Reportaje

Avance de Max Payne 3

Por Borja Abadie
-

Aunque llegue con algo de retraso (cual Bullet Time ralentizado), ya hemos jugado unas partidas a Max Payne 3, la nueva aventura de acción de Rockstar. Os aseguramos que la espera merecerá la pena, y mucho.

Rockstar se está especializando en renovar sagas que saltaron a la fama gracias a otros estudios. Ya hizo un trabajo soberbio con Red Dead Redemption y tiene intención de hacer lo mismo con Max Payne, casi una década después del lanzamiento de la última entrega. Para lograrlo, 4 estudios de Rockstar (repartidos por todo el mundo) están colaborando para convertir esta tercera parte en la más espectacular de todas.

Con el Bullet Time entre ceja y ceja 

Después de un polémico tráiler que mostraba una apariencia de Max Payne que no terminaba de gustar a los fans acérrimos de los juegos originales, hemos podido probar 2 niveles del modo campaña que, sin duda, despejarán las dudas de los más escépticos. Por un lado se han introducido novedades en la mecánica de los tiroteos, como el uso de coberturas, pero sin renunciar al estilo espectacular y acrobático de las 2 primeras entregas. En nuestra partida pudimos comprobar que el utilizar las coberturas será tan solo un complemento jugable más, siendo lo principal el mítico Bullet Time. Y es que en la mayoría de los tiroteos resultará mucho más eficaz lanzarse por encima de una mesa hacia un grupo de enemigos a cámara lenta en lugar de quedarnos a cubierto e intentar eliminarlos uno a uno. 

Un armónico ballet de tiros

La sensación que nos ha dado al probarlo es que los jugadores más experimentados (tras mucho entrenamiento) serán capaces de realizar auténticas coreografías de acción al estilo de las películas de John Woo. Por ejemplo, no será tan extraño realizar secuencias como esta: saltar hacia atrás para esquivar las balas enemigas mientras disparamos, recoger el arma de un enemigo caído y usarla para disparar una última bala desde el suelo que reviente un bidón de gasolina haciendo que los enemigos salten por los aires.

El cine de acción hecho videojuego

Otro de los elementos que más nos ha llamado la atención son las transiciones entre escenas cinemáticas y partes jugables. Creednos cuando os decimos que serán prácticamente imperceptibles. Tanto es así que durante la presentación nos tuvieron que advertir un par de veces de que ya teníamos el control de Max Payne mientras mirábamos embobados las secuencias. Esto sucede gracias a que el juego irá creando en tiempo real los vídeos y las animaciones del personaje, por primera vez en un juego. Mención especial merece también la física del juego, potenciada gracias al motor Euphoria. Cuando nos lanzamos por los aires pegando tiros, veremos todo tipo de objetos a los que les afectará nuestra presencia (objetos que se caen, Max ajustando su postura a los elementos que le rodean y le impiden el paso, etc…).

La obsesión por el detalle

Todas las producciones de Rockstar se caracterizan por un nivel técnico y detallista increíbles, y Max Payne 3 no iba a ser menos. La camisa de Max se arruga según la posición que tomemos, la inserción del personaje sobre el escenario será casi perfecta (sin clipping ni sensación de flotar sobre el suelo), no habrán "bolsillos mágicos" en los que guardar decenas de armas sino que Max llevará como mucho dos armas pequeñas (pistolas, uzis,…) y una grande (rifles de asalto, escopetas,…). Tampoco recuperaremos energía automáticamente, sino que tendremos que ponernos "tibios" a analgésicos

Aunque aún no podemos comentarlo en profundidad, también tendrá modo multijugador (por primera vez en la saga). Y ¿cómo funcionará la mecánica del tiempo bala en los enfrentamientos online?. Por ejemplo, si un jugador inicia un bullet time, todos los que estén mirando hacia él también entrarán en este modo ralentizado, para igualar la contienda. Ya queda muy poco para disfrutar de uno de los juegos más esperados de estas fechas, edición especial incluida, que saldrá a la venta el 18 de mayo en 360 y PS3 y el 1 de Junio en PC.

Lecturas recomendadas