Reportaje

Avance de F1 2015 para PS4, Xbox One y PC

Por Rafael Aznar
-

Codemasters ha mostrado ya el primer avance de F1 2015, su nuevo juego de Fórmula 1, que llegará el 12 de junio a PS4, Xbox One y PC. Os contamos todo lo que se sabe de él, junto con las impresiones que nos ha causado su primera demo, que permitía disputar una carrera nocturna con lluvia en el circuito de Singapur.

El avance de F1 2015 hacia la parrilla de salida es inexorable. La semana pasada, Codemasters mostró el juego en movimiento por primera vez, aprovechando la celebración del Level Up, el evento anual en el que Bandai Namco muestra todos sus juegos venideros (hay que recordar que la empresa japonesa es la encargada de distribuir los títulos de la compañía inglesa). Allí, pudimos conocer las principales novedades del juego y disfrutar de una demo instalada en un puesto con un volante Thrustmaster T300 y que permitía disputar una carrera nocturna con lluvia en el circuito de Singapur.

El juego se pondrá a la venta el 12 de junio, para PS4, Xbox One y PC. Esos dos datos implican varias cosas. La primera es que la fecha de lanzamiento se adelanta tres meses respecto a lo que había venido siendo habitual en el último lustro, cuando los títulos aparecían con el Mundial ya en su recta final, allá por septiembre-octubre (¿se imagina alguien un FIFA o un NBA 2K a final de temporada?). La segunda es que el título es exclusivo de la nueva generación, algo que la saga pedía a gritos, pues a F1 2014 se le notó ya mucho el anquilosamiento. Por tanto, los entusiastar del ‘Gran Circo’ están de enhorabuena, porque van a poder disfrutar del juego oficial en un plazo de tiempo razonable y con un apartado técnico renovado.

Cambio de motor y pulimento de la dirección

Codemasters ha remoloneado mucho antes de dar el salto generacional, algo fácilmente observable en que sus dos últimos grandes títulos para PS3 y Xbox 360, GRID Autosport y F1 2014, tiraron mucho del reciclaje de contenidos, en pos de ganar tiempo. Sin embargo, dentro de dos meses, vamos a poder disfrutar con el primer juego de nueva generación de la compañía, que, sin duda, está entre las más reputadas de cuantas se dedican al género de la velocidad, merced a su trabajo con sagas como Colin McRae Rally (rebautizada luego como Dirt), TOCA Touring Car (GRID) o Micromachines.

De primeras, lo más importante de F1 2015 es que hará uso de una nueva versión del célebre motor EGO, lo que supondrá un paso adelante en el nivel de detalle gráfico y en la fidelidad de las físicas. Aunque aún era una versión preliminar, en la demo que pudimos probar, se observaba claramente el avance de la saga, especialmente en el apartado de la iluminación y los reflejos. En ese sentido, nos gustaría haber probado el juego con un circuito más ‘normal’ que el de Singapur, pues está claro que la elección de Codemasters de la combinación noche-lluvía perseguía el efecto de enamorar a primera vista. Con nosotros, lo consiguió, pero habrá que ver cómo luce el conjunto en circuitos más corrientes.

En términos gráficos, una novedad destacada será el estilo de retransmisión televisiva, que se hará notar de varias formas. Por primera vez, estarán recreadas las caras de los pilotos. El modelado nos pareció competente, pues todos serán perfectamente reconocibles, pero tampoco nada del otro mundo a estas alturas. Igualmente, veremos, por fin, el ambiente de la parrilla de salida y la ceremonia del podio, algo que se echó mucho en falta en las anteriores entregas. El interfaz a la hora de presentar las posiciones de salida también estará mejorado, con las fotos de los pilotos, y habrá dos comentaristas. Es de suponer que, en España, esos narradores contarán con voces en castellano, pero aún no sabemos quiénes serán los encargados de ponerlas.

En relación con la recreación de los pilotos, hay que destacar un detalle importante. Desde que Codemasters se hizo con la licencia de la Fórmula 1, las carátulas de todos sus juegos habían estado protagonizadas por un piloto genérico que no tenía ningún tirón comercial de cara a atraer al gran público. Sólo la edición de 2012 se desmarcó un poco de esa tendencia, al representar coches como el Ferrari o el Red Bull con la estética del juego. Sin embargo, aprovechando el salto a la nueva generación y la confianza que se ha ganado por parte de los dueños de la licencia tras tantos años gestionándola, va a cambiar totalmente su filosofía comercial. Salvo que haya algún imprevisto de última hora, la carátula estará protagonizada por pilotos y coches reales. Así, en la parte superior, saldrán las caras de Lewis Hamilton, Fernando Alonso, Sebastian Vettel, Daniel Ricciardo y Felipe Massa, mientras que, abajo, se mostrarán el Mercedes, el Ferrari y el McLaren. Ya tocaba.

Un manejo similar al acostumbrado

La renovación tecnológica repercutirá en el control. Según Codemasters, se han hecho mejoras y adiciones en veinte áreas, como el motor, la transmisión, la aerodinámica, el depósito de combustible, las suspensiones o la física de las ruedas. Supuestamente, la temperatura ambiente influirá decisivamente en el comportamiento de los neumáticos. Esperamos que sea así y que se hayan recreado también aspectos como el ‘graining’, el ‘blistering’ o la posibilidad de hacer planos si nos pasamos de frenada, porque la gestión de los neumáticos ha sido siempre un aspecto esencial de la Fórmula 1, y más desde que Pirelli es el suministrador oficial.

En líneas generales, parece que el control seguirá la línea definida por las entregas que vieron la luz en PS3 y Xbox 360, aunque no os lo podemos confirmar del todo, porque la demo que pudimos probar estaba colocada en un puesto con un volante que no estaba bien calibrado del todo, lo que no nos permite sacar muchas conclusiones. Como siempre, lo que cabe esperar es un buen equilibrio entre arcade y simulación. Eso sí, nos da miedo que Codemasters, como ya hizo con la entrega del año pasado, haya vuelto a recalcar la idea de que será para jugadores de todos los niveles, pues, si sois veteranos de la saga, sabréis que el control de F1 2013 era muchísimo mejor que el de su sucesor, donde los trallazos del coche se vieron reducidos a la mínima expresión.

Un aspecto clave para mejorar la inmersión será el aprovechamiento de la tecnología de voz para interactuar con el ingeniero de pista, al que podremos pedir información sobre la carrera, la meteorología o el estado de los neumáticos, así como solicitarle cambios en el alerón delantero en la siguiente parada en boxes, por ejemplo. En el caso de Xbox One, esto se hará a través de Kinect, mientras que, en el caso de PS4, se podrá utilizar la cámara o un micrófono, de modo que la voz del ingeniero saldrá por el altavoz del DualShock 4.

En cuanto a los modos de juego, no se han dado grandes detalles. Se ha hablado de Temporada campeonato, Temporada Pro, Carrera rápida y multijugador, pero sin especificar nada. Habrá que ver qué mejoras hay en Temporada Pro, que debería ser el equivalente al típico modo Trayectoria, y si se mantiene la posibilidad de disputar un campeonato cooperativo en el online. Lo que sí que se sabe es que, además de todo el contenido de la temporada 2015 (incluido el Circuito de México, que vuelve al Mundial tras muchos años de ausencia), se podrá disfrutar también de la temporada 2014 de forma gratuita (conviene recalcar esto, porque, si recordáis, la mitad del contenido clásico que se incluyó en F1 2013 era de pago, asociado a la edición especial del juego). Eso sí, os confirmamos desde ya que no habrá pilotos, monoplazas ni circuitos históricos. Por otra parte, aprovechando que el juego se pondrá a la venta en la primera mitad de la temporada, Codemasters ha dicho que se irán lanzando diversas actualizaciones para que todo esté al día, lo que debería afectar también al rendimiento de los coches, pues, si sois seguidores del Mundial, sabréis que, por ejemplo, la escudería McLaren está hundida ahora mismo en el fondo de la parrilla, pero debería mejorar con el paso de los grandes premios, una vez que el motor Honda esté más rodado.

El esperado debut de unos especialistas

F1 2015 verá la luz el 12 de junio, para PS4, Xbox One y PC. No estamos muy seguros de que vaya a poder superar a un rival semidirecto que le mejorará en muchos apartados, como es Project CARS, pero su licencia es una garantía, igual que el hecho de que lo firme Codemasters, una compañía que se ha ganado un inmenso respeto dentro del género de la velocidad a lo largo de los últimos veinte años. Tras la decepción que fue la última entrega aparecida en PS3 y Xbox 360, parece que, esta vez sí, veremos un juego no sólo mejor en lo técnico, sino también cargado de novedades. Sólo nos queda esperar a la versión final para ver si el nuevo motor EGO es tan potente como el de los Mercedes que pilotan Lewis Hamilton y Nico Rosberg.

Y, si os gusta la Fórmula 1, no os perdáis la guía que han preparado nuestros compañeros de Auto Bild.

Lecturas recomendadas