoft decidió dejar de soportar juegos de la primera generación de Xbox por parte de ciertas compañías.

Lo mismo pero diferente

Si dejamos a un lado que Beyond Good & Evil HD es el mismo título que pudimos jugar hace casi ocho años, lo que nos vamos a encontrar es todo el talento de Michel Ancel en la primera parte de una trilogía. Sí, parece que el proyecto inicial consistía en lanzar tres juegos y contar con ellos una historia de extraterrestres, poderes especiales, traiciones, política, acción, sigilo y una heroína con mucho carácter.

Decididamente, el objetivo se consiguió y Beyond Good & Evil puede presumir de haberse adelantado a su tiempo. La fórmula que intentó explotar mezcla el control de vehículos en un mundo abierto, aunque con zonas bien separadas. El control del personaje, en tercera persona, nos permite ejecutar misiones de infiltración, pero también disponem de armas y… sabe artes marciales. La historia que cuenta este título rezuma buen gusto y consigue atraparnos para saber cómo termina, al menos, este episodio.

Más vivo y en HD

Con un estilo de juego que podría parecernos anticuado, el paso a la actual generación se ha llevado también ciertas mejoras en el control. Sin variar enormemente, la detección de colisión es precisa y, cuando volvemos la vista atrás, vemos que todo en Beyond Good & Evil estaba pensado al milímetro. Sólo la curva de aprendizaje y algunos momentos en los que el mundo parecía demasiado amplio, sin que pasase nada, enturbiaba un resultado excelente. Ahora, con la presencia de logros en Xbox 360 y trofeos en PS3, esto último deja de preocuparnos. Además de coleccionar fotografías, algo que ya se podía hacer en la versión de 2003, ahora ganaremos premios por investigar un mundo al que se le sacó poco partido entonces.

Después de jugar, de nuevo, lo que más sorprende es el lavado de cara que se ha llevado este juego. Además de subir la resolución general, adaptándose a las pantallas de alta definición, en el nuevo mundo de Beyond Good & Evil HD ha habido una explosión de vida. Las superficies que antes tenían apenas unas decenas de objetos o criaturas, ahora están cubiertas de vegetación en movimiento. Los mismos modelos y animaciones parecen diferentes a las del original, gracias a un buen repaso en el acabado visual.

¿Merece la pena?

En definitiva, Beyond Good & Evil HD está hecho para quien se lo perdió en su momento. Pero también es una buena oportunidad para recordar una de esas experiencias que consiguen quedarse en nuestra memoria. Parece que no ha pasado el tiempo, pero esta primavera será un buen momento para luchar contra la injusticia y salvar a los huérfanos. Un buen aperitivo para esa segunda parte que tarda demasiado en llegar.

Lecturas recomendadas