Análisis

Análisis de J-Stars Victory Vs+ para PS4

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: PS4

¿Por qué jugar solo con Dragon Ball o Naruto cuando puedes tenerlo todo? J-Stars Victory Vs+ llega a PS4 y Vita para demostrar que hasta los mangas más diferentes pueden encontrar una buena excusa para montar una buena pelea. Aquí tenéis el análisis para la versión PS4 de este festival en honor a Jump.

Hace 47 años, nació en Japón la revista Shonen Jump, el escaparate en el que se dieron a conocer series tan icónicas como Dragon Ball, One Piece o Naruto. Para celebrar su 45 aniversario, Bandai-Namco lanzó el juego J-Stars Victory Vs para PS3 y Vita. Dos años después, el título llega a occidente en versiones PS4, PS3 y Vita, bajo el título J-Stars Victory Vs+. Sí, le han puesto un "plus" al final. ¿Y por qué? Bueno, primero presentemos en qué consiste el título.

Como la cosa va de celebrar toda la trayectoria de la revista, este juego reúne a las grandes estrellas de sus páginas, desde héroes universalmente conocidos como Goku o Arale hasta iconos hasta ahora reservados para el público japonés, como Taro Yamada o Nube. Los combates enfrentan a equipos de 3 contra 3 si bien, por lo general, solo hay 2 personajes de cada equipo en el ring y el tercero se reserva a ataques puntuales de apoyo.

Esta es la lista de personajes (hay 39 controlables y 13 de apoyo):

  • De Dragon Ball: Vegeta, Goku y Freezer
  • De Naruto: Naruto, Sasuke y Madara (¿esto sigue siendo spoiler?)
  • De One Piece: Luffy, Boa, Akainu y Portgas
  • De Saint Seiya: Seiya
  • De Bleach: Ichigo, Aizen y Rukia
  • De Bo-bobo: Bo-bobo
  • De El Puño de la Estrella del Norte: Kenshiro y Raoh
  • De Kenshin: Kenshin y Shishio
  • De Jojo's Bizarre Adventure: Jonathan y Joseph
  • De Dr. Slump: Arale (con Gatchan)
  • De Assassination Classroom: Koro-Sensei
  • De Beelzebub: Oga (con bebé Beel)
  • De Chinyuuki: Taro Yamada
  • De D-Gray Man: Allen
  • De Gintama: Gintoki y Kagura
  • De Haikyuu!!: Hinata
  • De Hell Teacher Nube: Nube

  • De Hunter x Hunter: Gon, Killua y Hisoka
  • De Kuroko's Basketball: Kuroko
  • De Medaka Box: Medaka y Kumagawa
  • De Nogami Neuro, el detective demoníaco: Neuro
  • De Nisekoi: Chitoge
  • De Fururírorí Sopla Jaguar: Jaguar
  • De Reborn: Tsuna (con Reborn)
  • De Saiki Kusuo no Psi Nan: Saiki
  • De Sakigake!! Otokojuku: Momotaro y Edajima
  • De Sket Dance: El grupo Sket Dan
  • De Such a Luckyman!: Luckyman
  • De Kochikame: Ryotsu
  • De To Love-Ru: Lala
  • De Toriko: Toriko y Zebra
  • De Yu-Yu Hakusho: Yusuke, Toguro y Hiei

Hasta 4 jugadores pueden participar a la vez (dos en cada equipo) y, si no tenemos compis suficientes, la consola se encargará de mover a los personajes restantes. Como supondréis, lo mejor es jugar contra rivales humanos. De hecho, los contendientes controlados por la CPU tienen un comportamiento bastante iregular. A veces lanzan una lluvia de ataques y en otras ocasiones se quedan corriendo contra la pared. Por suerte, el ritmo de los combates, con tanto personaje en pantalla, es muy frenético, así que no tendréis tiempo de aburriros en J-Stars Victory Vs+. Por cierto, en todos los modos de juego es posible pasar de jugar en solitario a hacerlo en compañía, siempre que lo indiquemos antes de cada combate.

Más fácil que encontrar tu chakra

El esquema de control es bastante sencillo: con cuadrado lanzamos golpes flojos. Con triángulo, más contundentes. Podemos combinarlos para dar pie a varios combos, pero lo ideal es tirar de vez en cuando del botón círculo para lanzar algún ataque especial. Círculo, círculo+arriba o círculo+R1 desencadenan los golpes especiales de los luchadores, como los meteoros de Pegaso o el Kamehameha.

Con esos combos ya tenéis suficiente para los primeros minutos de combate, pero es importante asimilar que hay un gatillo para cubrirse, otro para fijar objetivo, otro para correr y uno más para activar el ataque del personaje de apoyo. Así, al principio estaremos un poco perdidos y, en mitad de la lluvia de golpes, dudaremos durante medio segundo (¿cuál era el gatillo de cubrirse? ¿y el de fijar objetivo?)... Y zasca que te crió. Asimilar esos botones es crucial lo antes posible porque, como supondréis, la cámara no para de moverse y hay que estar muy concentrado para situar a nuestro rival en el escenario. Como es costumbre en estos juegos, la cámara suele estorbar más que ayudar y en ocasiones tendremos al enemigo en la espalda en el momento más inoportuno.

J-Stars Victory Vs+ tiene, además, una interfaz un tanto recargada, una marca de la casa con estos juegos. ¿Qué son tantas barras, qué indican y en qué momento tengo un respiro para consultarlas? Tranquilos, el agobio inicial se pasa pronto y, en realidad, no hay tanto que entender. En la esquina inferior izquierda tenemos nuestra barra de salud y la de energía (para lanzar ataques o fintas). En la esquina superior izquierda, nuestra barra de victoria. Cada vez que derrotemos a un enemigo, se llenará uno de esos tramos. Cuando se llenen todos, ganamos el combate. Por tanto, la clave no está en ganar muchas veces a un enemigo concreto, sino en rellenar todos los tramos. Si hay 2 enemigos que tienen poca salud... ¡Ve a por ellos, en vez de "encebrarte" con uno solo!

Arriba, en el centro, tenemos el medidor de voltaje. A medida que vamos golpeando a los rivales, el medidor gira hacia nuestro lado. Una vez está allí por completo, podemos pulsar L3 para activar la ráfaga de victoria (¿quién inventa estos nombres, por cierto?): nuestro equipo entra en un estado especial por unos segundos (ganamos más ataque, resistencia o defensa) y, pulsando L3 una vez más, podemos ejecutar un ataque final devastador.

¿Eres de la escuela de la tortuga o de la hoja?

Aunque estas normas se aplican a todos los luchadores, cada uno tiene su propio estilo al pelear. Por ejemplo, Luckyman cambia sus movimientos en función de la suerte que tenga y Goku puede cargar más energía de lo normal hasta convertirse en Super Saiyano. Los ataques definitivos con L3 también tienen resultados muy diferentes. Así, Naruto puede pulsar L3 primero para pasar a modo Control de Chakra y, después, lanzar un último ataque que ocupa toda la pantalla.

Por tanto, aunque no lo parezca en un principio, es importante entender las sutilezas de cada personaje para salir airosos de los combates. Ojo, si enfrentáis a personajes relacionados, tendrán algún discursito especial al inicio de la lucha... En cualquier caso, es cierto que el control no resulta tan preciso como en otros títulos y en ocasiones se nota que ciertos golpes están descompensados. Algunos abarcan demasiado, otros roban demasiada energía, otros nos dejan paralizados durante varios segundos... En defintiva, hay personajes más "productivos" que otros. Es cierto que el plantel es tan grande que se entiende que haya algún desequilibrio, pero ya que esta es una versión revisada, podían haber mimado más ese aspecto.

Viaje con nosotros

Tenemos varios modos de juego en J-Stars Victory Vs+. Por supuesto, podemos entrar en combates individuales, ya sea en local (sí, hay pantalla partida) u online. Después, tenemos un modo arcade (creado para esta versión, propone 6 combates seguidos de dificultad alta) o Camino de la victoria. En este, también hemos de jugar muchos combates seguidos, pero podemos elegir la ruta en ciertos puntos. El plato fuerte es, en realidad, el modo Aventura-J. Es una suerte de modo Historia en el que hemos de elegir uno de cuatro arcos argumentales. Uno está protagonizado por Toriko, otro por Luffy, otro por Naruto y uno más por Ichigo. Los personajes, combates y pruebas que encontramos varían en cada arco. A su vez, cada arco tiene material como para entretenernos durante horas.

La espina dorsal de esto modo es un mapa en el que podemos mover libremente nuestro barco (incomprensiblemente, no podemos girar la cámara para orientarnos mejor), para acceder a diferentes regiones inspiradas en los mangas de Jump: Villa Pingüino, la Sociedad de Almas... En nuestro camino, podemos encontrarnos con otros barcos. Si los tocamos, se inicia un combate. Pero también podemos encontrar cajas con objetos o numerosos personajes. Algunos hablarán con nosotros, otros combatirán y otros nos darán pistas para seguir avanzando en la trama. Quizá necesitemos mejorar nuestro barco u obtener algún objeto especial para acceder a otra zona del mapa...

Como podréis suponer, el argumento de este modo no puede estar más forzado (a fin de cuentas, ¿qué tiene que ver Kochikame con Assassination Classroom, por ejemplo?), pero sirve de excusa para desbloquear nuevos personajes o ganar dinero que compre cartas J-Stars, las cuales dan algún atributo extra a nuestros luchadores.

¿Jump ha "saltado" lo suficiente?

¿Qué tal se porta en el aparftado técnico este J-Stars Victory Vs+? Nosotros hemos podido probar a fondo la versión PlayStation 4, que era la que más expectativas estaba generando. Se nota la mejora en las texturas respecto al título original y, desde luego, los personajes son todo un espectáculo durante las secuencias de introducción y sus ataques más potentes. El resto... Bueno, sigue pareciendo anticuado. Los escenarios recrean muy bien detalles de los mangas originales (desde el puesto de Ichiraku en la Villa de la Hoja hasta las Bolas de Dragón ocultas en Namek) y tiene muchas zonas destructibles, pero a la vez dan sensación de estar muy poco detallados y de destrozarse de una forma muy torpona.

Los efectos especiales también dan cal y arena. Unas veces lucen mucho y otras nos regalan pixelacos por doquier. En conjunto, el juego es colorido y frenético, pero en absoluto parece un título de nueva generación. En cuanto al sonido, se agradece la intro con el incombustible Hironobu Kageyama dándolo todo, mientras que las melodías de los combates son simpáticas y cumplidoras, simplemente. Las voces esta vez están solo en japonés (tranquilos, todos los textos están en castellano), pero cuentan con todos los actores de las series originales, lo cual es un lujazo.

En definitiva, J-Stars Victory Vs+ ha pulido algunos aspectos gráficos, de variedad y de precisión en los combates, pero sigue estando muy lejos de ser un juego redondo. En multijugador es bastante atractivo, pero en solitario (y, especialmente, en combates uno contra uno, donde se ven sus "costuras") acaba volviéndose algo monótono por la corta gama de movimientos de los luchadores. Técnicamente, está bastante atrás de otros títulos más recientes como Dragon Ball Xenoverse o Naruto SUNS 4. A pesar de todo, su toque estratégico es de agradecer y, desde luego, es una oportunidad de oro para recordar los grandes mangas de nuestra vida... O conocer otros que nos dejamos en el tintero. Antes de acabar, hay que recalcar que Arale es lo mejor del juego. ¿Alguien lo dudaba? ¡Ncha!

Valoración

Especialmente pensado para los otakus. Un poco caótico al principio e impreciso en el largo plazo, pero cargado de espectáculo y de secretos por descubrir. Mejor con amigos.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Los personajes cómicos. ¡Sobre todo Arale! Es espectacular por momentos.

Lo peor

Anticuado en lo técnico. Puede hacerse confuso.

Lecturas recomendadas