Análisis

Análisis para PS Vita de FIFA Football

Por Rafael Aznar
-

El salto de FIFA al césped táctil de PS Vita se merece un análisis. EA ha querido que el rey del fútbol virtual llegue a tiempo al inicio de temporada en la portátil. ¿Os echáis un partido a la nueva entrega de su simulador?

Aunque la temporada 2011-2012 ha cruzado ya su ecuador, la inauguración de ese estadio llamado PS Vita pedía a cánticos el fichaje de un crack del fútbol como FIFA. Lo primero que hay que decir a quien lea este análisis es que esta entrega no es una versión adaptada del FIFA 12, el simulador que ya vimos en 360 y PS3, pues no incluye la gran mayoría de innovaciones que introdujo esa edición hace unos meses. Más bien, se trata de una suerte de “FIFA 11.5”, pues la jugabilidad es muy similar a la del juego de hace año y medio. Pero vayamos por partes.

El dominio táctil del balón

El control combina el clasicismo de siempre con la opción voluntaria de utilizar las funciones táctiles. Así, la pantalla delantera sirve para hacer pases y chutar faltas. Con solo tocar, el balón se dirige al jugador o al hueco sobre el que pongamos el dedo. Si es a balón parado, podemos trazar con el dedo una parábola para que el esférico coja el efecto más conveniente.

Sin embargo, todo el encanto del control táctil se condensa en el genial aprovechamiento del panel trasero que hace FIFA Football. Si os habéis fijado en la forma panorámico-rectangular que tiene, sabréis que se parece mucho a una portería. Pues bien, cuando estamos suficientemente cerca del marco rival, podemos tocar el panel trasero para ajustar los disparos con precisión milimétrica, como si fuera la propia portería. Es todo un lujo, aunque, eso sí, obliga a coger la consola con cuidado para no apoyar las manos involuntariamente en el panel y que el jugador chute sin querer. La opción se puede deshabilitar, pero merece mucho la pena aprovecharla, porque es intuitiva y sirve para colocar el balón en la escuadra mejor de lo que lo harían Messi o Cristiano Ronaldo.

Movimientos 360º y virtudes extraviadas en el camino

Los dos joysticks de PS Vita vienen de perlas para regatear en todas las direcciones y hacer filigranas no solo en este FIFA Football, también en otros juegos de PS Vita. En ese sentido, los partidos son muy fluidos, a pesar de algunos fallitos de la IA, como que nuestros compañeros parezcan tener pánico a los desmarques en profundidad. Podemos incluso jugar controlando a un solo jugador de campo o al portero. Ahora bien, incomprensiblemente, no se han incorporado las grandes novedades jugables que trajo consigo el FIFA 12 de Xbox y PS3. Eso significa que no están el sistema de defensa con varios botones (simplemente, hay un botón para “segar” y otro para “imantarnos” y robar el balón, a la vieja usanza), ni el motor de colisiones realistas, lo que se traduce en unos forcejeos que, a veces, resultan irreales y que hacen gala del típico “clipping” (cuando los cuerpos de dos futbolistas se traspasan entre sí).

A pesar de eso, el apartado gráfico de FIFA Football es muy convincente. La iluminación de los estadios, con diferencias según brille el sol o sea de noche, es fantástica, y los jugadores lucen bastante sólidos. La lástima es que el rostro de los de clase media y baja no se parece demasiado.

Con licencia para jugar

Como es condición sine qua non en todo FIFA que se precie, las licencias son ingentes. Hay campeonatos de 22 países (incluida la Segunda División de algunos, como España, Inglaterra, Italia, Francia o Alemania), combinados nacionales y varios equipos sueltos del resto del mundo. Y gracias a la conexión online, las plantillas están totalmente actualizadas. A eso hay que añadir la presencia de más de 50 estadios, genialmente recreados.

Aparte del típico partido rápido y los torneos de cada país, entre los modos de juego destaca el modo Carrera. A lo largo de varias temporadas, tenemos que gestionar un club y llevarlo a lo más alto, configurando la plantilla como queramos, siempre que el presupuesto se ajuste a ello, claro. Además, hay partidos y ligas online, aunque se echa en falta el modo Temporadas, con ascensos y descensos de categoría, que disfrutamos en PS3 y Xbox 360.

Al final, nos quedamos con la sensación de que este FIFA Football podría haber sido un auténtico pelotazo, parejo en calidad a las versiones mayores. Sin embargo, pese a los recortes respecto a FIFA 12, su aprovechamiento de los controles táctiles, la fluidez de los partidos y el elevado número de licencias lo convierten en un excelente juego para dar patadas al balón a cualquier parte. Está claro que el fútbol sigue siendo el deporte favorito de EA, y la prueba está en que ya nos está preparando sus próximos partidos con FIFA Street.

Valoración

FIFA Football no decepciona en su debut en un campo tan nuevo como el de PS Vita. Su calidad es notable y, aunque no arriesga, utiliza bien las características de la consola.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

El uso del panel trasero como "portería táctil". Conserva las licencias y el espíritu de la saga.

Lo peor

Le faltan novedades de FIFA 12: sistema defensivo, motor de colisiones o temporadas online.

Lecturas recomendadas