Life is Strange: Before the Storm
Análisis

Análisis de Life is Strange: Before the Storm - Episodio 1: Despierta

Por Clara Castaño Ruiz
-

Versión comentada: PS4

El fenómeno Life is Strange está de vuelta con Life is Strange: Before de Storm, precuela de la aclamada aventura gráfica de Dontnod Entertainment que se estrenó en 2015. El juego protagonizado por Max Caulfield y Chloe Price nos conquistó con sus viajes en el tiempo, rica narrativa, guiños a la cultura pop y una música fantástica que nos hacía sentir como si estuviéramos en una película indie. Ahora, de la mano de Deck Nine y Square Enix, regresamos a Arcadia Bay para conocer mejor a Chloe, antes de que pasara a tener el pelo azul, y su relación con Rachel Amber, la chica desaparecida de la primera entrega.

Life is Strange: Before the Storm se divide en tres episodios (en lugar de cinco), así como uno adicional protagonizado por Max que, al menos de momento, será exclusivo para los que han adquirido la edición Deluxe. El primer episodio ya está disponible en PC, PS4 y Xbox One con el nombre “Despierta” y te contamos qué nos ha parecido en nuestro análisis. 

Regreso al pasado

En la precuela de Life is Strange nos trasladamos hasta el año 2010 para vivir nuevas experiencias de la mano de Chloe Price y reencontrarnos con viejos conocidos de la Academia Blackwell, lo que nos permitirá conocer mejor las motivaciones que les llevaron a ser como eran en la primera entrega. A pesar del cambio de estudio, las señas de identidad se mantienen inalterables y los fans se sentirán como en casa.

El episodio Despierta de Life is Strange: Before the Storm sirve para presentarnos en profundidad a Chloe. La música que le gusta, forma de vestir…, así como una nueva opción de diálogos y los coleccionables. Se acabó lo de ser una niña buena como Max, aquí somos rebeldes sin causa, nos gusta la música punk y desafiamos a todos aquellos que osen llevarnos la contraria.

Nada más comenzar la aventura somos conscientes de un pequeño cambio en Chloe, no tenemos el pelo azul, y eso es debido a que su personalidad todavía se está formando. En Life is Strange: Before the Storm, la joven es inmadura, malcriada y consciente de sus limitaciones. Aunque, en ocasiones, es valiente y toma riesgos, muestra las mismas debilidades que cualquier adolescente cuando se enfrenta a una situación peligrosa. Chloe es un personaje con un gran potencial que nos va a dar mucho juego en los próximos episodios. Gracias a la precuela, su actitud se vuelve más comprensible y creíble que en la primera entrega. La joven apenas tiene 16 años y todavía tiene muy presente la muerte de su padre, así como la ausencia de su mejor amiga: Max. 

Análisis de Life is Strange

Además, Life is Strange: Before the Storm sirve para que conozcamos a Rachel Amber. Tal y como nos cuentan en Life is Strange, la chica desapareció el 22 de abril de 2013 en extrañas circunstancias, justo antes de la llegada de Max a Arcadia Bay. Uno de los alicientes de la primera entrega era descubrir qué le había ocurrido, pero a pesar de ser una de las figuras centrales del juego, teníamos muy pocos datos sobre ella o su relación con Chloe. En la precuela, esos misterios son resueltos, conocemos a la verdadera Rachel y su fuerte amistad, que puede ir más allá, con Chloe. ¿Qué le hacía tan especial? ¿Por qué era toda una celebridad en la Academia Blackwell? 

No rebobines, pelea y argumenta

Las mecánicas de la aventura casi no varían frente a su predecesora. Es decir, el juego se sigue basando en Quick Time Events, conversaciones y decisiones que tendrán consecuencias. Se acabaron los viajes por el tiempo, Chloe no tiene el poder de volver atrás por lo que es imposible saber qué va a ocurrir si tomamos un camino u otro, ahora todo es definitivo y más lineal. Desde el primer momento, debemos decidir que Chloe queremos para nuestra aventura. 

Como novedad, Deck Nine ha añadido una nueva mecánica que se llama conversación riesgo/recompensa. Al hablar con un personaje, podemos tratar de convencerlo para que, por ejemplo, nos deje pasar a una sala de conciertos o deje de pelearse. Se trata de una especie de mini juego y nos hará estar muy atentos a lo que nuestro interlocutor nos está diciendo para tratar de noquearle con una respuesta ingeniosa o un insulto. 

De esta forma, es posible conocer mejor el fuerte carácter de Chloe y que es una chica muy obstinada. Hay que entrar en la mente de Chloe y actuar como un adolescente de 16 años que no tiene miedo a decir lo que piensa. Si habéis jugado a Monkey Island, puede que os recuerde un poco a la pelea de insultos, pero sin espadas y sin ganaderos.

El problema de este modo de juego es que no te queda muy claro si has fallado o acertado a la hora de dar una respuesta. Ofrece algo de dinamismo en las conversaciones por lo que espero evolucione a mejor en los próximos capítulos para dar mayor carga dramática a la trama de Chloe y Rachel. 

Otros dos añadidos, no necesarios, pero sí curiosos, son: una pista sobre la acción que tenemos que realizar y la posibilidad de cambiar la ropa a nuestro personaje. En el primer caso, al pulsar L2 o LT, Chloe se mira la mano izquierda para indicarnos nuestro próximo objetivo, algo que nos demuestra lo despistada que puede ser. Y, en el segundo caso, en la habitación de la chica podemos modificar su vestimenta para que sea más acorde a nuestros gustos. Existen unos conjuntos por defecto y todos aquellos que tienen la edición Deluxe tiene algunos extras.

Por último, tenemos los coleccionables. Si recordáis, en Life is Strange teníamos que realizar una serie de fotos en cada uno de los capítulos. Max era fotógrafa y era una forma de mostrarnos su personalidad. Pues bien, en la aventura de Chloe se han sustituido por pintadas que podemos realizar en determinados lugares del escenario. En total, hay 10 por episodio y algunas no son fáciles de encontrar. 

He visto cosas que vosotros no creeríais

Uso esta frase de Blade Runner porque, precisamente, la película dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Harrison Ford es una de las muchas que se citan en Life is Strange: Before the Storm. De hecho, aparece de una forma bastante picantona en el diario de Chloe. Sí, esta chica no se corta un pelo y es capaz de contarnos sus mayores intimidades. Pero, no es la única referencia que tenemos a la cultura pop, hay multitud de alusiones a William Shakespeare y su Tempestad, así como a juegos de mesa. Una de las mejores partes es una divertida partida a Dungeon & Dragons con los frikis del instituto. Y por si fuera poco, Chloe es muy Lisbeth Salander de Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres.

La estética, la ambientación y el sonido son todo lo que disfrutamos con Max en Life is Strange. Arcadia Bay nos recibe con los brazos abiertos para ofrecernos un espectáculo visual de Cel Shading que se ha mejorado gracias al uso de Unity y que da como resultado unos acabados mucho más pulidos. Los personajes, sobre todo en los primeros planos, tienen más detalles. Además, Deck Nine utiliza con acierto las luces y las sombras para crear sensación de esperanza, miedo o incertidumbre. Los gráficos todavía no son perfectos porque hay texturas, como la de la madera o el ladrillo, que siguen sin estar del todo bien conseguidas.

Al igual que el original, Life is Strange: Before the Storm cuenta con muy buenas actuaciones y una cautivadora banda sonora original. En esta ocasión, Ashley Burch no hace de Chloe, pero Rhianna DeVries hace un buen trabajo y nos muestra un punto diferente de la vida del personaje. Musicalmente, el grupo británico Daughter ha colaborado por primera vez en un videojuego y no podía haber elegido mejor franquicia. Sus melodías encajan perfectamente con los paisajes de Arcade Bay y la historia de Chloe y Rachel, además de darle un pequeño toque punk que es necesario por los gustos de nuestra protagonista.

Últimos graffitis

Life is Strange: Before the Storm hace justicia al juego original de Dontnod Entertainment con una rica narrativa que mezcla momentos tristes, escenas de pura euforia y fases difíciles para cualquier adolescente en donde debemos elegir sabiamente. Es difícil saber si las decisiones que hemos tomado en este primer episodio van a tener consecuencias reales en los siguientes, aunque dados los antecedentes, creo que sí nos veremos recompensados con algún cambios en la trama.

La aventura de Chloe nos llega con subtítulos en español y una perfecta localización de las recurrentes bromas argumentales, aunque no todo es humor, también hay tiempo para tratar temas serios como las drogas, las redes sociales y sus trolls, la superación de los miedos o la eterna problemática de ser el diferente del instituto.

Life is Strange: Before the Storm sólo acaba de comenzar y en los próximos meses veremos hasta donde nos lleva. De momento, es un buen comienzo para la precuela. No será la última vez que visitemos Arcadia Bay ya que Dontnod Entertainment ha anunciado que esto es sólo un pequeño aperitivo y que en un futuro no muy lejano tendremos un Life is Strange 2, pero por ahora están centrados en el desarrollo de Vamypr. Si estáis interesados en la aventura gráfica, está disponible en versión digital en dos formatos diferentes. La versión estándar con el pase de temporada a 16,99 € y la edición Deluxe a 24,99 €

Valoración

El primer episodio de Life is Strange: Before the Storm nos ofrece una aventura gráfica continuista y respetuosa con el juego original. Un buen comienzo para la historia de Chloe y Rachel que todavía tiene mucho que ofrecer. ¡Ha llegado el momento de volver a Arcadia Bay!

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

La química entre Chloe y Rachel. Todas las referencias a películas y a la cultura pop en general. Banda sonora. Intento de nuevas mecánicas de diálogo

Lo peor

No hay viajes en el tiempo. Algunos diálogos menos trabajados y tópico. A la historia le falta un poco de profundidad. Sin la voz original de Chloe.

Lecturas recomendadas