Análisis

Análisis de Blues and Bullets - Capítulo 1

Por Estela Villa
-

Versión comentada: PC

Blues and Bullets es uno de los juegos españoles más esperados del año. Os ofrecemos el análisis del Capítulo 1, obra del estucio español A Crowd of Monsters y con guión de Josué Monchán (Runaway, Yesterday) que nos permite jugar como Elliot Ness, 20 años después de que arrestase a Al Capone. Os invitamos a conocer esta apasionante aventura gráfica en la que deberemos investigar para resolver un caso que lleva demasiado tiempo abierto.   

Las aventuras gráficas están más de moda que nunca gracias a los chicos de Telltale Games o a juegos como Life is Strange, cuyo éxito le ha llevado a vender más de un millón de copias. Quizá por eso, la gente de A Crowd of Monsters no ha querido dejar pasar la oportunidad de probar suerte y ver si Blues and Bullets consigue la notoriedad que han cosechado los títulos mencionados anteriormente.

El juego nos lleva a meternos en la piel de Elliot Ness, que seguramente os suene de la película de Brian de Plama (Los Intocables), y es que la desarrolladora ha tomado prestado al personaje para crear una historia alternativa en la que Ness es un policía retirado que dedica su tiempo a llevar un restaurante americano. Elliot decidió cambiar de vida tras perder por el camino a sus compañeros en el cuerpo a manos de Al Capone, su gran enemigo y ahora entre rejas, aunque no todo es como parece. Todo se remonta a hace 20 años, cuando Elliot todavía era policía y llevaba un caso de niños desaparecidos que no pudo resolver, hecho que le perseguirá hasta el presente, en el que por casualidades del destino unirá fuerzas con su archienemigo Capone, libre de prisión, para ayudarle a rescatar a su nieta desaparecida.

Con las cartas sobre la mesa el juego nos invita a investigar las pistas que puedan permitirnos resolver el caso, por lo que empezaremos con nuestro primer sospechoso y una casa repleta de pruebas que nuestro detective irá escudriñando para que no se le pase nada. Este primer episodio está pensado para ser un aperitivo de lo que está por venir y nos deja con la miel en los labios para capítulos futuros.

Blues and Bullets tiene como punto fuerte la parte narrativa gracias a un guión que lleva la firma de  Josué Monchán, conocido por haber participado en otras grandes aventuras gráficas como Runaway o Yesterday. Aunque tampoco hay que dejar de lado la magnífica banda sonora que tiene a sus espaldas y que ha nacido del galardonado compositor Damian Sánchez, perteneciente al estudio de música Sonotrigger. El doblaje tampoco os dejará indeferentes y es que han contado con las voces de Doug Cockle (Elliot Ness), también conocido por ser el brujo Geralt de Rivia en The Witcher 3: Wild Hunt o Jules de Jongh, Faith en Mirror’s Edge, aunque el personaje que interpreta lo veremos más adelante. La pena es que no llega doblado al castellano, por lo que nos tendremos que conformar con voces en inglés y subtítulos en nuestro idioma.

Otro de los elementos a destacar en Blues and Bullets es su apartado gráfico que sigue el estilo de Sin City de Frank Miller, pero apostando por la estética del cine negro, una estética en la que todo estará en blanco y negro salvo unos pequeños toques de color rojo que le dan un toque distintivo y que en más de una ocasión nos indicarán el camino a seguir.

Dejando de lado sus virtudes, vamos a ver sus defectos y es que a pesar de tener todos los ingredientes para convertirse en una gran historia, Blues and Bullets peca en exceso de ser demasiado lineal. Además hay que dar un toque de atención a la posición de las cámaras, que le aportan ese toque cinematográfico, pero no nos permiten explorar mucho. Otro punto negativo es su facilidad, algo que queda patente en la parte de la investigación de la escena, y es que después de recoger todas las pistas, visibles e indicadas, al más puro estilo Murdered: Soul Suspect, lo único que tenemos que hacer es colocarlas sin más y sin poder equivocarnos, lo que le quita la gracia de pensar qué es lo que necesitamos para resolver el misterio.

La mecánica del juego, como ya hemos dicho antes, consiste en avanzar y en tomar pequeñas decisiones que no parecen tener demasiada importancia en la historia. Todo ello mezclado con QTES (Quick Time Events) y una pequeña secuencia en la que tendremos que disparar. Quizá por eso, puede que en ocasiones os preguntéis si realmente estamos ante un juego o se trata más bien de una película interactiva en la que todos nuestros pasos parecen ya escritos.

El primer episodio de Blues and Bullets se puede completar en un par de horas, pero no os echéis atrás por eso porque como ya hemos mencionado, la historia es su punto clave y aunque este capítulo sirva de introducción, todo parece indicar que pondrán toda la carne en el asador en los que están por venir. El juego ya está disponible para PC por 4’99€ (episodio 1) o por 19’99€ (pase de temporada que incluirá los cinco episodios). También estará disponible para Xbox One a partir de septiembre.

Valoración

El primer episodio de Blue and Bullets destaca por introducirnos a una apasionante historia, aunque el apartado jugable se queda corto. Nos presenta a Elliot Ness y cómo ha llegado a dejar atrás su pasado.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Una estética de cine negro que unida a su atractiva historia hace que queramos más.

Lo peor

Demasiado lineal y facilón, las decisiones apenas tienen importancia.

Lecturas recomendadas