Reportaje

E3 2015: Impresiones de World of Tanks para Xbox One

Por Luis López Zamorano
-

Hemos aprovechado el E3 2015 para jugar a World of Tanks en Xbox One y traeros nuestras impresiones sobre el título multijugador a modo de avance. ¡Vuelven los tanques!

El exitoso MMO de Wargaming llegará por fin a Xbox One el próximo día 28 de julio y en el E3 2015 esta versión de World of Tanks está teniendo mucha presencia. Nosotros hemos podido jugar una partida a esta aventura, que se podrá descargar completamente gratis en la nueva consola de Microsoft, y la verdad es que nos ha dejado bastante buen sabor de boca.

La misma experiecia pero aumentada

Lo primero que nos ha llamado la atención de Wolrd of tanks en Xbox One es su renovado apartado visual. El salto gráfico del título en la nueva generación es más que notable, contando con texturas, reflejos y físicas bastante superiores en comparación con la versión de Xbox 360. Esto es algo que hemos notado especialmente en el cielo, que ahora está completamente renderizado y cuenta con nubes que se comportan de manera independiente. Además, también nos han llamado mucho la atención estos efectos en los edificios, que son completamente destructibles, y en los campos de cultivo, que resultan mucho más realistas y dan ganas hasta de echarse una siestecita sobre ellos (si no hubiera tanques disparando por los cuatro costados, claro).

Por su parte, el control de los tanques también ha sido mejorado considerablemente para World of Tanks Xbox One Edition. Además, para hacer que la experiencia resulte más sencilla a los recién llegados a las batallas de World of Tanks, Wargaming ha incorporado nuevos modos PVE (que llegarán más tarde a la versión de Xbox 360) que hacen las veces de tutorial y nos dicen qué debemos mejorar despues de valorar nuestros resultados al superarlos. Nosotros hemos podido probar tres de ellos: uno que simula una batalla online; otro que nos presenta una batalla en un campo nocturno con una visibilidad mucho más reducida haciendo que estemos más atentos; y un tercero, más arcade, en el que nos enfrentamos a tanques de nivel creciente hasta llegar a un enemigo final que resulta muy difícil de abatir al más puro estilo modo horda.

Conclusión

Tras haber podido probar la lucha de World of Tanks en Xbox One a bordo de tanques británicos, alemanes, americanos, japoneses, rusos y franceses (a los que esperamos que se unan más como ocurre en PC con constantes actualizaciones), podemos concluir que el título sigue mereciendo mucho la pena. Y aún estará mejor en el futuro ya que Wargaming está trabajando para incorporar un sistema de cámara libre, que llegará en unos meses, para activar el modo foto de World of tanks en Xbox One y para facilitar la retransmisión en los eventos de sSports.

Y por si fuera poco, la versión de Xbox One de World of Tanks contará con todo el contenido que ha salido para la versión de Xbox 360 desde el primer día y permitirá el juego cruzado entre las dos plataformas con chat de voz incluido. Además, si contamos con una perfil de World of Tanks en Xbox 360, no perderemos nada de nuestro progreso ya que se conservará tanto la experiencia como el oro y las mejoras que hayamos conseguido al dar el salto a la versión de Xbox One, permitiéndonos jugar a cualquiera de las dos en todo momento. Una inteligente estrategia por parte de Wargaming para no perder a los más de 6 millones de usuarios que tiene la aventura en la consola de Microsoft.

Lecturas recomendadas