Reportaje

Los mejores juegos del Oeste

Por Borja Abadie
-

Los mejores juegos del Oeste como un duelo al manecer entre forajidos legan para reivindicar una ambientación que nos ha dado tardes de gloria jugando a la consola.

Puede que las ganas de ver un nuevo Red Dead en el próximo E3 2016 nos tengan obsesionados y por eso nos haya dado por pensar en los mejores juegos del Oeste que se han lanzado al mercado. Pero no os engañéis, los western han dado para muchos y muy buenos videojuegos a lo largo de la historia y aquí recopilamos los mejores de los mejores. Una lista en la que “por un puñado de dólares”, o euros vaya, disfrutaremos tanto como un enterrador después de un duelo al sol multitudinario.

Mad Dog McCree

Año: 1990

Compañía: American Laser Games

Plataformas: Arcade, CD-i, Mega-CD, 3DO, PC, Wii, iOS, 3DS, PS Network



Uno de los mejores juegos de CD-i, la consola de Philips, nos ponía en la piel del “extraño”, un héroe sin voz pero con una puntería tremenda. Nuestra misión, salvar a la hija del alcalde, que ha sido secuestrada por un grupo de forajidos.

El desarrollo del juego era el clásico del género shooter con pistolas de luz, salvo que aquí los enemigos estaban interpretados por actores reales, lo que para la época fue todo un prodigio técnico. Las capacidades interpretativas de los actores, eso sí, dejaban bastante que desear, aunque sirvió de sobra para mostrar las bondades del LaserDisc, un formato de vídeo con discos del tamaño de un vinilo que fue el primer formato óptico de la historia.  

Gun.Smoke

Año: 1985

Compañía: Capcom

Plataformas: NES, Amstrad, MSX, PS2, PS One, Spectrum, Xbox, Sega Saturn, PC


Este shooter de scroll vertical de Capcom llegó en 1985 a los salones recreativos. Con el éxito debajo del brazo, llegarían más tarde las versiones a toda consola y ordenador que haya ideado el hombre, desde Spectrum o Amstrad pasando por PC a PS2, Sega Saturn o NES, entre otras. Pese a lo parecido del título, el juego de Capcom no estaba basado en la serie de televisión de los años 50 Gunsmoke (en España La ley del revólver).

El desarrollo seguía la línea marcada por 1942 y muy especialmente por Commando (¿alguien ha dicho cambio de skins y juego nuevo?), ambos también de Capcom. Gun.Smoke, como era marca de la casa y costumbre en la época, era endiabladamente difícil y sólo conseguir el power-up del caballo (que nos permitía recibir tres disparos antes de morir) podía abrirnos las puertas de la supervivencia entre tanto pistolero.

Call of Juarez Gunslinger - 2013 - Ubisoft

Año: 2013

Compañía: Techland/Ubisoft

Plataformas: PS3, Xbox 360, PC


El shooter subjetivo de Ubisoft recibió una entrega descargable que reunió lo mejor de la saga eliminando las infamias de The Cartel. El juego nos ponía en la piel de Silas Greave, un cazarrecompensas que debía acabar con los forajidos más conocidos de la historia del Oeste, como Billy el Niño, Butch Cassidy, los Hermanos Dalton o el infame Pat Garrett, entre otros.

El sentido del humor estaba muy presente durante Call of Juarez: Gunslinger, con un protagonista que nos contaba su historia adornándola con pasajes que nunca habían sucedido, lo que nos obligaba a rebobinar la acción para vivir los acontecimientos una vez más, ahora sí con los eventos reales, sin exageraciones. Los tiroteos con tiempo bala y su jugabilidad centrada en los combates y sin muchas escenas a lo Hollywood resultaba lineal pero desde un punto de vista positivo, al estilo de los shooters de antaño, como acaba de hacer el genial DOOM de Bethesda.

Gun - 2005 - Neversoft

Año: 2005

Compañía: NeverSoft/Activision

Plataformas: Xbox, PS2, GameCube, PC, Xbox 360, PSP


Hasta la llegada de Red Dead Redemption era considerado por prensa y usuarios como el mejor juego del Oeste jamás creado y no fue por casualidad. Ambientado en 1880, y protagonizado por Colton White, la gran virtud de Gun fue ofrecer un mundo abierto por el que deambular con libertad a lomos de nuestro caballo y repleto de misiones secundarias.

Durante nuestras aventuras teníamos que repeler los ataques de bandidos, cabalgar con nuestro corcel, cazar animales como búfalos, etc… Además, podíamos liarnos a tiros con la gente de cualquier ciudad hasta hacerles perder la paciencia, con lo que todos se volvían en nuestra contra y llegaban las fuerzas del orden a por nosotros. También podíamos participar en minijuegos como torneos de póquer, misiones de cazarrecompensas o saquear minas de oro.

En los combates no faltaban las armas de fuego de todo tipo, los explosivos o los arcos (con varios tipos de flecha), las armas cuerpo a cuerpo como el hacha tomahawk y los tiroteos a caballo. Vamos, que viendo todo lo que ofrecía y el estilo de juego que proponía no nos explicamos cómo narices dejaron olvidada la saga en Activision. Si hubieran tenido más ojo y perseverancia ahora podrían tener una franquicia del calibre de la de Rockstar entre manos.

Oddworld: Stranger's Wrath

Año: 2005

Compañía: Oddworld Inhabitants/Electronic Arts

Plataformas: Xbox, PS3, PC, Android, iOS, Ouya


Después de alucinar al mundo con los divertidos puzles de Abe’s Oddysse y sus continuaciones, la saga dio un giro de 180 grados para transformarse en una aventura de acción en un entorno puramente tridimensional con Oddworld: Strangers Wrath, la epopeya western de un cazarrecompensas llamado Stranger, que debía capturar los bandidos más peligrosos del universo para pagar el tratamiento de una extraña enfermedad que le asolaba.

El universo de este Stranger's Wrath mantenía la estética alienígena de la saga, pero llevándola al Oeste americano. Podíamos capturar a los bandidos vivos o muertos (recibíamos más dinero si los entregábamos vivos) y el arma principal de nuestro héroe, la ballesta, se llevaba buena parte del protagonismo del juego. En ella podíamos cargar 8 tipos de munición distintos (capturando antes a los animales vivos que servían como munición). Así, la munición de cada clase nos servía para atraer a los enemigos a una zona, generar una explosión, etc…

Stranger, además, era realmente ágil, pudiendo correr, hacer dobles saltos, subir por lianas, etc… lo que le venía de perlas para superar las distintas zonas plataformas previas a cada tiroteo. Sin duda, un gran cóctel jugable que a día de hoy se mantiene en plena forma.

Sunset Riders - 1991 - Konami

Año: 1991

Compañía: Konami

Plataformas: Arcade, Mega Drive, Super NES


Ya os hablamos de este joya de Konami en nuestras recreativas favoritas y en esta ocasión tampoco hemos podido dejarlo pasar. Sunset Riders era un arcade de disparos de scroll lateral que ofrecía un divertido juego cooperativo para 4 jugadores disparando a todo  lo que se movía. Los 4 personajes disponibles: Steve, Billy, Bob y Cormano poseían distintas armas, como revólveres, escopetas o rifles. Escenas ya míticas, como la estampida de toros, las fases de bonus en vista subjetiva, el tiroteo sobre el tren en marcha o el del interior de un clásico "saloon" quedaron grabadas a fuego en nuestra memoria. Una auténtica máquina de devorar monedas de 5 duros.  

Los Justicieros

Año: 1996

Compañía: Dinamic Multimedia

Plataformas: Arcade, PC


Vale, el juego no era la bomba, pero no hemos podido evitar incluir este desarrollo patrio en una lista como esta. El juego, desarrollado por Dinamic Multimedia para PC en 1996 era una versión de la recreativa Los Hermanos Zorton. La mecánica de juego era tan simplona como en otros shooters sobre raíles con pistolas de luz de la lista, salvo que en la versión de PC jugábamos con el ratón. Esta versión, además, incluía varios minijuegos inéditos en la recreativa.

Tiene el honor de ser, junto a Corrupción en Marbella (juego del que hablamos con Alex de la Iglesia en una entrevista) las dos únicas películas interactivas 100% españolas. El juego se rodó en los estudios de Almería que también dieron cabida a clásicos del spaguetti-western como Por un puñado de dólares o La muerte tenía un precio bajo la batuta de Enrique Urbizu, director de éxitos como La caja 507 o No habrá paz para los malvados, entre otras. Las habilidades interpretativas de cada uno de los actores las dejo a vuestro juicio.

Wild Arms

Año: 1998

Compañía: Media.Vision/Sony Computer Entertainment

Plataformas: PS One, PS2, PS Network



Este original RPG de Media.Vision apareció en 1998 en PS One (salió dos años antes en Japón) para deleite de todos los aficionados al género añadiendo un toque Western en la ambientación que también se mezclaba con la fantasía pura de este tipo de juegos nipones. El desarrollo mezclaba los entornos en 2D para la exploración (al más puro estilo de la era dorada del rol en Super NES) y los escenarios 3D para los combates.

El juego rezumaba anime por los cuatro costados, no sólo en las escenas de vídeo, sino también en los diseños de los protagonistas: Rudy, Jack y Cecilia, el grupo de aventureros que deambulaba por el mundo de Filgaia en busca de fortuna. Nuestro héroe, Rudy, era el único capaz de utilizar las ARMs (Ancient Relic Machines, o Máquinas de Reliquias Ancestrales). Vamos, armas de fuego al más puro estilo del lejano Oeste.

Es cierto que la ambientación también incluía elementos típicos de la fantasía medieval pero el regusto general era el del western, empezando por la genial banda sonora y continuando con los caballos, granjas, ciudades al estilo mejicano o de la frontera con EE.UU., las armas de fuego, etc… En 2003 se lanzó al mercado Wild Arms Alter Code: F, un remake para PS2 del juego original, que incluía mejores gráficos, un guión más largo, banda sonora remasterizada y nuevos personajes y escenarios. El vídeo que os mostramos es de este remake de PS2.

Desperados: Wanted Dead or Alive

Año: 2001

Compañía: Spellbound Entertainment/Infogrames

Plataformas: PC, Mac



Este original juego de Spellbound Entertainment para PC y Mac supuso un soplo de aire fresco para los adictos al western gracias a su propuesta de juego de estrategia en tiempo real con toques de infiltración. Para qué vamos a negarlo, básicamente era como la saga Commandos de Pyro Studios pero adaptada al Oeste americano, aunque eso no le restaba ni un ápice de su encanto.

Nosotros controlábamos a 6 personajes, aunque el verdadero protagonista era un tal John Cooper, un cazarrecompensas (todo un cliché del género como podéis ver a estas alturas) que se lanzaba en busca de un temible bandido, El Diablo. El juego estaba ambientado en Nuevo méxico, en 1881, en pleno auge de los robos en trenes pero, más allá de su ambientación western, Desperados ofrecía unos divertidos y completos combates con infiltración y una IA enemiga muy avanzada para la época.

Outlaws

Año: 1997

Compañía: LucasArts

Plataformas: PC


La desaparecida LucasArts nos ofreció algunos de los mejores juegos que haya podido disfrutar cualquier jugón de los años 80 y 90. Una de esas joyas fue Outlaws, un shooter en primera persona en el que encarnábamos a James Anderson, un alguacil retirado que protagonizaba una historia de venganza al más puro estilo de Sergio Leone. Entre sus grandes aportaciones destaca, sin duda, la de ser el primer juego en ofrecer un zoom de apuntado con el rifle de precisión. Las escenas de animación al más puro estilo cell-shading también fueron toda una novedad en su momento.

El modo campaña era una especie de adaptación del mítico Doom en formato western con jugabilidad directa y acción frenética, aunque la cosa cambiaba radicalmente en el nivel de dificultad más alto. Ahí sí que necesitábamos ir con cuidado y cubrirnos ya que moríamos con apenas un par de disparos enemigos, lo que le daba a Outlaws un toque de shooter táctico que no se había visto hasta la fecha. Además, el multijugador fue todo un bombazo gracias al editor de niveles que ha mantenido viva la comunidad de jugadores durante montones de años.

Wild Guns

Año: 1996

Compañía: Natsume

Plataformas: Super NES, Wii, Wii U


Wild Guns es uno de los mejores exponentes del género “tiro al pato” al estilo Duck Hunt. La ambientación mezclaba la base de western con toques steampunk y de ciencia ficción, generando un pastiche la mar de interesante. El modo cooperativo para dos jugadores fue otro de sus aciertos, así como permitir controlar a una mujer, Annie, algo nada frecuente en los shooters del momento y mucho menos en un juego del Oeste.

Una de las gracias jugables es que Wild Arms conseguía mezclar con mucho acierto las mecánicas propias de los juegos de “tiro al pato” (con una mirilla que colocábamos en el lugar en el que queríamos disparar) con las mecánicas de los shooters de scroll lateral, obligándonos a mover también a nuestro personaje para esquivar los proyectiles de nuestro mecánicos rivales. Eso sí, moverse y disparar al mismo tiempo no era posible, por lo que había que ser tremendamente preciso y habilidoso con los mandos para sobrevivir.

El minijuego de prácticas de tiro para dos jugadores me sigue pareciendo, a día de hoy, uno de los minijuegos más adictivos que he probado. Esta aventura, además, se ha convertido con el paso de los años en un juego de culto, como le pasa a varios de los juegos de esta lista. Tanto es así que Natsume está preparando una nueva entrega para PS4, Wild Guns Reloaded, que añadirá cooperativo para 4 jugadores y nuevos niveles al juego original. Sabremos más de este nuevo remake en el próximo E3 2016.

Red Dead Redemption

Año: 2010

Compañía: Rockstar San Diego/Take-Two Interactive

Plataformas: PS3, Xbox 360


El sandbox del Oeste de Rockstar San Diego es, sencillamente, uno de los grandes juegos de la pasada generación, sino el mejor. Todo en Red Dead Redemption es brillante, desde la ambientación a principios del siglo XX, al genial protagonista John Marston, su historia de venganza, un mapa gigantesco y lleno de detalles, inolvidables personajes secundarios como Seth o De Santa y decenas de detalles que lo han convertido en la más completa y fiel representación del salvaja Oeste que se ha hecho nunca.

No nos olvidaremos nunca de nuestras experiencias cazando animales exóticos, domando caballos salvajes, sobreviviendo a duelos, echando unas partiditas de póquer o dado mentiroso, paseando con nuestro corcel , recogiendo hierbas de todo tipo, disparando a otros incautos en el modo online o colocando a algún incauto amordazado sobre las vías del tren para esperar a que el ferrocarril haga el trabajo sucio. Son sólo algunos de los recuerdos que me vienen a la mente porque, como sucede con las obras maestras de este calibre, cada jugador tiene sus propios recuerdos.

Bonus track: Menciones de honor


Estos han sido los mejores juegos del Oeste que hemos jugado nunca pero hay muchos otros títulos que también merecerían estar en nuestra lista. Ahí van.

Darkwatch: Curse of the West era un shooter subjetivo al estilo de Halo creado por High Moon Studios, que mezclaba estética western con elementos de terror, ya que nuestro héroe acababa de ser convertido en vampiro.

The Oregon Trail, una aventura de texto creada en 1971 como juego educativo vendió más de 65 millones de copias, básicamente porque se colocaba en todos los colegios e intituos de EE.UU. El juego nos invitaba a tomar el papel del líder de una caravana, que debía cruzar el país desde Missouri a Oregón en 1848, tal y como sucedía por aquel tiempo. Su éxito ha sido tan grande, a lo largo de más de 40 años, que se lanzaron versiones para todos los ordenadores posibles e incluso para Nintendo DS, 3DS y Wii.

Outlaw, el juego de Atari de 1976 nos ponía en la piel de dos personajes: Half-past Pete o Billy el Niño enfrentándose a tiros en pequeñas pantallas sin scroll. La clave estaba en usar los distintos elementos del escenario: cactus, caravanas, caravanas en movimiento… para cubrirnos de los disparos rivales. El juego está disponible, a día de hoy también en Xbox 360 y PC.

Gunman Clive, el juego de acción de scroll lateral aparecido en Android, PC y Nintendo 3DS (luego llegaría a Wii U) resultaba tan simple como adictivo. Su estética de dibujo a mano no debe llevarte a engaños, Gunman Clive es acción pura y dura con constantes tiroteos.

Wild Gunman apareció en NES allá por 1988 (4 años antes en Japón) para deleite de los poseedores de una NES Zapper, la pistola de luz de Nintendo. El juego original, sin embargo, fue una recreativa creada en 1974 por el mítico Gunpei Yokoi, creador de la Game Boy, inventor del pad en forma de cruceta o de la menos exitosa Virtual Boy. En nuestra memoria pervivirá para siempre el genial creador, así como la mítica escena de Regreso al Futuro II en la que Marty McFly le daba una lección al chavalín interpretado por Elijah Wood.

Y eso es todo forajidos. Esto ha sido nuestra lista con los mejores juegos del Oeste. ¿Echas algún juegazo en falta? ¿eres un amante del género western? ¿te mueres porque llegue un nuevo Red Dead?

Lecturas recomendadas