Análisis

Análisis de This War of Mine para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

This War of Mine se engloba en uno de los géneros con mejor salud en estos momentos, el de los survival, ya sean con un más o menos marcado rasgo de horror. Y aunque predominaban los que tienen como objetivo común los zombies, en este caso, 11bit Studios ha querido abordar la cruenta vida de aquellos que deben sobrevivir en mitad de una guerra urbana.

Este es el escenario en que se desarrolla This War of Mine, una ciudad devastada por la guerra, que podría ser en la que vosotros o yo vivimos, con sus centros comerciales, colegios, edificios de apartamentos, casas individuales y un largo etcétera de lugares que son comunes para todos.

Pero no es tan común vivir en un lugar que de la noche a la mañana se ha convertido en el infierno en vida, un sitio donde prima la ley del más fuerte, donde nadie nos dará y tan siquiera venderá nada, sino que nuestra supervivencia dependerá de la manera en que seamos capaces de ser autosuficientes.

Podríamos encontrarnos perfectamente en el Kosovo de hace dos décadas, donde las guerrillas urbanas y bombardeos dejaron grandes ciudades casi en ruinas, donde la gente debía sobrevivir bajo techos sin calefacción ni comida alguna un auténtico calvario.

Este es el mensaje que nos quiere trasmitir This War of Mine, reflexionar sobre nuestra propia existencia cuando esta depende única y exclusivamente de ser más listos, despiadados o sencillamente insensibles a todo el dolor que nos rodea, a lo largo del juego nos encontraremos con situaciones crudas a las que tendremos que enfrentarnos cara a cara.

Tres son multitud

Esa multitud es la que debemos controlar durante el juego, tres chavales medianamente jóvenes que se han visto envueltos como todos los demás en una guerra que no querían y que sabían que traería la miseria a toda la ciudad. Estos tres personajes tienen sus propias habilidades.

Son Katia, una joven que tienen en la negociación su gran fuerte, una habilidad que como comprobaréis más adelante es muy útil en estos tiempos de guerra. Bruno es otro joven que tiene en la cocina su gran pasión y don, es el destinado a convertir diversas materias primas en deliciosos platos de comida caliente.

Pavlees un apuesto chico que tiene en su forma física su principal estandarte, ya que es un experto y ágil corredor, que nos permitirá movernos de manera rápida por todos los edificios que exploremos, y siempre será el más rápido a la hora de huir de los problemas.

Son ellos tres, de manera simultánea, los que tendremos que controlar durante el día y la noche, con el objetivo de sobrevivir e intentar llegar con lo justo, pero llegar a ver cómo termina todo este sinsentido de la guerra.

¿Cazador o cazado?

El desarrollo de This War of Mine sigue la pauta de muchos de los juegos indie más destacados de las últimas fechas, como Monochroma, que nos envuelve en una oscura atmósfera que deprimiría al mismísimo Ronald McDonald.

La perspectiva es una falsa 2D, con los edificios cortados en sección, nos recuerda a aquel mítico School Daze o Back to School de Spectrum, con un manejo y movimiento de los personajes muy similar al de aquellos míticos títulos que justo ahora se cumplen nada menos que 30 años.

Ocupamos una casa con multitud de habitaciones, esta tiene claros signos de fatiga por la guerra y son muchos los escombros que andan esparcidos por el suelo, impidiendo el paso a algunas de las habitaciones donde parece haber objetos de interés.

El juego se desarrolla en dos turnos por cada día. Uno de ellos es lógicamente el día. En la pantalla podemos ver la hora que es y la temperatura que hace, esto es importante para poder organizar lo mejor posible hasta que llegue la noche. 

Normalmente el día lo pasamos en nuestra casa ocupada, intentando realizar mejoras que hagan más agradable nuestra estancia en ella. Para ello primero debemos limpiar de escombro las habitaciones, podremos hacerlo con nuestras propias manos o con una pala.

Evidentemente lo mejor es lo segundo, pero para ello necesitaremos construir antes un banco de trabajo que nos permita fabricarla y también ganzúas o palancas para abrir puertas de armarios que han quedado bloqueadas,

Para construir estos bancos de trabajo necesitaremos tablones y algunas herramientas, que encontraremos por la casa, pero que nos servirán sólo para el primer y segundo día, ya que estos recursos se agotarán rápidamente.

Al caer la noche, comienza un turno totalmente distinto. Durante la noche, a través de un menú, debemos asignar unas funciones a cada uno de los integrantes del equipo. Estas funciones deberán proporcionar seguridad a nuestro escondite y descanso a alguno de nuestros protagonistas.

Podremos elegir entre salir a buscar recursos durante la madrugada por toda la ciudad, dormir para descansar o bien dejar a alguien de guardia para evitar que los objetos que tengamos en nuestra morada puedan sean robados por los amigos de lo ajeno que merodean los alrededores.

Tanto dormir como vigilar la casa son acciones automáticas, pero donde realmente se vive lo más emocionante de This War of Mine es saliendo a buscar recursos por variopintos lugares de la ciudad.

Desde un mapa podremos ver todas estas ubicaciones, que se irán multiplicando cada nuevo día que sobrevivamos. Encontraremos edificios de todo tipo, como hospitales, almacenes, colegios, apartamentos, casas individuales o iglesias, todos estos lugares, en mayor o menor medida, se encuentran casi en la ruina.

En su mayoría son lugares abandonados que han sido tomados por todo tipo de personas. Antes de decidirnos a saquear un lugar, podremos ver un pequeño informe de estos sitios donde podremos saber qué tipo de materiales encontraremos, como comida, medicamentos, materias primas, armas o herramientas.

Pero también nos avisará de si existen amenazas o peligros que debamos tener en cuenta, ya que puede que nos encontremos a personas con oscuras intenciones y armadas hasta los dientes.

Cada edificio tiene su propia historia en This War of Mine. Podemos encontrarnos casas abandonadas en las que no encontrarnos con nadie y saquear a nuestro ritmo, otras en las que nos cruzaremos con otras personas como nosotros, que sólo buscan algo de comida y materias primas para sobrevivir, con las que incluso podremos hacer negocios realizando intercambio de objetos.

En otras sin embargo habrá gente poco amistosa y armada, que es mejor evitar mientras no hayamos podido fabricar o comprar algún tipo de arma. Al movernos por estos edificios, habrá una especie de niebla de guerra que no nos permitirá verlos, pero sí saber si hay alguien cerca.

Unas ondas circulares rojas nos alertarán de que hay alguien en la habitación de al lado, para lo que podremos mirar a través de la cerradura y ver lo que hay en l ahabitación. Si no hacemos ruido, todo irá bien, pero si nos ponemos a pegar porrazos a un armario para abrirlo, entonces vendrán a buscarnos y las consecuencias serán fatales.

Aquí es donde se ve más claramente la vertiente de sigilo que tiene este juego, hay incluso huecos en las paredes donde escondernos y despistar a quien nos persiga. Pero lo grande de This War of Mine es que cada localización tiene sus propios misterios y sorpresas, así como sus moradores.

Podemos encontrarnos a gente que les de igual lo que hagamos, mientras no sea delante de sus narices, un como en la vida real, por lo que nos conviene ser educados y e incluso antes de comenzar la misión proveernos de objetos de valor que tengamos en nuestra casa para poder intercambiar con quien nos lo ofrezca.

En una ocasión nos hemos topado con un chico que nos pedía medicamentos para su padre, pero que lamentablemente no teníamos. Pero sin duda, donde This War of Mine muestra su mayor crueldad es en situaciones donde debemos tomar decisiones que perseguiran a nuestra conciencia durante muchos dias.

La conciencia es la madre de la ciencia

Nuestros personajes para sobrevivir necesitarán recolectar por las noches alimentos, materias primas, herramientas y todo tipo de objetos que nos ayuden a llevar una vida mejor.

El objetivo de este juego es sobrevivir el mayor número de días posible, para lo que nuestros personajes deben estar descansados, para ello debemos construirles camas donde dormir, sillas donde sentarse a leer un libro, una cocina donde preparar los alimentos o una radio donde escuchar lo que ocurre en el exterior.

Pero hay otras cosas que afectan y mucho a nuestros personajes, porque las secuelas de una noche de saqueo pueden ser devastadoras para todos ellos. En la parte inferior derecha de la pantalla veremos cómo se encuentran, ya que a la izquierda de su foto se muestran distintos mensajes de estado.

Nos pueden decir que tienen hambre, que están heridos, que tienen sueño o mucho peor, que se encuentran deprimidos por algunos hechos de los que no se sienten especialmente orgullosos. 

Porque os encontrareis con casas habitadas, con abundante comida y recursos muy útiles, pero que están habitados por inofensivos ancianos que en lugar de oponer resistencia saldrán corriendo lo más alejados de nosotros, mientras nos suplican clemencia y que nos llevemos todo lo que podamos.

Sin duda es la ocasión perfecta para llenar nuestra nevera y hacernos con un buen botín, pero el precio a pagar es alto, sobre todo a la larga. A la mañana siguiente, cuando nuestro personaje llega a casa tras este duro episodio, no hace más que intentar justificarse a sí mismo el por qué ha saqueado la casa de esos pobres ancianos.

Veremos cómo sobre la cabeza de este personaje se suceden los mensajes que justifican la acción, pero el verdadero ánimo de nuestro protagonista se muestra claramente en su estado, donde podemos ver cómo entra en una profunda depresión.

Este aspecto de This War of Mine es uno de los más destacados, ya que cada acción que desarrollemos cada día y noche tendrá una incidencia directa sobre el ánimo de nuestros personajes, tanto si son buenas como malas, estas circunstancias determinarán el ánimo de nuestros protagonistas.

Cada día que pase podremos ver cómo los mensajes de cada uno de ellos nos muestran sus pensamientos más íntimos, que van desde la satisfacción por haber tenido una buena noche de colecta a desear su propia muerte para dejar de sufrir cuanto antes.

Con ello, los chicos de 11Bit Studios han querido mandar un mensaje acerca de las horribles secuelas sicológicas que puede dejar una guerra incluso sobre las personas más fuertes y saludables.

Apartado técnico

Dentro de las limitaciones que un juego con un falso 2D nos puede trasmitir visualmente, hay que decir que la ambientación es impecable, con un motor 3D que hace gala de numerosos efectos lumínicos que ambientan de manera excelente los escenarios que saqueamos por las noches.

Lluvia, iluminación de vehículos, fuego, desenfoques que nos impiden ver lo que hay al otro lado de la puerta y toda una serie de efectos visuales que rayan el sobresaliente, siempre dentro de las limitaciones de un juego con aspecto indie.

El sonido es un apartado de suficiente, nada más, la música es bastante monótona y en algunos momentos irritante, quizás lo peor del juego.

Los controles, mucho mejor con el ratón, hemos intentado usar el mando de Xbox 360, pero al final da lo mismo porque sigues necesitando jugar con el ratón. El control es fácil, pinchamos con el ratón dónde queremos que vaya nuestro personaje y allá irá.

Lamentablemente, a la hora de publicar este análisis, hay que decir que This War of Mine está traducido a siete idiomas, pero ninguno de ellos es el castellano, aunque no es crucial para su desarrollo.

Conclusión

This War of mine es un juego de adicción un tanto gradual, y con esto quiero decir que no te enganchará desde la primera partida, en la que durarás como mucho cuatro o cinco días en pie, ya que hacerse con el ritmo de juego es la consecuencia de una curva de aprendizaje relajada.

Lo normal es que tengamos que sacrificar varias veces a nuestros protagonistas para entender del todo el trasfondo que tienen estos personajes, para darnos cuenta de que todas y cada una de las acciones que llevan a cabo cada día son cruciales para su estado de ánimo, lo que es vital para su supervivencia.

This War of Mine es un juego para gente paciente, con una gran carga de crafteo y pequeñas dosis de sigilo que según vamos avanzando en el juego se van convirtiendo en tareas cada vez más importantes. Nada recomendable para los que busquen acción y desenfreno en un entorno bélico.

Una crítica abierta a la guerra, e intenta introducirnos en la cruenta vida de los más afectados por ella. Un buen survival, quizás falto de ritmo en algunos momentos, pero que tiene recompensa si somos perseverantes.

Valoración

Muestra el lado más cruel de la guerra, el de aquellos que sólo buscan sobrevivir y no pertenecen a ningún bando, te obliga a tomar duras decisiones, un survival con mucho crafteo y ciertas dosis de sigilo

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El crafteo nocturno, los variados y realistas escenarios, personajes con mucha carga sicológica

Lo peor

En ciertos momentos falto de ritmo y algo repetitivo, no está traducido al castellano

Lecturas recomendadas