Ever Oasis
Reportaje

Impresiones finales de Ever Oasis para Nintendo 3DS

Por Elisabeth López
-

Volvemos al showroom de Nintendo en Madrid para probar por segunda vez Ever Oasis, el nuevo RPG de Grezzo para Nintendo 3DS. A diferencia de la primera vez, hemos jugado una de las mazmorras que aparecerán en el juego, por lo que hemos podido hacernos una mejor idea de cómo será este aspecto del título producido por el diseñador de videojuegos Koichi Ishii.

Hace poco más de un mes, Nintendo nos sorprendió con el anuncio de un nuevo modelo para la familia de consolas portátiles de Nintendo 3DS: New Nintendo 2DS XL. Junto con ella, se anunció la llegada de tres juegos de los que no sabíamos su fecha de lanzamiento hasta ese momento: Brain Training Infernal del Dr. Kawashima, Hey! Pikmin y Miitopia. Todo ello hizo que la propia Nintendo realizase una presentación tanto de la consola como de los títulos anteriormente nombrados, pero hubo uno que también estuvo disponible en el evento, a pesar de que saldrá a la venta un mes antes, más concretamente el próximo 23 de junio, Ever Oasis

Desde ese mismo día que pudimos probar la consola, os ofrecimos tanto unas impresiones de Hey! Pikmin, el primer spin-off de la saga, como de Ever Oasis, el nuevo juego de Grezzo, compañía conocida por ser la creadora de la serie de juegos Mana o por llevar a cabo los remakes The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D y The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D para Nintendo 3DS. Pero, como no queremos repetir la misma información a favor de ofreceros nuevos detalles sobre el que es uno de los aspectos más destacados del juego, las mazmorras, os invitamos a que echéis un vistazo a nuestras primeras impresiones de Ever Oasis, donde podréis encontrar detalles sobre la historia, los protagonistas de la misma e incluso un primer vistazo a algunas de las características del juego.

Así pues, pasamos a contaros qué es lo que hemos podido averiguar esta ocasión y en poco más de una hora de juego. Si bien la cantidad de tiempo que pudimos jugar resulta ser insuficiente tratándose de un RPG, nos permitió descubrir más detalles sobre las mazmorras que están disponibles en el juego. Así pues, Nintendo nos contó que la mazmorra que jugamos era la primera de Ever Oasis y que se accedía a ella tras ocho horas de juego aproximadamente, aunque la cantidad puede ser bastante menor si no nos detenemos a gestionar nuestro oasis más tiempo del necesario. 

Con lo anterior, nos situamos directamente dentro de la mazmorra llamada Ánfora de Iruma, donde se nos encomienda la misión de buscar al Espíritu Guardian que la custodia y, de esta manera, encontrar una solución que acabe con las plantas malignas que ha depositado Caos en nuestro oasis. 

Ever Oasis

Una vez accedemos a la misma, nos encontramos con la existencia del modo Vista, una opción que posibilita ver la mazmorra en primera persona. Esta opción resulta ser tremendamente útil, puesto que, mientras que en la gama New de la familia de consolas portátiles de Nintendo 3DS se ofrece el C-stick, con el que se puede controlar la cámara del juego, el resto de modelos que no pertenecen a dicha gama no ofrecen la posibilidad de controlar la cámara.

Tras lo anterior, y tal y como os adelantamos en las primeras impresiones, vemos que estaremos acompañados durante nuestro viaje por dos personajes que, si bien podrán ser los que vienen predeterminados por el juego, podremos cambiarlos en base a los habitantes que tengamos en nuestro oasis. En lo que respecta a los dos personajes predeterminados, estos son: por un lado, una guerra llamada Miu, y, por otro lado, un sanador llamado Loto. A pesar de que podremos sustituirlos por otros dos acompañantes que queramos como decíamos antes, la propia Nintendo recomienda que se utilicen a estos dos, pues han sido diseñados específicamente para la misión. Sin embargo, la Gran N también anima a que probemos las diferentes combinaciones de personajes que podremos hacer con los habitantes de nuestro oasis para un mayor aprovechamiento de las diferentes posibilidades que ofrece el juego en este aspecto. 

Ever Oasis

Así, nos adentramos en las diferentes salas y espacios que componen el Ánfora de Iruma. Una de las primeras cosas de las que nos damos cuenta es que no podemos avanzar dentro de la misma sin utilizar las distintas habilidades de cada uno de los tres personajes jugables que tenemos a nuestra disposición. La razón de lo anterior reside en la existencia de los diferentes puzles contenidos allí. Así pues, mientras que Tethu, el protagonista del juego, puede barrer las montañas de arena que encontremos a nuestro paso; Miu puede alzar objetos de grandes dimensiones o engancharse a plantas u objetos activables, y Loto convertirse en una bola con la que podemos acceder a puntos a los que solo se puede llegar mediante una especie de tuberías que conectan a los anteriores.

Con el conjunto de todo ello, podemos realizar los diferentes puzles que nos encontramos y avanzar a lo largo de la mazmorra.  A pesar de la sencillez que parecen mostrar en un principio, nuestra aventura por la misma se complica debido a la existencia de distintos enemigos. Si bien algunos no resultan muy originales como es el caso de las cobras y las serpientes, otros resultan verdaderamente curiosos como puede ser una ardilla hecha de arena, contra la que, debido a su composición, es más efectivo utilizar la habilidad de Tethu, pues inflige más daño. 

Ever Oasis

En relación a lo anterior, encontramos que, al menos en esta mazmorra, los combates resultan sencillos, aunque no por ello debemos bajar la guardia. Asumimos que nosotros lo hicimos alguna vez y, por ello, casi perdimos a todo el equipo. En ese sentido, encontramos que tener cierta estrategia y cuidado durante el combate es necesario. Aun así, si las cosas se ponen feas, contaremos con una serie de recursos que nos ayudarán a salir del paso como pueden ser ítems para recuperar la salud o reanimar al compañero caído en combate durante el transcurso del mismo. Cabe destacar aquí que si probamos a cambiar a los personajes que nos acompañan, podremos personalizar más los combates gracias a las armas y habilidades con las que cuenten estos.

Con todo ello, llegamos al jefe final con el que comprobamos, precisamente, lo anterior. Una vez le derrotamos, nos permite pasar a la última estancia de la mazmorra y encontrar nuestra ansiada solución que, en este caso, consiste en un cuarzo azul. Una vez volvemos a casa mediante el Acuaportal y entregamos el cuarzo a Esna, la djinn del agua que custodia nuestro oasis, acaba con las plantas malignas creadas por Caos. 

Ever Oasis

Ya de vuelta en nuestro oasis, y aunque la gestión de las tiendas no pudimos verlo en profundidad, pudimos observar que la anterior tiene cierto aire al sistema visto en Animal Crossing, pero con algunas diferencias. La primera de ellas es la posibilidad de colocar las tiendas donde queramos, mientras que en la serie de juegos de simulación social tienen un lugar predeterminado. Otra diferencia que pudimos apreciar es la capacidad que tendremos para elegir el contenido de las mismas, mientras que en Animal Crossing este no dependía de nosotros, salvo algunas excepciones. Por último, pudimos comprobar que aquí seremos una suerte de Tom Nook, puesto que podremos recaudar dinero, materializado aquí en dewadems, de cada una de ellas. 

En definitiva, y a pesar de que todavía nos queda mucho por descubrir de Ever Oasis, nos reafirmamos en nuestra postura de que el nuevo RPG de Grezzo producido por Koichi Ishii y que cuenta con el diseño de personajes realizado por el ilustrador Yoshinori Shizuma, será uno de los juegos del verano, pudiendo ser incluso del año, más destacados que aterrizará en Nintendo 3DS el próximo 23 de junio. 

Lecturas recomendadas