New Frontier Days Nintendo Switch
Análisis

Análisis de New Frontier Days: Founding Pioneers para Nintendo Switch

Por Elisabeth López
-

Versión comentada: Nintendo Switch

Dicen que las comparaciones son odiosas y de hecho lo son, sobre todo con New Frontier Days: Founding Pioneers, título desarrollado por Arc System Works y disponible para Nintendo 3DS también. Si echáis un vistazo al catálogo actual de Nintendo Switch, os daréis cuenta de que este título es una propuesta diferente al resto de juegos que se encuentran disponibles, pero no para bien precisamente. 

Desde el primer momento que comenzamos a jugar New Frontier Days: Founding Pioneers, otros títulos destacados del género de la simulación de vida, en concreto de granjas o similares, se nos vienen a la cabeza. FarmVille, Hay Day o incluso Story of Seasons entre otros, son juegos que, aunque a primera vista no parece que ofrezcan nada diferente al resto de títulos, una vez que juegas a ellos la suficiente cantidad de horas, te das cuenta de que ofrecen un gameplay y una adicción mucho mayores que el título de Arc System Works. 

En el caso de este juego, nos ofrece la posibilidad de disfrutar del mismo con tres modos: el modo historia, con el que aprendemos todos los aspectos básicos para construir nuestra colonia; el modo supervivencia, que cuenta con cinco dificultades diferentes: fácil, normal, difícil, muy difícil y descabellado; y el modo libre, con el que podemos jugar sin ningún fin, aunque sin poder utilizar las Cartas de Inventos (cartas que nos permiten realizar tareas más rápidas gracias a las ventajas que ofrecen como acelerar el proceso de edificación de una estructura). 

New Frontier Days Switch

Reconstruyendo nuestra colonia... sin más

Así pues, comenzamos con el modo historia, aunque podemos empezar por cualquiera de los otros dos modos si así lo deseamos. Y, como no podía ser de otra manera, lo hacemos con un tutorial protagonizado por Jessica, miembro de nuestra colonia que nos explica el funcionamiento de los distintos apartados de este título. Os recomendamos que empecéis por este modo, no solo porque el propio juego también lo haga, sino porque os ayudará a entender mejor la manera de hacer las cosas en este título (creednos cuando os decimos que es necesario no pasar este modo por alto). 

Desde ese mismo momento que se presenta Jessica y pronuncia una de sus primeras frases, nos cuenta una de las claves para no perder nunca: trabajar con otros colonizadores es crucial. Pero, antes de explicaros por qué es una de las claves del juego, vamos a explicar el contenido del mismo. Básicamente, nuestra misión principal es reconstruir nuestra colonia con las distintas estructuras y los colonizadores que tengamos a nuestra disposición. Para ello, disponemos de una variedad algo modesta de edificios clasificados en distintas edades: Edad de la Colonización, Edad de los Asentamientos, Edad de los Pueblos, Edad de las Ciudades (pequeñas), Edad de las Ciudades (grandes) y Edad de las Metrópolis. 

Observando el nombre de las diferentes edades incluidas en New Frontier Days: Founding Pioneers, podréis intuir el tipo de estructuras que nos desbloquean si conseguimos llegar a cada una de ellas. Por ejemplo, en la Edad de los Pueblos encontramos edificios como un mercado, mientras que en la Edad de las Metrópolis se encuentra edificios más bien grandes y avanzados como un castillo o una fábrica. Sea la edad que sea, el catálogo de estructuras no supera en ninguna de ellas los diez edificios, siendo el mínimo existente tres, por lo que la variedad de los mismos es bastante escasa y reducida.

New Frontier Days Switch

¿A mayor dificultad, mayor diversión?

Por su parte, los colonizadores nos servirán para poder llevar acabo nuestra misión. Dispondremos de una pequeña cantidad de ellos al principio, pudiendo aumentarla si subimos de nivel los edificios necesarios, si contamos con la cantidad de dinero suficiente o si el edificio que lo permite ha subido de nivel también. Estos, junto con las mascotas que pueden tener como caballos u ovejas, pueden realizar tareas de todo tipo como talar, picar rocas, matar animales salvajes para obtener comida, entre otros. Lo que resulta crucial, y es aquí donde retomamos la clave que os comentábamos anteriormente, es que si trabajan juntos, serán más eficientes. Es decir, si mandamos a cuatro colonizadores que cacen un jabalí en concreto, no solo lo matarán más rápido si lo hacen juntos, sino que permitirá que no pierda la vida ninguno de ellos, hecho que ocurre si mandamos tan solo uno a cazar. 

Con ellos, podremos obtener recursos tanto para mantenerles con vida como para construir los distintos edificios disponibles. Según vayamos construyendo nuevos edificios, podremos realizar las nuevas tareas que nos asignen en las misiones. Otra de las claves en este juego es realizar las misiones pertinentes en el tiempo que nos indican, de lo contrario terminará la partida en poco tiempo. Es decir, si tenemos escasez de dinero, será mejor realizar una tarea de talar árboles y ganar trescientas monedas que conseguir pescando veinte peces y obtener de bonificación comida.

Pero, si nos parece ya difícil de por sí realizar las tareas necesarias a tiempo en New Frontier Days: Founding Pioneers por el número de colonizadores que tenemos y la lentitud de los mismos para realizarlas, el juego habilita cada cierto tiempo un festival que costará una cierta cantidad de comida y de dinero en base al número de colonizadores y de mascotas que tengamos. Por ello, no solo tendremos que preocuparnos de conseguir el número suficiente de recursos para realizar las distintas misiones que se van activando, sino que tendremos que disponer de una cantidad de dinero para que el juego no se acabe antes de tiempo. Sí, quedarse sin dinero supone el fin del mundo (exagerando, claro) y, con ello, el fin de la partida.

New Frontier Days Switch

Además, hay otros factores que afectan a la construcción de nuestra colonia. Como si de tratase de uno de los títulos de la franquicia de Los Sims, hechos como acumular basura afectarán a nuestros colonizadores, por lo que si no están contentos, no realizarán tareas. También puede ocurrir que contraigan una enfermedad, hecho que provocará que mueran y, si se da el caso de que no disponemos del suficiente dinero, que nos quedemos sin la posibilidad de poder generar más colonizadores. 

Conclusiones

En definitiva, hay un montón de impedimentos que se nos pueden presentar a lo largo de la partida que, lejos de resultar desafiantes e incluso motivadores como ocurre en otros juegos, desesperan y restan diversión. A lo anterior, hay que añadir la presencia de numerosos fallos o bugs en el juego (uno de ellos podéis observarlo en la anterior imagen) que si bien no suponen ninguna dificultad añadida para jugar, empañan el apartado gráfico ya de por sí precario. Tampoco podemos dejar de mencionar la falta de idiomas con la que cuenta, estando disponible únicamente en inglés, chino, japonés y coreano. Aunque el juego se entiende sin mayor dificultad, el hecho de que no cuente con el tercer idioma más hablado en el mundo, como es el español, u otros también importantes como el francés o el alemán, resulta cuanto menos desconcertante. 

Por todo ello, New Frontier Days: Founding Pioneers, uno de los últimos títulos desarrollados por Arc System Works para Nintendo 3DS y que ha llegado a Nintendo Switch también, es un juego que merece la pena jugar si no se tiene una opción mejor, pero, en vistas al catálogo actual de la nueva consola de Nintendo, propuestas de categoría menor (de lo que puede ser Zelda por ejemplo) como Snipperclips o Shovel Knight Treasure Trove se presentan como alternativas mucho más entretenidas y mejor llevadas acabo que esta. 

Valoración

New Frontier Days: Founding Pioneers es una propuesta diferente dentro del catálogo actual de Nintendo Switch. Sin embargo, es un juego que ni innova ni proporciona la suficiente diversión como para elegirlo frente a otros títulos de la consola.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

La banda sonora y la propuesta de juego, diferente al resto del catálogo actual de Nintendo Switch.

Lo peor

La escasa variedad de construcciones, la cantidad de errores presentes, la poca innovación en el género y la dificultad para trasladarse por el mapa.

Lecturas recomendadas