Análisis

Análisis de Super Mario 3D World

Por Roberto J. R. Anderson
-

El nuevo plataformas de Mario nos trae por primera vez multijugador en una aventura de jugabilidad en tres dimensiones, y nuevos ítems tan interesantes como el disfraz de gato y las duplicerezas. Mamma mia!

Hace un par de años salió Super Mario 3D Land para 3DS, un estupendo título que fue muy bien recibido tanto por crítica como jugadores. Ahora llega a Wii U su sucesor, que se asienta sobre los mismos cimientos que el plataformas de la portátil para llevar mucho más allá el concepto gracias a las mayores capacidades de Wii U y a la experiencia acumulada por sus desarrolladores, encabezados por el talentoso productor Yoshiaki Koizumi (alumno aventajado de Miyamoto y figura clave en el desarrollo de todas las aventuras 3D del fontanero desde los tiempos del pionero Super Mario 64).

Buscando un equilibrio

Primero de todo, hay que entender 3D World como un título que trata de buscar un equilibrio a medio camino entre los conceptos de los Mario clásicos en 2D y la jugabilidad que hemos visto en los inolvidables plataformas 3D del bigotudo. Por lo tanto, sería injusto tratar de comparar este título con los más grandes y ambiciosos Super Mario 64, Sunshine y Galaxy. El nuevo juego busca algo diferente: partidas cortas y accesibles, jugabilidad más directa y sencilla.

Los propios desarrolladores han explicado en más de una ocasión que uno de sus objetivos con este título es introducir a nuevos jugadores en el universo 3D de Mario. En este sentido, es relevante señalar que New Super Mario Bros. Wii vendió mucho más que los dos Galaxy juntos, lo cual es una muestra de que hay un mayor público para los Mario más "sencillos", que no sólo engloba a los jugadores dedicados sino también a usuarios más casuales que no se han atrevido antes con un Mario 3D por considerarlos demasiado complejos.

Por lo tanto, existe ahí afuera un gran mercado potencial para los Mario 3D: millones de personas que saben muy bien de qué va Mario a pesar de que nunca han probado Super Mario 64 o Super Mario Galaxy. Gente que desde su infancia aprendió que debía coger una seta para aumentar de tamaño y que para completar un nivel tenía que recorrerlo hasta llegar al banderín de meta.

Muchos de ellos se lanzaron de cabeza hacia las exitosas entregas de New Super Mario Bros. precisamente por eso, porque les ofrecían un tipo de experiencia con el que estaban familiarizados. O también, claro, porque eran nuevos jugadores y ese tipo de propuesta les resultaba más accesible. En cualquier caso, Nintendo ha decidido que ha llegado el momento de que todo ese gran conjunto de usuarios empiece a descubrir mejor la vertiente 3D de Mario: lo hizo hace dos años con 3D Land para 3DS, y lo hace ahora con 3D World para Wii U.

Jugando en compañía

Para seducir a estos usuarios que han crecido fascinados por la jugabilidad explosiva y sin complicaciones de los Mario 2D, Nintendo les ofrece una colección de niveles cimentados sobre elementos con los que pueden sentirse cómodos: desarrollo más lineal, objetivos más claros, espacios mucho más reducidos y cerrados que en otros Mario 3D, una cámara de movilidad más limitada, banderines de final de nivel. Todo esto, de hecho, ya lo vimos en 3D Land, pero ahora hay una importantísima vuelta de tuerca que también se ha incorporado pensando en esta dirección: el multijugador. Esta característica, que tanto triunfó en New Super Mario Bros. Wii, da el paso ahora por primera vez a un Mario 3D. Al ser una experiencia compartida (ya sea entre amigos o en familia), el título adquiere un mayor atractivo para todo tipo de usuarios.

Y lo cierto es que el multijugador convence. Resulta muy divertido jugar estos niveles en cooperativo, y es posible unirse a la partida de diferentes maneras: GamePad (donde se puede visualizar todo el juego sin necesidad de la televisión), wiimote, wiimote más nunchako, mando pro, e incluso con el clásico de Wii. Con el wiimote suelto no se juega tan bien como con las otras opciones (el joystick analógico siempre ha aportado mucho a la jugabilidad de los Mario 3D), pero es lo suficientemente resultón como para jugar sin muchos problemas, aunque recomendamos conectar un nunchako si podéis.

Los movimientos de Mario y compañía son prácticamente los mismos que en las otras entregas 3D aunque, como ya ocurrió en 3D Land, se ha suprimido el triple salto con acrobacia. Por lo demás, tenéis lo más importante: salto de longitud, salto con rebotes, "culetazo" y otras variedades que seguro que conocéis.

El GamePad no sólo ofrece la ventaja de poder jugar toda la aventura en modo Off-TV si se desea. Además, incluye funciones específicas como la posibilidad de tocar a enemigos para paralizarlos y cajas para romperlas, y en algunos niveles encontraréis plataformas especiales que podéis mover al tocarlas o al soplar sobre el micrófono del mando.

Los héroes de la aventura

Al comenzar cada nivel, podéis elegir entre cuatro personajes que forman el mismo elenco que aquel mítico Super Mario Bros. 2 de NES. Mario, como es habitual, es el personaje más equilibrado, y con él se puede correr y saltar sin problemas. Luigi, por su parte, es más difícil de manejar, pero puede saltar más alto, lo cual lo hace muy bueno en manos expertas. En cuanto a Peach, es un acierto que por esta vez no haya sido secuestrada y podamos jugar con ella: tiene la capacidad de flotar brevemente en el aire, lo que le da una gran ventaja en los saltos más complicados. Y por último, Toad es el más veloz de todos, aunque sus saltos no son tan habilidosos como los del resto de personajes.

Pero... ¡no por último! ¡Que aún hay más! Tal como reveló Nintendo en un reciente Nintendo Direct, hay un quinto personaje jugable: Estela. A esta chica, originaria de Super Mario Galaxy, tendréis que desbloquearla superando uno de los niveles extra que aparecen al completar el juego. Cuenta con un movimiento especial en forma de giro, que es útil tanto para golpear enemigos como para tomar un ligero impulso en los saltos.

Funciones online

Aunque el juego no tiene multijugador online, sí hay algunas cosas interesantes que se pueden hacer gracias a la conexión a Internet. Podéis activar una opción que os permite ver los Miis de otros jugadores si entráis a niveles ya completados, y y observar así el recorrido que hicieron mientras avanzáis con vuestro personaje cerca.

Por otra parte, en cada nivel hay sellos que sirven para usar en Miiverse. Los sellos que reunáis pueden adjuntarse en los mensajes de Miiverse que compartáis en la comunidad del juego.

Placentero para todos

Aunque os hemos dicho que el juego está creado para ser accesible, tranquilos: también es perfectamente disfrutable para los seguidores más acérrimos del fontanero. Los primeros mundos pueden parecer muy fáciles y simples para los más expertos, pero a medida que avanza la aventura también aparecen niveles más brillantes y crece su curva de dificultad, tan ajustada y magníficamente trazada como nos tiene acostumbrados Mario.

El juego recoge elementos de muchas entregas diferentes, que incluyen una gran variedad de enemigos y plataformas de todo tipo: móviles, invisibles, de las que aparecen y desaparecen, y muchas más. Las temáticas de los mundos también os sonarán, con clásicos como el mundo desértico y el helado, aunque hay algunas sorpresas como niveles en circos, trenes y a lomos de un dinosaurio.

Más novedades

3D World aporta además elementos muy interesantes como el disfraz de gato, una de las novedades más publicitadas del título. Además de contar con el poder de asestar zarpazos a los enemigos, podéis engancharos a las paredes y trepar por ellas unas segundos, lo cual es indispensable para alcanzar ciertos secretos y atajos. Por cierto, os enfrentaréis a algunos goombas que cuentan también con los poderes del disfraz de gato, y les sienta de maravilla.

También nos han gustado las duplicerezas, con las que crear clones de nuestro personaje. Al coger este ítem, aparecerá al lado de vuestro personaje una copia exacta y controlaréis a ambos al mismo tiempo. ¡Y cada vez que toquéis unas duplicerezas aparecerá un clon más!

Por otra parte, el megachampiñón con el que Mario se volvía gigante en las entregas de New Super Mario Bros. hace su primera aparición en un Mario 3D (aunque hubo un precedente con efectos similares en Super Mario 64 DS). Y también nos ha resultado interesante el disfraz de goomba, que no tiene ningún poder especial pero sirve para despistar a estos clásicos enemigos, que no os atacarán mientras lo llevéis puesto.

Vuelve además el bloque helicóptero, con el que es posible alcanzar grandes alturas y aterrizar lentamente. Y hay nuevos bloques especiales que se pueden usar como casco: con el cañón lanzaréis disparos a diestro y siniestro, y con el foco podréis iluminar zonas oscuras y explotar el punto débil de los fantasmas.

Además, los personajes pueden agarrar ciertos objetos como bolas de nieve arrojadizas y macetas de plantas piraña para tragarse a los enemigos. Incluso podéis conducir vehículos sobre el hielo.

Reino de las hadas

El reino de las hadas es el gran escenario del juego, y los secretos son abundantes. Después de completar los ocho mundos principales, aún os quedará mucho que rascar. Además de los niveles secretos y otras sorpresas, tendréis el habitual reto de encontrar tres objetos especiales en cada nivel, que en esta ocasión son estrellas verdes. Y esto es muy importante en este juego, no sólo tras los créditos finales sino también antes de ellos, porque algunos niveles de la aventura principal requieren un número determinado de estrellas verdes para ser desbloqueados, por lo que sólo podréis avanzar si habéis reunido las suficientes.

De esta manera, el juego nos invita a rejugar niveles ya completados para descubrir esos hallazgos. Cuando os acerquéis al final de la aventura principal, os encontraréis con castillos que os piden un número considerable de estrellas verdes, y será muy difícil que jugando sólo una vez cada nivel hayáis obtenido las suficientes, por lo que es casi seguro que tendréis que volver atrás.

Niveles especiales

Hablando de estrellas verdes, hay niveles especiales en los que se pueden obtener muchas de ellas. Aunque son opcionales, realmente acaban siendo casi obligatorios por lo que os estábamos comentando: la importancia de las estrellas verdes para avanzar en el juego.

¿Os acordáis de la cuadrilla Toad que aparecía en algunos momentos de Super Mario Galaxy? Pues su jefe está de vuelta, y se le puede controlar en unos niveles especiales. El objetivo es llegar hasta las cinco estrellas verdes, pero este personaje es incapaz de saltar, lo cual supone el verdadero reto. Estos niveles son sólo para un jugador, y exclusivos del GamePad.

Por otra parte están las Casas del Misterio, en las que se pueden obtener hasta diez estrellas verdes. Consisten en desafíos rápidos como eliminar a unos enemigos contrarreloj o alcanzar velozmente un punto del escenario.

Apartados visual y sonoro

Gráficamente, nunca habréis visto tan bien a Mario. Quizás los niveles de Galaxy eran más espectaculares con todos sus efectos, su asombroso tamaño y su extraordinario diseño, pero por su parte 3D World se aprovecha de la mayor potencia de Wii U. El primer Mario en alta definición se ve más detallado y muestra unos colores más vivos que nunca en todos sus elementos y personajes.

Es cierto que, mientras que los Galaxy exprimían toda la potencia de Wii, se nota que Wii U puede hacer más de lo que vemos en este juego, pero creemos que el aspecto visual cumple estupendamente para el tipo de niveles que nos presenta 3D World.

En cuanto a la banda sonora, mantiene el espíritu de lo que podríamos esperar en un juego de Mario y además lo hace con gran gusto. Hay una buena cantidad de nuevas melodías muy convincentes y con ciertas influencias cercanas al jazz, y también acertadas remezclas de canciones de anteriores juegos. Además, hay una importante variedad de composiciones que se adaptan muy bien a los diferentes niveles y ambientaciones.

Efectos sonoros clásicos y las geniales voces de Charles Martinet, que dotan como siempre a Mario y Luigi de un carisma extra muy especial, ponen la guinda.

Conclusiones

Cuando el juego fue anunciado, muchos se hicieron la pregunta: ¿es éste un "Mario menor"? El problema es que muchos esperaban un título en la senda de Galaxy y, aunque estamos ante un juego sobresaliente y absolutamente recomendable para todo el mundo, se queda claramente lejos del nivel de ambición e inmensidad de las obras maestras galácticas de Wii.

Pero, como os decíamos al principio, es una comparación un tanto injusta. Este título pretende algo bien diferente: una diversión más directa, menos complicada y con la posibilidad de disfrutarlo en compañía. Además, nosotros no lo englobaríamos dentro de las grandes aventuras 3D de Mario (Super Mario 64, Sunshine, Galaxy) sino como una nueva vertiente que inició 3D Land y que busca el equilibrio entre las mecánicas de esos títulos y la experiencia más clásica de las entregas bidimensionales. Y logra ese propósito realmente bien.

La verdad es que el resultado nos encanta. Visualmente, la alta definición le sienta muy bien a Mario con niveles cuidados en todos sus detalles y una fluidez de movimientos estupenda, aunque no sean escenarios tan abiertos y grandes como en otras entregas del fontanero. Y jugablemente es una experiencia 100% Mario, que encantará a cualquiera que disfrute con los juegos del bigotudo y que además aporta interesantes novedades como varios ítems y su divertidísimo multijugador, por primera vez en una entrega 3D.

En definitiva, no es un juego revolucionario para la saga Mario, pero sí es sin duda uno de los mejores juegos de plataformas del año.

Valoración

Un gran juego, pensado especialmente para nuevos jugadores de los Mario 3D pero que los más acérrimos también disfrutarán, sobre todo en sus últimos niveles. Eso sí, sería un error exigirle lo mismo que a los magistrales y más ambiciosos Galaxy.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

Novedades como el disfraz de gato, las duplicerezas y el multijugador, que debuta en un Mario 3D.

Lo peor

Aunque tiene novedades, no resulta tan rompedor como otras entregas de Mario.

Lecturas recomendadas