Análisis

Análisis de Ultra Street Fighter IV para PS4

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS4

Celebramos el primer año de vida de Ultra Street Fighter IV con el análisis de la versión de PS4, que llega en exclusiva a la última consola de Sony incluyendo todos los trajes y añadidos disponibles. Pero, ¿merecerá la pena?

Hace justo un año, en junio de 2014, Ultra Street Fighter IV llegó a PSN, Xbox Live y Steam para convertirse en la última revisión del clásico de la lucha en PS3 y Xbox 360. Un título que, durante los últimos 5 años, ha ido incorporando personajes, modos, reequilibrios entre los luchadores, nuevas técnicas, fases de bonus y otras mejoras hasta configurar uno de los mejores juegos de lucha de la pasada generación (y el PC), tal y como indicamos en nuestro análisis de la versión de PS3.

Y ahora, justo un año después, Ultra Street Fighter IV se ha adaptado a PS4, como parte del acuerdo de exclusividad que han firmado Sony y Capcom para lanzar Street Fighter V en PS4. Es un “anticipo”, un aperitivo, para apaciguar las ansias de lo que llegará el año que viene. Pero, en este caso, la adaptación no la ha hecho la propia Capcom, sino un estudio third party de Sony, Other Ocean. Este estudio ha tomado todo el contenido de PS3 (desde los modos a los trajes descargables) y, literalmente, lo ha volcado a PlayStation 4... aunque los resultados no son los que esperábamos.

 

Así pues, en cierto sentido, podemos hablar de una “edición completa”, con todo lo que se ha ido añadiendo, como descarga de pago, al juego original, incluidos más de 100 trajes para los 44 luchadores. Sobre esa base se han añadido mejoras técnicas, como los gráficos a 1080p y 60 frames por segundo, la eliminación del lag o retardo en la respuesta de los controles o compatibilidad con los arcade sticks de PS3, convirtiendo esta versión, a priori, en la edición definitiva de juego.

Decimos a priori porque muchas de estas novedades anunciadas, o no terminan de estar bien implementadas o directamente no están, dejando cierto regusto a port “rápido”. La propia pantalla de título ya lo deja entrever, con un hermoso “Pulsa Start” cuando el mando Dual Shock 4 ni siquiera tiene botón de Start (eso sí, utiliza el altavoz del mandopara que escuchemos bien el título del juego... y poco más). Es más, incluso al movernos entre las opciones de los menús es posible encontrar lag en el interfaz. En cuanto a los combates… pues dependiendo tu nivel, notarás algo “raro” o no.

En general, Ultra Street Fighter IV se mueve fluido, a los prometidos 60 frames por segundo, sin caídas o ralentizaciones puntuales que estropeen la experiencia. Esto es, sin ningún tipo de dudas, una de las principales razones que justifican el salto de las versiones de PS3 y Xbox 360 a esta nueva, además del precio (24,95 euros), aunque si vienes de la versión de PC esto ya lo has visto antes. En ningún caso, tampoco esperes un espectáculo visual que te desencaje la mandíbula, porque no lo vas a encontrar.

Es más, pese a las mejoras técnicas, el juego luce muy parecido a la versión de PS3, que ya era buena. Pero si te fijas un poco, encontrarás desenfoques, dientes de sierra y otros defectillos en los fondos. No hay un salto abismal ni en texturas ni en modelos: el juego luce bien, pero nada que no hayas visto en otras plataformas. Pero, de nuevo, la conversión trae consigo problemas en diversos frentes, que pueden sobre todo echar para atrás a los más expertos en el juego, a los que llevan compitiendo a diario online.

El más grave de todos es el “input lag” o el retardo entre que pulsamos los botones y el personaje responde en pantalla. Alguien que no ha jugado mucho, apenas lo notará, pero alguien que lleva liado con el juego desde 2009, que compite en torneos y que conoce el juego al dedillo, sí notará este defecto. Además, el control parece un poco más duro que en PS3/360. Pero, de nuevo, esto es algo que solo notarán los “pros” del juego.

Y aquí no acaban las cosas. De un vistazo rápido es posible encontrar expresiones mal traducidas y textos que, con la consola en castellano, aparecen en portugués junto a otras “menudencias”. Más graves son los glitches y fallos que pueden surgir de forma aleatoria en la parcela sonora (problemas con el nivel del volumen) o en las animaciones de los personajes, como parpadeos o incluso fallos gráficos. Algunos luchadores han sufrido, incluso, modificaciones en su salto a PS4, ofreciendo por ejemplo unos ataques con menor alcance o incluso más lentos.

El modo online, al menos en nuestras primeras pruebas, tampoco va fino “filipino”. No sabemos si porque aún hay poca gente o por qué, pero encontrar partidas no ha sido rápido. Incluso para ver las repeticiones de otros combates, hemos estado esperando un buen rato. Esta parte del juego también necesita un parche para mejorar las sensaciones, porque tal cual está, nos ha dejado un poco frío.

Como todos los demás, son  fallos que casi sin ningún tipo de duda se solucionarán con alguna actualización, pero de primeras dejan un sabor de boca agridulce y afean el resultado y, sobre todo, pueden espantar a los fans más acérrimos. Tampoco hubiera estado de más poder importar nuestra partida, al menos en el caso de PS3, para recuperar nuestros títulos e iconos desbloqueados y los puntos de combate (hay que empezar de cero).

Pero, sin duda, lo peor de todo es que este mejorable lanzamiento refuerza la idea de que, hoy en día, las compañías no cuidan el producto como antes. Un título orientado a un público muy específico, principalmente los fans del juego, pero que por desgracia se van a encontrar con la versión menos pulida de todas las disponibles. Esperemos que lo arreglen pronto, porque el juego sigue siendo muy bueno… aunque no para todos en este estado. A los que estén interesados, nuestro consejo es que esperen a ver si lo arreglan.

Valoración

USFIV se estrena en PS4 con un port a medias, sin pulir. Lo notarán especialmente los fans del género, aquellos que juegan a diario, en detalles como el input lag o el control. Esperemos que lo arreglen pronto vía parche...

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

Es la edición "completa", con todos los luchadores, el DLC... 1080p y 60 fps.

Lo peor

Todos los defectos indicados en el texto: interfaz con lag, fallos gráficos, etc.

Lecturas recomendadas