Análisis

Análisis de Etrian Mystery Dungeon

Por Roberto J. R. Anderson
-

Etrian Mystery Dungeon llega en exclusiva a 3DS: un juego de rol centrado en la exploración de mazmorras, crossover entre las series Mystery Dungeon de Spike Chunsoft y Etrian Odyssey de Atlus.

Un nuevo crossover llega a 3DS, esta vez entre dos sagas roleras que tienen mucho en común y en las que explorar duras y laberínticas mazmorras es la clave. Por una parte tenemos Etrian Odyssey, la saga de Atlus que ha sumado numerosas entregas en DS y 3DS. Y por otra, Mystery Dungeon, creada por Chunsoft y actualmente en manos de Spike Chunsoft.

En el caso de esta última, el concepto crossover es su habitual razón de ser, pues Mystery Dungeon ha existido desde el principio para combinar sus elementos mazmorreros con otros universos de éxito ya establecidos. Nació como spin-off de Dragon Quest (de cuya rama principal la propia Chunsoft desarrolló sus cinco primeras entregas numeradas), y la fórmula se usó también con Final Fantasy (Chocobo's Dungeon) y Pokémon (Pokémon Mundo Misterioso), entre otras. Ha habido también, eso sí, una subsaga de Mystery Dungeon con personajes creados por la propia Chunsoft, conocida como Shiren the Wanderer, de la que a Europa sólo llegó la reedición para DS de su entrega original.

Con Etrian Odyssey tampoco es la primera vez que podemos hablar de crossover. El año pasado apareció Persona Q, que unía los mundos de Persona 3 y Persona 4 (también de Atlus) junto a las señas de identidad jugables de la saga Etrian Odyssey. Pero si con Persona Q estábamos en esencia ante un Etrian Odyssey con la ambientación de un Persona, con Etrian Mystery Dungeon hay que hablar más bien de un Mystery Dungeon con la ambientación de un Etrian Odyssey.

Combinación de conceptos

Para este juego, la mayor parte del desarrollo ha corrido a cargo de Spike Chunsoft, mientras que Atlus ha actuado principalmente como supervisora. Esto se nota cuando nos damos cuenta de que jugablemente es un título más cercano a Mystery Dungeon que a Etrian Odyssey: recorremos mazmorras en tercera persona con vista cenital, las cuales se generan aleatoriamente cada vez que entramos en ellas. Nuestro grupo protagonista puede incluir hasta cuatro personajes al mismo tiempo, y controlamos personalmente a uno de ellos (el que queramos en cada momento) mientras los demás nos brindan su apoyo y atacan por su cuenta a los enemigos.

Cuando nos cruzamos con algún enemigo en la mazmorra, el combate se desarrolla por turnos. Sin embargo, la transición de exploración a batalla es muy natural, y el enfrentamiento se desarrolla de manera muy ágil y en el mismo escenario.

De Etrian Odyssey, el juego toma principalmente su sistema de clases, con diez disponibles en total. Podéis crear vuestros personajes y añadirlos a vuestro gremio de aventureros según gustéis, y escoger para cada uno la clase, sexo y color de pelo. Las clases habituales de Etrian Odyssey están disponibles, como por ejemplo el clásico lansquenete (especializado en el combate cuerpo a cuerpo), el runemaster (capaz de lanzar poderosos hechizos mágicos) y el médico (especialista en curar), entre otras.

Hay también una clase nunca antes vista en un Etrian: la de vagabundo (wanderer), inspirada por la mencionada subsaga Mystery Dungeon: Shiren the Wanderer. Los personajes de esta clase cuentan con habilidades especiales para moverse por las mazmorras como peces en el agua; por ejemplo, son capaces de romper paredes y caminar sobre el agua, además de ser especialistas en derribar ciertos tipos concretos de enemigos.

Entre mazmorra y mazmorra

Apenas puede decirse que haya un argumento (y además el juego está en inglés), pues todo gira en torno a superar sus complejas y enormes mazmorras. Entre mazmorra y mazmorra estamos en la ciudad de Aslarga (sólo visible a través de menús), desde donde podemos prepararnos para la siguiente aventura. Ahí hay una tienda y una posada, además de varios lugares desde los que nos encomiendan misiones concretas (algunas obligatorias y otras opcionales) y una localización en la que editar nuestro gremio y registrar nuevos miembros. Además, en ocasiones hay que defender Aslarga de enemigos especiales y muy fuertes (D.O.E.) que llegan desde las mazmorras.

Las mazmorras, por su parte, son muy desafiantes, y es necesario adquirir experiencia constantemente y desarrollar las habilidades de los personajes para tener alguna opción en ellas. El objetivo es descender escaleras hasta llegar a la planta más profunda, donde habitualmente nos espera un jefe muy duro de roer; además, su sistema de generación aleatoria siempre engendra áreas de recorrido opcional en la que podemos encontrar tesoros e incluso personajes que se unen a nuestro gremio.

Apartados técnico y sonoro

Gráficamente es más bien discreto. Los escenarios de las mazmorras son muy simples, y a través de la ciudad de Aslarga nos movemos siempre a través de menús estáticos. Además, el diseño de personajes (al estilo Etrian) es bastante genérico y no hay ninguno con especial carisma, aunque el aspecto de algunas de las clases de los protagonistas tiene cierto encanto.

Por otra parte, los diálogos no incluyen voces de ningún tipo, lo cual también es una carencia a tener en cuenta aunque no sea un juego que destaque precisamente por su guión. La banda sonora es obra del mítico Yuzo Koshiro, que ha compuesto la música de todos los Etrian Odyssey. La combinación de viejas melodías de Etrian junto con otras totalmente nuevas pero compuestas por el mismo hombre le da una atmósfera muy Etrian al juego en este sentido.

Conclusiones

Etrian Mystery Dungeon ofrece una agradable experiencia a los amantes del rol y las mazmorras que busquen un desafío a la altura. Su sistema de clases da para bastante, gracias a las habilidades tan diversas que aprende cada una, lo que unido a sus difíciles y complejas mazmorras (que son diferentes cada vez que entramos en ellas) nos proporciona muchísimas posibilidades, con una aventura de alrededor de 40 horas que es muy distinta en cada partida.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el juego puede llegar a hacerse demasiado repetitivo para muchos jugadores. Para ir superando mazmorra tras mazmorra es necesario pasar mucho tiempo entrenando en ellas y subiendo niveles, lo cual puede acabar cansando. En definitiva, es un título sólo apto para quienes estén dispuestos a pasar horas y horas peleando y explorando escenarios laberínticos, porque por lo demás hay poca cosa y no encontraréis ninguna trama argumental profunda ni personajes carismáticos como en otros juegos de rol, ni tampoco un apartado técnico/artístico especialmente atractivo. Además, el juego llega en inglés, y aunque su argumento es prácticamente inexistente esto puede suponer un problema para que quienes no dominan el idioma entiendan los tutoriales y menús.

Valoración

Un juego de estas características requiere mucha paciencia, y ciertamente puede hacerse repetitivo pronto, pero los amantes del rol y las mazmorras que le pongan tiempo y calma se encontrarán con una jugabilidad profunda y una aventura desafiante.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Las clases y sus habilidades. Desafiante y con muchas posibilidades.

Lo peor

En inglés. Puede hacerse algo repetitivo. Sin un argumento sólido.

Lecturas recomendadas