Reportaje

Superman - Batman: Los Mejores del Mundo - Crítica

Por Jesús Delgado
-

Os presentamos la crítica de Superman - Batman: Los Mejores del Mundo, la clásica mini-serie de 1990 de Dave Gibbons (Watchmen, Kingsman) y Steve Rude (Nexus, Before Watchmen: Dollar Bill) en la que el Caballero Oscuro y el Hombre de Acero intercambiaban papeles y ciudades para vencer a Lex Luthor y al Joker. 

La (por el el momento) última crítica de cómic que os vamos a ofrecer este mes de nuevo va dedicada a Batman y a Superman, aprovechando el próximo estreno de Batman v Superman: el amanecer de la Justicia. Tras hablaros de la gran serie de Superman / Batman, de Jeph Loeb y otros artistas, y de empezar a marear la perdiz sobre si es mejor Superman o si mola más Batman, pasamos a hablaros de Los Mejores del Mundo (World's Finest), la mini-serie clásica de Dave Gibbons que reunió al Caballero Oscuro y al Hombre de Acero allá por los años 90.

World's Finest es una historia clásica y el modelo de gran crossover de superhéroes. La historia propone una intercambio de ciudades entre Lex Luthor y el Joker, lo que implica también un intercambio de némesis. Así, cuando Luthor llega a Gotham, Batman descubre que el intrigante empresario no es el típico criminal demente con el que está acostumbrado a tratar y sus tácticas pronto quedan obsoletas. Por otro lado, Superman no lo tiene más fácil con el Joker. Su falta de escrúpulos y su total ausencia de coherencia dejan fuera de juego rápidamente al Hombre de Acero. Ambos héroes habrán de colaborar, dejar de lado sus diferencias si quieren detener a los villanos y abortar una compleja trama que amenaza con devorar tanto Metrópolis como Gotham.


Curiosidades DC Comics MUTE por hobbyconsolas

Los Mejores del Mundo... ¡Y con razón!

Cuando nos planteamos la lectura de Superman - Batman: Los mejores del mundo hemos de tener en cuenta una cosa: estamos ante un cómic clásico, en el más amplio sentido la palabra. Se trata de una obra con un enfoque tradicional tanto en el aspecto visual como en el narrativo, estético y también en el discurso de fondo. 

Por un lado, Dave Gibbons, guionista de la obra (que en esta ocasión no ejerce de dibujante, como viene siendo habitual en su trayectoria profesional) pretende rendir homenaje a los cómics de la edad de Plata. Su idea es la de presentar una revisión moderna de aquellas historias que en los años 60-70 reunían a Superman y a Batman dentro de la vieja colección de World's Finest. Estas historias, a poco que hayáis seguido nuestro especial dedicado a Los mejores duelos de Batman y Superman, sabréis que tenían habitualmente algún que otro componente surrealista y fantasioso. Este tributo, en cambio, actualiza las visiones de ambos héroes y sus ciudades, acercándose más a la percepción de los 80 y de los 90.

De este modo, Gibbons compone un relato dual que contrapone la soleada y brillante Metrópolis, hogar del héroe solar Superman, y la tétrica y decadente Gotham, feudo del Caballero Oscuro. El contrapunto de noche y día, oscuridad y luz se extiende durante la narración, comparando la estética y los temas de ambos héroes, mostrando cuán diferentes son sus vidas, entornos e incluso métodos y aliados. Sin embargo, en este discurso que pretende señalar sus diferencias, Gibbons también se permite jugar con la idea de que Batman y Superman, a pesar de todo, son compatibles y tienen más cosas en común de las que les gustaría admitir. ¡Más aún! El discurso del guionista incluso llega a sugerir que solo la colaboración conjunta y coordinada de ambos héroes es la única solución a problemas mayores, que ninguno podría solucionar de manera individual.

Dave Gibbons en su obra no pretende, por tanto, dejar a uno por encima del otro, sino dejar claro que Batman y Superman son los dos mejores del mundo de DC Comics. En este aspecto, el hecho de demostrar los problemas del uno con el otro para lidiar respectivamente con el adversario recurrente de cada uno evidencia las limitaciones de ambos. Y no sólo en cuanto a métodos y poderes (o habilidades) sino también en cuanto a filosofía. De ahí que podamos colegir que Los Mejores del Mundo es un canto a la dualidad de los dos héroes más importantes de DC Comics (con permiso de Wonder Woman, que es el tercer pilar de la editorial). 

Ahora bien todo este discurso no sería posible sin Steve Rude. El co-creador de Nexus y dibujante de Hulk vs Superman es un obseso del detalle y eso se puede ver en este tebeo. Por un lado, Rude respeta enormemente los convencionalismos habituales de los cómics de superhéroes y anglosajones. La distribución de viñetas, las composiciones y los planos son eminentemente deudores de la edad de Bronce de los cómics. Su estilo resulta tremendamente tradicional. Esto, que a un lector menos avezado le puede parece un anacronismo infumable, a un ojo más entrenado le parece una autentica obra de arte. Y estará en lo cierto. Todas y cada una de las viñetas de cómic están salpicadas de pequeños detalles.

Pero, no solo eso, sino que además, Rude demuestra una gran versatilidad a la hora de reflejar las grandes diferencias entre la soleada y brillante Metrópolis y la oscura y gótica Gotham. En este aspecto, Steve Rude y su trabajo son modelos de los que los cineastas y productores de series deberían de tomar nota. Su trabajo es un exponente de las acusadas diferencias entre Superman y Batman y por qué no se pueden aplicar los mismas fórmulas y estilos a sendos superhéroes. Curiosamente. Este trabajo podría señalarse como inspiración lejana para Batman: The Animated Series y Superman: The Animated Series, aunque éstas tengan sus propias influencias. 

En otro apartado, los colores de Steve Oliff y la tinta de Karl Kesel apuntalan un trabajo brillante. No nos debería extrañar, por tanto, que DC Comics en su momento se planteara mantener al equipo creativo formado por estos cuatro artistas para una serie regular. Desgraciadamente, dicen las malas lenguas, el metódico y exageradamente detallista trabajo de Steve Rude resulta demasiado laborioso y lento como para mantener el ritmo a una serie regular y abierta. Imaginamos que es el precio a pagar por una obra que está aguantando con más que dignidad sus veinticinco años de historia. 

Actualmente ECC Ediciones publica en España el tomo recopilatorio de Superman - Batman: Los mejores del mundo. Puede encontrarse en tiendas on-line, librerías especializadas y grandes superficies. Suy precio es de 17,95 euros. Por otro lado, como curiosidad, la película animada de Batman - Superman (conocida como World's Finest también) se inspira en este cómic. Aunque se trata de una historia completamente distinta, también es un DVD que recomendamos como "Must Watch" a todos los fans de pro de Batman y Superman. 

Lecturas recomendadas