Avance de Gran Turismo Sport para PS4
Reportaje

Impresiones de la beta de Gran Turismo Sport para PS4

Por Rafael Aznar
-

La beta de Gran Turismo Sport para PS4 está ya en marcha, y hemos estado varios días compitiendo en sus circuitos para ver cómo se desenvuelve. Polyphony Digital mantiene algunos de sus vicios históricos, pero su propuesta de convertir el juego en una nueva categoría bajo el paraguas de la Federación Internacional de Automovilismo no puede ser más ambiciosa.

Al ritmo del McLaren de Fernando Alonso, pero nuestras impresiones de la beta de Gran Turismo Sport están ya en pista. Hemos pasado los tres últimos días compitiendo y ya tenemos una idea clara de cuán competitivo puede ser cuando se ponga a la venta, en una fecha aún por determinar, pero que no debería estar muy lejana, pues el juego iba a salir el 16 de noviembre de 2016 y ya se retrasó para mejorar los gráficos, añadir un modo para PS VR y asegurar un buen rendimiento de los servidores.

Hay que recordar que esta entrega de la longeva saga de Polyphony Digital, que será la primera para PS4, apostará por un enfoque totalmente nuevo, con los eSports en mente. Habrá opciones para jugar offline, como un modo campaña, pero estarán enfocadas, sobre todo, a que nos familiaricemos con las técnicas de conducción para dar la talla en las competiciones online. No en vano, Sony ha llegado a un acuerdo con la mismísima Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y con numerosos patrocinadores para que el juego sea una nueva disciplina virtual, con dos grandes competiciones, la Copa de Naciones y la Copa de Fabricantes, de modo que sus campeones recibirán el trofeo de rigor en la misma gala en que se premia a los campeones del mundo de Fórmula 1 o rallies. Eso será para los más duchos, pero quien no aspire a tanto también podrá disfrutar de competiciones contra gente de su nivel, gracias a un sistema de progresión que determinará nuestra pericia entre seis niveles (E, D, C, B, A y S). En cierto modo, es llevar a un nuevo estadio el concepto de GT Academy, que, desde 2008, ha permitido a simples usuarios de la saga convertirse en pilotos profesionales, de la mano de Nissan.

Según se anunció inicialmente, y salvo que el estudio acabe diciendo otra cosa, el juego contará con 137 coches y diecinueve circuitos. Destaca el debut de Porsche en la saga, después de que la licencia dejara de ser exclusiva de Need for Speed (de hecho, también ha llegado ya a Forza). En cuanto a los circuitos, está confirmada ya la presencia de Nurburgring Nordschleife, Brands Hatch, Willow Springs, Tokyo Express Way, Northern Isle Speedway, Dragon Trail International Raceway, Blue Moon Bay Speedway y Sardegna Windmills. Los cuatro primeros son trazados reales que todo el mundo conoce, mientras que los otros son ficticios y hacen su debut en esta entrega, con la peculiaridad de que el último es de tierra y nos hará correr con coches de rally.

Avance de Gran Turismo Sport para PS4

Una beta cerrada para alquitranar el terreno

La beta de GT Sport empezó el sábado y, por ahora, es sólo cerrada y sin fecha límite. Los circuitos van rotando, de modo que, durante tres horas al día, se puede competir en carreras online. La cosa funciona tal que así: de 19.00h a 20.00h, se puede competir en un primer circuito; de 20.00h a 21.00h, en un segundo; y de 21.00h a 22.00h, en otro más. Hay turnos cada veinte minutos, por lo que puedes llegar a participar en nueve carreras diarias. El resto de la jornada, sólo se permite realizar contrarrelojes en solitario, de cara a obtener un tiempo de clasificación para las parrillas de salida de esas carreras.

El primer día, se nos conceden tres coches, pertenecientes a tres categorías distintas: N300 (coches de calle), Grupo 3 (coches de competición de poca cilindrada) y Grupo 4 (los típicos GT3). Cada día, si completamos más de 42 kilómetros, se nos da un vehículo más como recompensa. Entre las marcas, están Ferrari, Mercedes, Renault, Ford, Nissan, Toyota, Audi, BMW, Alfa Romeo, Subaru, Volkswagen, Chevrolet, Peugeot… A nosotros, por ejemplo, nos tocaron un Audi TTS Coupé, un Renault Megane y un Toyota FT-1 VGT. Cabe decir que algunos coches, como este último, serán prototipos creados expresamente para el juego, en colaboración con los fabricantes, pero que no existen como modelos de competición en la realidad. En teoría, todo está nivelado para que los diferentes coches ofrezcan el mismo rendimiento y evitar injusticias técnicas. Esperemos que no haya ningún Honda con motor de GP2…

Avance de Gran Turismo Sport para PS4

En cuanto a los circuitos, hemos podido correr en cinco, aunque se supone que habrá hasta siete en total a lo largo de todo el período de beta. Se trata de Brands Hatch, Willow Springs, Nurburgring Nordschleife, Blue Moon Bay Speedway y Dragon Trail International Raceway. Los tres primeros son de sobra conocidos por todos los amantes de la velocidad, pero los dos segundos requieren una descripción, pues han nacido de las mentes de Kazunori Yamauchi y Polyphony Digital. Blue Moon Bay es un óvalo con tres curvas, ideal ahora que Fernando Alonso va a correr en una pista de esas características las 500 Millas de Indianápolis. Los rebufos y los peraltes son la clave, pero no es nada sorprendente. Por el contrario, Dragon Trail sí que nos ha causado una grata impresión. Es un circuito al lado de la costa, con varios cambios de rasante y curvas interesantes, en especial dos chicanes que hay encadenadas antes de un túnel.

El chasis de siempre

Si sois veteranos de la saga, lo que vais a encontrar en Gran Turismo Sport en cuanto a sensaciones al volante es un déjà vu, para bien y para mal. Es decir, las físicas de los coches son laxas y no hay sistema de daños. Es innegable que, en lo que a simulación respecta, Polyphony Digital, que sigue yendo a la suya, no compite en la misma liga que Project CARS o Assetto Corsa. Aunque los coches con los que hemos competido no son los más potentes, la resistencia que ofrece el volante o la necesidad de hacer correcciones por los trallazos del coche están a kilómetros de distancia de las vistas en los títulos de Slightly Mad y Kunos Simulazioni. Seguramente, el estudio prefiere seguir dirigiéndose a un público más mayoritario, y justo es decir que, aunque no sea el simulador más realista, sí que es tremendamente divertido. A medida que compites en carreras, te dan más y más ganas de seguir pilotando. Aparte, se pueden modificar bastantes ajustes, tanto de reglajes como en plena carrera, estos últimos relativos al control de tracción, el repartidor de frenada, la distribución de la torsión y el mapa de combustible.

Avance de Gran Turismo Sport para PS4

Centrándonos ya en las carreras online propiamente dichas, tras un primer día caídos, los servidores están ya a pleno rendimiento y no hay problemas para encontrar partida. En cada prueba, compiten dieciocho coches, con arrancadas desde la parrilla. En general, como podéis ver en el gameplay que acompaña este avance, hemos podido disputar carreras muy satisfactorias, pero no las acabamos de tener todas con nosotros.

En un juego de estas características, es fundamental la buena fe de la gente, especialmente a la hora de decidir si se está en disposición de acometer un adelantamiento limpiamente o no. En ese sentido, hemos notado un fallo claro que Polyphony Digital va a tener que pulir, y es el hecho de que, aleatoriamente, los coches pueden llegar a volverse ‘transparentes’ durante unas décimas de segundo. No sabemos si está hecho a propósito para evitar montoneras, pues, por lo general, sí que hay colisiones, pero ya os decimos que hemos visto cómo nos adelantaba un ‘fantasma’ traspasándonos, y nosotros también hemos hecho lo propio. Además, no sabemos si por lag en la conexión o por fallo del propio juego, parece que los coches de los rivales hagan pequeñas 'eses' o sufran ligeros trallazos múltiples al trazar las curvas.

Avance de Gran Turismo Sport para PS4

El juego cuenta con dos sistemas para clasificar a la gente y que compita contra la gente adecuada. Por un lado, hay una clasificación de piloto, que depende de nuestros resultados (E, D, C, B, A y S, como decíamos anteriormente); por otro, una clasificación de deportividad, que aumenta si conducimos limpiamente. Concretamente, se mide sector a sector, de modo que, si completamos una determinada parte del circuito sin salirnos de pista ni chocarnos, recibimos puntos. En cambio, si nos vamos fuera o golpeamos a alguien, los perdemos. Además, hay penalizaciones de tiempo si atajamos de forma descarada.

Ahora bien, si el juego quiere triunfar en los eSports, va a tener que dar el do de pecho en cuanto a las sanciones. Por lo que se ha dicho, en las competiciones de máximo nivel, habrá comisarios que analizarán las polémicas, pero, ya jugando contra simples aficionados, hemos tenido algunos problemas. Si os gusta la Fórmula 1, sabréis que la temporada pasada, cuando Max Verstappen irrumpió en la lucha por los podios, hubo mucha polémica a cuenta de los cambios de dirección que puede hacer un piloto que ve por el retrovisor que está a punto de ser adelantado. Pues bien, en una de las carreras, sufrimos ese mal: un piloto que iba delante y que había salido más lento de la anterior curva empezó a zigzaguear para evitar que lo sobrepasáramos y, como consecuencia, nos hizo chocar contra el muro, sin que se llevara castigo alguno. Encima, perdimos reputación por no haber hecho ‘limpiamente’ ese sector… Es algo muy difícil de castigar de forma teórica, sin un comisario que analice caso por caso, pero es muy frustrante… Éste es un problema que tienen todos los juegos de coches en cuanto se juega online fuera de competiciones organizadas, así que veremos cómo lo gestiona Polyphony Digital.

Avance de Gran Turismo Sport para PS4

Acelerón técnico

Cuando jugamos a Gran Turismo Sport por primera vez, en su presentación mundial, allá por mayo de 2016, el apartado gráfico nos dejó realmente fríos. Por suerte, Polyphony Digital se ha tomado en serio las críticas y ha hecho un esfuerzo para sacarle partido a PS4. No llega al nivel de juegos como DriveClub o Forza Horizon 3, en especial por su ausencia de ciclo día-noche (de la lluvia, tampoco hay noticia, pero, en la beta, hay neumáticos para esas condiciones, lo que nos da esperanzas), pero el juego ya cumple con creces en su estado actual.

Mención especial merecen la iluminación y los paisajes. Muchas de las carreras que hemos disputado se celebraban al atardecer, por lo que el sol incidía sobre la pista con efectos muy vistosos, hasta el punto de llegar a cegar. También nos han gustado mucho algunos detalles que no estaban en entregas anteriores, como los comisarios de pista, que agitan banderas amarillas cuando se produce un incidente. Asimismo, las repeticiones, que tiran de travellings muy lejanos, también son espectaculares. Lo que no nos ha gustado tanto es el sistema de cámaras, pues sólo hay cuatro perspectivas (la del volante, la exterior, la del capó y la típica ciega), de modo que la sensación de la interior no está lograda del todo y no resulta cómodo jugar con ella. Si algo ha traído consigo la actual generación para los juegos de coches, es que esa perspectiva suele ser tan realista como cómoda, pero no es el caso aquí. La perspectiva se siente demasiado alta, y el nivel de detalle no es nada del otro mundo. Por eso, en el gameplay que podéis ver arriba, jugamos con la cámara ciega. Veremos qué tal funciona en el futuro modo adaptado a PS VR.

Avance de Gran Turismo Sport para PS4

Una propuesta novedosa y ambiciosa

Gran Turismo es una saga que siempre ha estado en constante evolución. En la primera PlayStation, supuso ir un paso más allá en el género de la velocidad tridimensional; en PS2, llevó los gráficos a otro nivel; en PS3, se sacó de la chistera GT Academy. Para dar el salto a PS4, se ha apostado por ampliar esa tercera vía, abriendo las competiciones de motor a cualquiera que esté en el salón de su casa.

Es evidente que, en lo jugable y en lo técnico, la saga de Polyphony Digital ya no es la reina del género, pero el nuevo horizonte que busca no podría ser más ambicioso. No hay un mejor socio para fundar una nueva disciplina automovilística que la FIA. El mundo del motor es muy exclusivo y exige miles de billetes para poder llegar a triunfar, pero, con GT Sport, se va a democratizar, aprovechando que no hay una disciplina deportiva que se pueda replicar con mayor fidelidad en una consola. Vale que no existe el factor riesgo, pero basta con tener un volante en casa para sentirse como si se estuviera pilotando un coche de verdad. Si Sony dota al proyecto de recursos y lo hace bien, tiene entre manos el eSport definitivo.

Lecturas recomendadas