Análisis

Análisis de SteamWorld Dig para Wii U

Por Roberto J. R. Anderson
-

Llega a la eShop de Wii U esta estupenda aventura de exploración minera, de la que ya hemos disfrutado en 3DS, Steam, PS4 y PS Vita. Si aún no lo conocéis, tomad nota porque se trata de uno de los juegos "indie" más destacables de los últimos tiempos.

Hace ya un año apareció en la eShop de 3DS un juego que nos tomó por sorpresa debido a su calidad, originalidad y frescura (y dimos fe de ello en su correspondiente análisis). Los jugadores y la crítica supieron apreciar los encantos de SteamWorld Dig, desarrollado por el estudio independiente sueco Image & Form, y gracias a la buena acogida llegaron durante los meses posteriores versiones del juego para Steam, PlayStation 4 y PS Vita.

Hace tiempo que sus creadores hablaron públicamente de la posibilidad de adaptar el juego a Wii U, y finalmente tenemos el juego a nuestra disposición en el servicio de distribución digital de la consola grande de Nintendo.

Robots en el oeste

En esta genial aventura nos ponemos en la piel (o mejor dicho en los circuitos) de Rusty, un robot a vapor que acaba de heredar una profunda y lúgubre mina en el pequeño y decadente pueblo de Tumbleton, ¡que según su cartel sólo tiene 3 habitantes!

Lo primero que llama la atención es su lograda estética, que combina western y steampunk, y su estupenda banda sonora con claras influencias de la obra de Ennio Morricone. La alta definición hace que todo se vea mucho más nítido y con mejores colores que en la versión original de 3DS, y además tanto la música como los efectos sonoros suenan ahora en toda su gloria.

Explorar para avanzar

En cuanto al desarrollo, sigue siendo el mismo: bajo el pueblo se encuentra la inmensa mina, a través de la cual descendemos excavando con nuestra pica en busca de numerosos tesoros y secretos. Pasaréis mucho tiempo rompiendo piedras en la mina para poder llegar más abajo, y gran parte de la gracia consiste en crear caminos con acierto para moveros con soltura y no quedaros atascados.

En esencia es una aventura plataformera inspirada por el concepto "metroidvania": cuanto más bajéis, mejores habilidades obtendréis para seguir avanzando en la aventura. Encontraréis cuevas que ocultan habilidades especiales como el salto de vapor, la dinamita y el taladro, entre muchos otros.

Además, también podéis hallar numerosos minerales valiosos y venderlos en la superficie de Tumbleton. Con la pasta que reunáis de los minerales vendidos, es posible adquirir mejoras como una pica más dañina, una mayor barra de vida o una linterna que os dará luz durante más tiempo en las oscuras profundidades de la mina.

Y aunque lo principal es la exploración, también hay enemigos, claro. Cuanto más descendáis, más peligrosos serán los malos con los que os encontraréis. Podéis derrotarlos a base de picotazos, embistiéndolos con el taladro o lanzándoles dinamita. También hay maneras más ingeniosas de acabar con estos inmundos seres, como por ejemplo dejando caer grandes rocas sobre ellos.

Por otra parte, también cabe mencionar que esta versión (al igual que las de Steam, PS4 y PS Vita) está traducida al castellano, a diferencia de la original de 3DS. Eso sí, hay que reconocer que la traducción tiene algunos errores, aunque los diálogos y las palabras no abundan en el juego.

El valor añadido del GamePad

De entre las versiones en alta definición del juego, esta es la única que mantiene las funciones de doble pantalla con las que fue diseñado originalmente para 3DS, gracias al GamePad de Wii U. No dejan de ser el clásico mapa y la visualización del inventario, pero se agradece tenerlos en una pantalla separada y así dejar la principal más "limpia". De hecho, el mapa es muy importante, ya que en él veréis los caminos que habéis estado formando al excavar.

Pero si queréis tenerlo todo en una misma pantalla, también tenéis la opción de visualizar toda la acción directamente en el GamePad y así disfrutar de una experiencia Off-TV. Por otra parte, también es posible dejar el GamePad de lado y jugar con el mando Pro de Wii U.

Conclusiones

SteamWorld Dig es un juego que merece mucho la pena jugar, y se lo recomendamos a todo el mundo. No sólo a los poseedores de Wii U, sino también a los que puedan jugarlo en alguna de las otras plataformas para las que está disponible.

La aventura os dará 5 ó 6 horas de juego, que quizás no es mucho pero resulta razonable para su bajo precio y las buenas sensaciones que os dejará. Además, es muy rejugable, ya que en cada partida que empecéis se generará un orden distinto en los elementos de la mina, lo que hará que la experiencia sea diferente cada vez.

Podéis haceros con él por sólo 8,99 euros en la eShop de Wii U, y además tendréis un 25% de descuento si ya tenéis la versión de 3DS.

Valoración

Una pequeña joya que brilla aún más en esta versión para Wii U. Destaca por su énfasis en la exploración.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

La gran sensación de exploración que consigue el juego. Su ambientación y música.

Lo peor

Es un poco corto. La traducción tiene algunos errores.

Lecturas recomendadas